Cada vez son más las voces que apoyan la liberación de las patentes de las vacunas contra el COVID-19

EEUU, la UE y el Estado español están dispuestos a discutir las propuestas de liberación de las patentes de vacunas, con el objetivo de acelerar el proceso de inyección. Esta propuesta ha sido calificada de “decepcionante” por la Federación Internacional de Farmacéuticas, mientras la OMS y MSF la aplauden: "Si se liberan las patentes de las vacunas en un año se podría inmunizar a toda la población mundial".

Vacunas de AstraZeneca.

Sorprendentemente, ha sido Estados Unidos de los primeros estados en apoyar la suspensión de las patentes de las vacunas. Katherine Tai, representante de Comercio Exterior, ha dado la noticia pero ha querido dejar claro que siguen creyendo en la protección de la propiedad intelectual “firmemente”.

Se trata, ha dicho, de una cuestión de salud global bajo circunstancias extraordinarias. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha celebrado la noticia, clave en la lucha contra el virus.

Por su parte, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha ido en la misma línea al afirmar que está “dispuesta a discutir” la propuesta de Estados Unidos, con su presidente Joe Biden a la cabeza.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, habla de una “tercera vía”, que pasaría por compartir tecnología entre los estados, posición defendida por la Organización Mundial del Comercio (OMC). Lo que sí piden por ahora desde la UE a los estados, es que se permitan las exportaciones de suministros.

Desde Francia, Emmanuel Macron es de los pocos presidentes europeos a favor de levantar las patentes y a él se ha sumado también el Estado español. Carmen Calvo ha defendido que esa propuesta estaba encima de la mesa. De esta forma, el Ejecutivo español se suma a la lista de apoyos a esta medida.

No obstante, hay que recordar que hace dos semanas en el Parlamento Europeo se tumbó una enmienda del texto sobre el certificado Covid respecto al levantamiento de las patentes. Los miembros populares, socialistas, liberas y ultraconservadores de la cámara (PSOE, PP, Ciudadanos y Vox, por parte del Estado español) votaron en contra. Los verdes y la izquierda (Unidas Podemos, ERC, Bildu/BNG/Puyalón, PNV y Junts) votaron a favor.

India y Sudáfrica llevan desde octubre de 2020 pidiendo la suspensión de las patentes, tests y tratamientos contra el COVID-19, apoyados por otras tantas decenas de países empobrecidos por el colonialismo. Hasta ahora, Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido y Suiza (productores de estos fármacos) se declaraban contra esta propuesta.

Las farmacéuticas reaccionan

El anuncio de Joe Biden ha sido tachado de “decepcionante” por la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas (Ifpma). También ha sido acogido con fuertes caídas de las acciones de estas empresas en Wall Street.

Según esta Federación, así no se aumentará la producción de dosis, sino que se frenaría la competitividad en investigación que hasta ahora ha logrado desarrollar las vacunas en tan poco tiempo.

Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha celebrado el anuncio de EEUU al considerar que es "clave en la lucha contra la COVID-19". En una entrevista en la emisora RAC-1, el exdirector del Programa de Medicamentos de la OMS, Germán Velásquez, ha afirmado que si se liberan las patentes de las vacunas "en un año se podría inmunizar a toda la población mundial".

Por su parte, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha recordado que Estados Unidos ha conseguido suficientes dosis como para proteger a toda su población "y aún le quedan más de 500 millones de vacunas sobrantes". En ese sentido, ha avisado de que si Estados Unidos quiere acabar con esta pandemia también debe compartir sus dosis de vacunas excedentes y llenar el "vacío de acceso" hasta que otros fabricantes estén en disposición de aumentar la producción.

Un debate estancado

La UE se escuda en que el proceso de liberar las patentes de las vacunas está en manos de la OMC y que no saben cuánto tiempo tardará en concluir esa discusión. Este debate lleva meses estancado en la OMC, con posiciones muy dispares entre los estados. Por un lado, el sur apoya la medida porque podrá ayudar a aumentar el suministro, y por otro, los estados productores, principalmente, se niegan hasta ahora. Las industrias farmacéuticas y biotecnológicas mandan.

Las medidas de la OMC solo se pueden adoptar por consenso, no obstante el mensaje de Estados Unidos es importante para generar presión en el resto de Estados miembros.

Este asunto volverá a ser abordado por los jefes de Estados y Gobierno en la cumbre informal que tendrá lugar en Oporto este viernes.

Misma reivindicación desde Aragón

En esta línea está el Ayuntamiento de Zaragoza que aprobó en Pleno una moción el pasado 30 de abril a propuesta de Zaragoza en Común, por la que se solicitaba una “exención de patentes” para su acceso universal. La moción manifestaba “el derecho a la salud como un derecho prioritario, anteponiendo su garantía al beneficio privado” e instando al gobierno del Estado español “a manifestar su apoyo a la exención de patentes de vacunas COVID y promover y defender dicha exención en todos los organismos europeos y mundiales”.

Por su parte, también en Aragón este jueves ha sido CHA quien ha reclamado en el Senado que el Gobierno español inste a la Unión Europea a liberar las patentes. La Secretaria General de Chunta Aragonesista, Isabel Lasobras, ha considerado “una gran noticia” el apoyo de EEUU al levantamiento de la protección de la propiedad intelectual de las vacunas contra el COVID-19, una decisión a la que, espera, se sume la Unión Europea, y que CHA lleva tiempo reclamando.

En este sentido, Lasobras ha anunciado la presentación de una iniciativa en el Senado, a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para reclamar al Gobierno español que tome las medidas oportunas para instar a la Unión Europea a que apoye la exención de esa protección para las vacunas contra el COVID-19.

Por su parte, Luis García Arrazola, coordinador del Rolde de Solidaridad y Agenda 2030, ha insistido en la necesidad de impulsar un plan de acceso universal y equitativo a las vacunas contra el COVID-19, basado en los principios de justicia, equidad y solidaridad. “Nadie estará a salvo hasta que todos y todas estemos a salvo”, ha finalizado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies