Bases para una energía sostenible en nuestros dos mundos: rural y urbano

Probablemente, al filo del 2040 toda la energía eléctrica consumida en España tendrá su origen en energías de las llamadas limpias. Eso es una muy buena noticia, si es que se da. Por poner en contexto el artículo con cuatro cifras, diremos que la producción eléctrica en 2020 fue de 245 TKwh (Tera-kilovatios. Hora). Siendo un Tera igual a mil Gigas o 1 billón (con b) de Kw. Las energías renovables (eólica-solar-hidráulica) produjeron el 44% de esta cantidad. Las energías “sucias” (carbón, nuclear, ciclo combinado y cogeneración) lo hicieron con el 56% de aquella cifra. Repasemos brevemente las que disfrutan …

bases
Carlos Tundidor

energía

Probablemente, al filo del 2040 toda la energía eléctrica consumida en España tendrá su origen en energías de las llamadas limpias. Eso es una muy buena noticia, si es que se da.

Por poner en contexto el artículo con cuatro cifras, diremos que la producción eléctrica en 2020 fue de 245 TKwh (Tera-kilovatios. Hora). Siendo un Tera igual a mil Gigas o 1 billón (con b) de Kw.

Las energías renovables (eólica-solar-hidráulica) produjeron el 44% de esta cantidad. Las energías “sucias” (carbón, nuclear, ciclo combinado y cogeneración) lo hicieron con el 56% de aquella cifra.

Repasemos brevemente las que disfrutan del calificativo de “limpias”. Son energías cuyo origen es:

Eólica: con mayor o menor potencia, el origen es el viento. Un aerogenerador transforma la energía cinética de las corrientes de aire en energía eléctrica. El proceso de extracción se realiza principalmente gracias al rotor, que transforma la cinética en energía mecánica primero, y al generador, que transforma la energía mecánica en eléctrica.

Termo-solar: el origen el sol concentrando los rayos en colectores cilindro-parabólicos o en los de tipo torre heliostática, con el efecto de una lupa gigante. El calor acumulado se envía a un intercambiador (turbina) y, posteriormente, a una caldera o termo que funciona como acumulador.

Foto-voltaica: los fotones (energía lumínica) son absorbidos por células fotovoltaicas (semiconductores) y transformados en electrones (energía eléctrica).

Hidroeléctrica: la fuerza del agua en pequeños o grandes saltos mueve turbinas que producen energía mecánica, esta se transforma en eléctrica mediante alternadores.

Mareomotriz: La energía mareomotriz es la energía que se obtiene aprovechando el potencial mecánico de las mareas: mediante el uso de un alternador, genera electricidad.

Vulcanológica o interna de la tierra: Inmensa fuente a estudiar primero y desarrollar en segundo plano.

Térmica por intercambio: Un intercambiador de calor es un dispositivo diseñado para transferir calor entre 2 fluidos o entre un fluido y un sólido que está en contacto con dos fluidos. Imaginemos el calor producido por un proceso industrial en una chimenea. Podemos calentar agua hasta vaporización y esta mover un elemento mecánico o ir a un alternador. ​

Estas son las principales fuentes de energía que llamamos limpias y que estarán disponibles en breve, o lo están ya. Falta enunciar otro tipo como es la del hidrógeno como fuente emisora; está a medio camino pero, hoy, no podemos tenerla como tal a corto plazo. El hidrógeno se convierte en fuente de energía merced a una  tecnología similar a la de fabricación de pilas. Las pilas de combustible necesitan un suministro de hidrógeno y de aire para producir electricidad. El hidrógeno y el oxígeno penetran en la célula que facilita la reacción electroquímica. De este modo se libera electricidad, calor y agua (H2O). Dentro de unas décadas, probablemente, automóviles y otros ingenios a motor se moverán con pilas de combustible de Hidrógeno. Será la tercera revolución energética.

En las próximas décadas, las que más se desarrollarán serán las de tipo eólico y las fotovoltaicas. Independientemente de ello, los vehículos a motor se moverán con baterías. Las instalaciones de molinos y de parques fotovoltaicos deberían regularse de manera tal que su puesta en marcha masiva no provoque afecciones importantes sino todo lo contrario: producción de energías limpias, sostenibles, respetando el medio ambiente y siendo generación de riqueza para una gran mayoría y no, solo, para unos pocos.

Es fácil predecir la salvaje proliferación de mega-parques de ambos tipos, eólicos y fotovoltaicos, que se barrunta en nuestro territorio, a la caza del beneficio óptimo por las grandes empresas eléctricas del país. Estas, utilizarán todas las tapaderas posibles: empresas a la caza de subastas —Forestalia— otras intermediarias en la construcción, en el estudio del medio ambiente, en la generación de energía, etc. A la postre, marionetas de las siete grandes eléctricas del país. Lo peor es que muchos de los políticos actuales son, a su vez, polichinelas de aquellas —ese es el objetivo de las “puertas giratorias” —. Habrá que pelear, y mucho, desde todos los ámbitos sociales por establecer unas condiciones mínimas para la ordenación del sector y evitar que se comporte atendiendo a la “Ley de la Selva”.

Si esto ocurriera, incrementaría las desigualdades en el mundo rural y ayudaría a vaciar, todavía más, los territorios de la España interior, los necesarios para la producción de este tipo de energías.

ORDENACIÓN BÁSICA EN EL TERRITORIO PARA LA PRODUCCIÓN DE ENERGÍAS SOSTENIBLES: MEDIDAS NECESARIAS (Creo que son todas las que son, pero puede que falten algunas otras).

  1. Creación de una Empresa Nacional de Energía. Un ente público que regule y sirva de árbitro final para poner coto y límite a los excesos derivados de la búsqueda SOLO de beneficios de las privadas.
  2. Formalizar una Agencia Española para la Ordenación de la Energía que articule la normativa para coexistir, en la mejor armonía posible, este tipo de energías con el Medio Ambiente, con el medio natural y con la sostenibilidad.
  3. La instalación de estos Parques eléctricos solo se hará con el consentimiento del Territorio concreto (municipios y Comarcas) en un acuerdo entre sus representantes políticos y los entes sociales.
  4. La instalación de estos Parques eléctricos nunca podrán ser obstáculos importantes en la riqueza paisajística de los municipios o Comarcas.
  5. Serán prioritarios los terrenos públicos para la instalación de estos Parques eléctricos, siempre que sea posible. Solo si no pudiera ser así, serían los privados bajo la supervisión de tal Agencia y de los territorios concretos.
  6. Siempre que se pueda, se formalizará una Cooperativa municipal o comarcal para la gestión de las plusvalías. Esta cooperativa podrá ser municipal al completo, o mixta con vecinos del propio municipio o con empresas privadas. Siempre, el 51% de las acciones serán de titularidad pública.
  7. Las plusvalías generadas de esta manera, irán para mejoras del territorio. Bien en su infraestructura o en la generación de medios de riqueza o puestos de trabajo.
  8. La instalación de Parques eléctricos deberá de regirse por un principio armónico y uniforme. De manera que no esté concentrada de manera alarmante, sesgada o desequilibrante la instalación de aquellos en pocas zonas de territorio. El reparto de dichas fuentes por el territorio de una comarca, de una provincia o de una Comunidad deberá ser atendiendo a ese principio compatibilizándolo con el de mínimo transporte.
  9. La Agencia Nacional para la Ordenación de la Energía será la que regule, y limite en su caso, la excesiva proliferación de Parques eléctricos. Si el consumo previsto en una fecha determinada es una cifra, imaginemos 250 TKwh, las concesiones en instalaciones de todo tipo de renovables no podrán superar esa cifra límite, con los factores de conversión correspondientes.
  10. Se impulsará la producción y gestión de productores en base a pequeñas industrias, autónomos o personas individuales. Con el añadido de que las empresas energéticas, o la ENE, estarán obligadas a la compra de dichos kilovatios.
  11. La Agencia Nacional de Energía velará y establecerá la producción de parques eléctricos lo más cercanos posible a los entes consumidores. Evitando, en lo posible, el derroche del transporte de la energía cifrada entre un 35 y un 45% sobre el costo.
  12. La creación de esta Agencia Nacional de la Energía que diseñe la estrategia energética para el futuro cercano en España será prioritaria. Es vital diseñar y planificar antes que dar el disparo para que todo el monte sea orégano.

Seguramente, estas medidas se pueden enriquecer, aumentar, mejorar, cambiar. Pero lo que creo que no cabe la menor duda es de que el proceso de la transformación energética en nuestro país debe de hacerse de una manera planificada, ordenada, en conjunción con los territorios, bajo los principios de que la riqueza vaya a las manos de la mayoría, sea sostenible y respetuosa con la Naturaleza, bienvenida por los habitantes del territorio, congruente con la forma de vida de estos y que dé pie a una mejora necesaria del clima y de nuestras posibilidades de supervivencia como planeta. Creo que estas premisas son innegables.

Lo que no puede pasar es que semejante transformación se produzca sin esa ordenación territorial; que solo ponga en marcha la carrera del beneficio por el beneficio de muchas empresas que carezcan de escrúpulos para machacar territorios si ello produce haberes en sus bolsillos. Que hay que equilibrar la lógica rentabilidad en las empresas con la censura al “todo vale”. Si no puede ser un beneficio comercial del “mucho por cien”, deberá ser conveniente el beneficio del “algo menos por cien” compatibilizándolo con el respeto al territorio y a las gentes que viven en él, con el medio ambiente, con la Naturaleza y con el proyecto de país que, demasiadas veces, es el opuesto por completo al del beneficio por el beneficio en la filosofía salvaje del neoliberalismo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies