Ecología

Castanesa: entre la indefensión y el enfado

Además de la nieve que estos días cubre las montañas ribagorzanas también han caído nuevas sorpresas en el desconcertante proceso de ampliación de la estación de esquí de Cerler
| 19 noviembre, 2019 07.11
Castanesa: entre la indefensión y el enfado
Maquinas en Castanesa. Foto: PDMA

A las dudas planteadas ante la Consejería de Vertebración del Territorio y las solicitudes de información que se han hecho ante este mismo órgano, sobre las obras llevadas a cabo en la zona del collado de Basibé, se suma ahora el anuncio de la Confederación Hidrográfica del Ebro que somete a información pública las citadas obras con el título de “Fase 0 (cero) de la ampliación de la estación de esquí de Cerler”.

Ecologistas en Acción Ribagorza señala que «Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque ha pedido permiso para actuar en zona de dominio público hidráulico varios meses después de ejecutar actuaciones en la ladera y la CHE, siempre despierta ante sus obligaciones de policía de cauce, somete a información un proyecto que realmente desconocemos, entre otras cosas porque la Consejería citada aún no nos ha dado la información requerida».

Así las cosas, la organización ecologista sostiene que está «en una situación que oscila entre la indefensión y el enfado», porque «no conocemos a ciencia cierta el proyecto del que se informa y sobre el que debemos alegar».

«No lo conocemos porque no se ha hecho público el proyecto de ampliación a que se refiere la CHE. Desconocemos sus fases y por tanto es difícil argumentar en este espinoso asunto que ha alcanzado este adjetivo porque, además de ser, en nuestra opinión, un proyecto claramente fuera de contexto en lo que a la realidad social, medioambiental y climática se refiere, está resultando también causa de enfrentamiento entre los intereses de los vecinos y vecinas de los municipios de ambos lados del collado de Basibé», añade la organización ecologista.

Para Ecologistas en Acción Ribagorza, «la misma falta de consideración y transparencia con que Aramón ha enfocado desde sus orígenes la ampliación de la estación de Cerler, luce ahora también en la empresa Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque en su relación con los vecinos de Castanesa y sus gestiones para ocupar el territorio en que se quiere actuar». A fecha de hoy, «nadie tiene claro el alcance de las obras que se solicitan ni si éstas implican un nuevo acceso desde Fonchanina, como quieren unos y parecen no desear los otros».

«En resumen -continúan-, este es un episodio más en esta feria ribagorzana de las vanidades en el que vamos a tener la posibilidad de manifestar nuestro desacuerdo si, claro está, en el periodo de alegaciones tenemos la fortuna de saber de qué va el asunto».

La organización ecologista vuelve a subrayar que «no estamos en contra del progreso de la Ribagorza pero si en contra de ampliaciones de estaciones de esquí con claros daños medioambientales y nulo porvenir».

«Y si Aramón y DGA siguen adelante, los ciudadanos y asociaciones queremos tener una información fidedigna, y la seguridad de que tanto la empresa promotora como la administración juegan limpio en el proyecto de ampliación de Cerler. A día de hoy carecemos de estas garantías. de la información mínima para saber que se quiere hacer, que permisos se han solicitado y concedido y como quieren encajar sus propósitos dentro de unas normativas de  obligado cumplimiento», concluyen.

Noticias relacionadas

19 noviembre, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR