CERMI Aragón traslada las demandas de las entidades sociales a la consejera de Sanidad

CERMI Aragón ha solicitado a Sira Repollés, consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, como propuestas más destacadas, una tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19 para todos los usuarios tanto de residencias como centros de día, que se reanude el proyecto de ginecología accesible, o garantizar la accesibilidad en la comunicación en las relaciones con el personal sanitario de Urgencias.

Una delegación del Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Aragón -CERMI Aragón-, encabezada por su presidente Luis Gonzaga, se ha reunido por primera vez este martes con la consejera de Sanidad, Sira Repollés, para trasladarle todas las demandas de las entidades sociales y de las personas con discapacidad.

En la reunión, además de la consejera, han estado presentes el director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad, el director de Trasformación Digital de Sanidad en Aragón, Juan Coll, y el director gerente del Servicio Aragonés de Salud, José María Arnal.

Entre las peticiones más populares entre las entidades, se encuentra la de suministrar una tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19, “no solo en residentes mayores de 65 años, sino también en el resto de residentes y personas usuarias de centros de día, ya que igualmente son de riesgo”.

Ante esta petición, la consejera de Sanidad ha señalado que el propio Gobierno de Aragón no tiene potestad para decidir sobre el ritmo de vacunación. “Seguimos la estrategia estatal de vacunación que marca el Ministerio de Sanidad y no depende de nosotros elegir a qué usuarios administrar las dosis, pero es una medida que se ha de tener en cuenta”, ha añadido Repollés.

Las entidades han solicitado que se reanude el proyecto de ginecología accesible que se iba a llevar a cabo pero que quedó paralizado por la pandemia. “-Este mismo martes- han entrado en vigor las nuevas normas sanitarias y con ellas procuraré que se dé impulso y se reactive el desarrollo de la unidad de ginecología accesible”, ha asegurado Repollés.

Asimismo, las entidades han pedido que se establezcan medidas de relajación en los centros asistenciales ante el Covid-19. Sugieren adoptar protocolos diferentes para personas con discapacidad y para mayores. En respuesta, Repollés ha subrayado que “hemos entrado ya en Fase 1 y tenemos una reunión con el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales para determinar qué medidas y qué protocolos van a seguirse a partir de ahora”.

En cuanto a la Salud Mental, las entidades han trasladado su inquietud por la poca implicación y visibilidad que se le otorga, y preocupan los efectos que produzca la pandemia en este sector. “Somos conscientes del problema y ya se están buscando medidas para ampliar el número de profesionales de atención en salud mental”, ha destacado la consejera. “Nos comprometemos a trabajar con las entidades de personas con discapacidad mental, sus familias y con todas las demás que presten este tipo de servicio para elaborar un nuevo plan de Salud Mental de Aragón”, ha concluido Repollés.

En la misma línea, las entidades recalcan la importancia de abrir de nuevo el acceso al servicio de rehabilitación de pacientes crónicos, pacientes con enfermedades neurológicas, trastornos del movimiento, entre otros. Se solicta que se garantice el acceso a la sanidad universal y a todas las tecnologías sanitarias y tratamientos necesarios para la protección de la salud de las personas con discapacidad.

Las entidades han puesto de relieve la necesidad de garantizar una buena accesibilidad cognitiva, en este caso, en el sector de la salud mediante documentos más fáciles de entender, una mejora de la orientación en edificios o facilitar sistemas alternativos y aumentativos de comunicación para las personas con grandes necesidades de apoyo.

Por último, desde la discapacidad sensorial se ha pedido que se lleve a cabo la instalación de llamadores de turno accesibles además de mejorar la accesibilidad visual de la señalética.

Una necesidad fundamental es garantizar la accesibilidad en la comunicación en las relaciones con el personal sanitario en Urgencias, a través de video-interpretación -Svisual- para que las personas con discapacidad auditiva puedan mostrar su consentimiento de manera informada, usando así el programa SVisual en admisión, la sala de triaje, realización y resultado de pruebas, diagnóstico, entre otros.

Dicho servicio consiste en una video-interpretación en lengua de signos castellana que permite a personas con discapacidad auditiva y personas oyentes, comunicarse de manera simultánea, a través de la figura del intérprete.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies