CCOO lamenta la muerte en accidente laboral de dos trabajadores y exige medidas de seguridad

El sindicato lamenta el fallecimiento de dos trabajadores en Aragón, uno en la localidad monegrina de Poleñino, mientras estaba manipulando unas pacas que han caído sobre él, y el otro en el cruce de la calle Mariano Lagasca con Gil de Jasa, en Zaragoza capital, cuando se encontraba estacionado al volante de uno de los vehículos de Grúas El Portillo. Muestra también sus condolencias y solidaridad con sus familias, amigos y compañeros.

Imagen de archivo de una concentración en Zaragoza contra los sindicatos contra los accidentes laborales. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Este pasado martes, 2 de agosto de 2022, a primeras horas de la mañana, se produjo un accidente mortal en la localidad de Poleñino -Monegros-. Un hombre de 39 años de edad falleció mientras estaba manipulando unas pacas en un secadero de forrajes cuando éstas, por causas que por el momento se desconocen, han caído sobre él y lo han sepultado. El peso de las pacas era de unos 3.000 kilos y, aunque hasta el lugar del accidente se han desplazado efectivos de la Guardia Civil, Bomberos de la Diputación Provincial de Uesca del parque de Sarinyena y personal sanitario, no se ha podido hacer nada por salvar su vida.

Para CCOO Aragón “en este accidente mortal y a la espera de la investigación de la inspección de trabajo, parece que han fallado las medidas de seguridad adecuadas que podían haber evitado el aplastamiento de esta persona”.

Se trató de un día nefasto, pues sólo unas horas más tarde, se produjo una segunda muerte por accidente laboral. En esta ocasión el fallecimiento fue en Zaragoza capital y la persona fallecida es un trabajador de 57 años perteneciente a la empresa Grúas El Portillo y delegado de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Aragón.

Al parecer, el vehículo que conducía estaba estacionado para proceder a efectuar labores de carga y descarga, cuando se ha sentido indispuesto y segundos después se ha desplomado. Según fuentes policiales, un compañero del fallecido ha indicado que el trabajador se sentía mareado y que poco después ha empezado a convulsionar. Aunque el personal sanitario que se ha desplazado en ambulancia hasta el lugar de los hechos ha intentado reanimarle, no ha sido posible salvar su vida. A la espera de la investigación y de acuerdo con los datos proporcionados, parece que el trabajador ha sufrido un accidente cardio vascular.

CCOO recuerda una vez más “que morir en el trabajo como consecuencia de un accidente cerebro vascular o cardio vascular está considerado como accidente de trabajo denominado no traumático”.

Sobreesfuerzos, tensión excesiva, estrés, gran carga de trabajo e incluso altas temperaturas pueden ser las causas laborales de este tipo de patologías.

En Aragón, con estas dos muertes, ya son diez las registradas en jornada de trabajo, además de otros tres accidentes laborales mortales “in itinere” en lo que va de año.

CCOO recuerda una vez más, que “es el empresario el responsable de evitar el riesgo y de tomar medidas de prevención para evitar accidentes”. La central sindical exige el máximo rigor en la investigación de estos hechos luctuosos y en el establecimiento de responsabilidades y reclama a las empresas el cumplimiento estricto de la legislación y una mayor implicación en la prevención de riesgos laborales y a la administración la dotación de recursos para la inspección y control, así como la adopción de medidas de toda índole para evitar los accidentes laborales.

Luis Clarimon, secretario de Salud Laboral de CCOO Aragón, asegura que “en la siniestralidad laboral no existe la fatalidad. Hay que establecer en la investigación las posibles responsabilidades de estas dos muertes”.

El sindicato afirma que nadie debería morir en el trabajo y para ello es necesario que las empresas tomen cuantas medidas sean necesarias para evitar los accidentes. También, en este sentido solicita a las Administraciones Públicas que incrementen el número de efectivos, y la actividad inspectora, de la Inspección de Trabajo y el ISSLA.

“Queremos, una vez más, mostrar nuestras condolencias y solidaridad con las familias, amigos y compañeros de las personas fallecidas. Nadie debería perder la salud o la vida en el trabajo”, enfatizan.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies