Carta de COAGRET a Lambán sobre la Mesa del Agua se han garantizado “mayorías para unos intereses” favorables a las grandes obras hidráulicas

La Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET) ha enviado una carta al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, tras la propuesta de mesa de diálogo del agua. Esta entidad ha aclarado en su escrito que está “en profudo desacuerdo” tanto en el fondo como en la forma de esta mesa.

Lambán
Celebración de la victoria del Galligo. Foto: Coagret

En primer lugar, consideran un error, en cuanto a la pluralidad de representación, que sea la Comisión Permanente quien proponga la creación de la Mesa del Diálogo del Agua y decida sobre las ponencias específicas en que se articulará. De esa forma se ha privado de opinión, apuntan, a un sector importante de personas afectadas por la gestión hidráulica, “puesto que no estamos presentes en la Comisión Permanente”. Creen igualmente errónea la designación de los cuatro expertos, “sin acreditar siquiera que lo sean, que, en nuestra opinión representan los intereses de alguna de las partes con un relevante papel en el seno de las ponencias que se crearán, de acuerdo con la propuesta”, apuntan en la carta dirigida a Lambán.

Por el contrario, lo perfilan como un “escenario de confrontación” en el que previamente se han garantizado “mayorías para unos intereses y concepciones frente a otros, entre los que nos contamos”. Este método, explican, no es el más adecuado para debatir y acercar posturas entre las diversas partes en conflicto y advierten de que les parece que tendrá un resultado “profundamente negativo”. “En esas condiciones a nadie debería sorprender si, de mantenerse este formato de mesa de diálogo, los afectados por obras hidráulicas no nos sentáramos en esa pretendida mesa de diálogo”, denuncian desde COAGRET.

Por ello, instan a cambiar la metodología y la propia mesa de diálogo, en línea con la experiencia positiva que supuso la Iniciativa Social de Mediación que arrancó en 2002 y que ha venido siendo altamente valorada como pionera en la resolución de conflictos como los que hoy siguen afrontando. “Se trata de avanzar en medidas que susciten consenso, como se hizo en los casos de Santaliestra y Matarraña; y somos conscientes de que tales medidas existen y pueden ayudar a superar los conflictos vigentes en Aragón”, añaden.

Desde luego, para COAGRET, estos conflictos no se cerrarán mientras las personas afectadas no sean reconocidas, escuchadas y atendidas. Por ejemplo, recuerdan las compensaciones de La Galliguera, tras más de treinta años de incertidumbre y amenazas, de las que se ha liberado sólo tras la reciente Sentencia del Tribunal Supremo sobre el embalse de Biscarrués. “Se debe poner punto y final a este proyecto de forma oficial y compensar estos años hipotecados, de forma injustificada, como ha demostrado la sentencia”, subrayan en la carta a Lambán. Pero además, recuerdan que se deben reconocer y atender otros conflictos existentes en Aragón como los del recrecimiento de Yesa, el embalse de Mularroya, las reivindicaciones que pueden cerrar definitivamente la conflictividad en el Matarranya o la situación en el río Guadalope tras el cierre de la térmica.

“Si el Gobierno apuesta realmente por una gestión sostenible de los recursos hídricos, con una adecuada adaptación al cambio climático, es necesario promover una iniciativa de mediación real, consensuando un mediador o mediadora entre todas las partes, en lugar de la propuesta planteada actualmente a los órganos de la Comisión del Agua, que en la práctica imposibilitará cualquier acuerdo”, concluyen en la carta enviada a Javier Lambán.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies