Baixo Aragón - Caspe: cuarta comarca aragonesa que retrocede a fase 2 por un brote de coronavirus

Este lunes retrocedieron Cinca Baixa, La Llitera y Cinca Meya. Las cuatro comarcas colindantes están afectadas por brotes localizados principalmente en personas trabajadoras del campo. En las últimas 24 horas se han notificado 47 contagios nuevos -42 asintomáticos- de ellos 44 se localizan en Cinca Baixa, La Llitera y Cinca Meya, y tres en Baixo Aragón - Caspe.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, y el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo. Foto: DGA

La comarca del Baixo Aragón - Caspe retrocede a la fase 2 de la desescalada por un brote de coronavirus que afecta, hasta el momento, a once personas, todas ellas trabajadoras de empresas hortofrutícolas, según ha confirmado este martes por la tarde la consejera de Sanidad, Sira Repollés, en una comparencia.

De este modo Baixo Aragón - Caspe se convierte en la cuarta comarca que retrocede desde la "nueva normalidad", en la que entró Aragón este domingo, a la fase 2 de la desescalada, tras Cinca Baixa, La Llitera y Cinca Meya que lo hicieron este lunes. Las cuatro comarcas, situadas en el este de Aragón, son colindantes y 

El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, que ha acompañado a la consejera en la rueda de prensa, ha informado que en las últimas 24 horas se han notificado 47 contagios nuevos por COVID-19, 42 de ellos asintomáticos. De estos 47, 44 se localizan en los brotes surgidos en Cinca Baixa, La Llitera y Cinca Meya, y tres en Baixo Aragón - Caspe. 

"Solo en dos de los casos hay sintomatología asociada. La mayoría (42) son asintomáticos. Son casos leves y en principio, no amenazan la capacidad del sistema sanitario. Estamos ampliando las garantías de prevención pero debemos cumplir la distancia social", ha precisado Falo.

Repollés ha informado que este martes el Boletín Oficial de Aragón (BOA) ha publicado la orden por la que establece que, ante la aparición del citado brote, será de aplicación en la comarca Baixo Aragón - Caspe el régimen establecido en la fase 2 del plan de desescalada, con los mismos términos que los aplicados desde el lunes en Cinca Baixa, La Llitera y Cinca Meya.

De esta forma, entre otras indicaciones, se recomienda a todas las personas que tengan residencia habitual en el Baixo Aragón - Caspe que limiten su circulación a este comarca, "salvo que concurran circunstancias acreditables que justifiquen el desplazamiento a otra parte del territorio por motivos sanitarios, laborales, profesionales o empresariales, de retorno al lugar de residencia familiar, asistencia y cuidado de mayores, dependientes o personas con discapacidad, causa de fuerza mayor o situación de necesidad, o cualquier otra de análoga naturaleza".

En este sentido, Repollés ha incidido, al igual que este lunes, que "el nivel de incidencia no es grave en impacto sobre el sistema sanitario, pero sí hay riesgo de transmisión comunitaria". Así, ha advertido que "si las condiciones epidemiológicas exigieran que tuviésemos que tomar medidas más drásticas en el sentido de prohibir la movilidad nos dirigiríamos al Estado" que sería quien tendría que tomar "las medidas oportunas para poder exigir esa limitación de movilidad".

La consejera de Sanidad ha informado también que desde el viernes se han realizado 700 PCR en las comarcas Cinca Baixa, La Llitera y Cinca Meya, afectadas por los primeros brotes y ha añadido que "estamos realizando un seguimiento activo y de vigilancia de las personas afectadas".

Sobre el nuevo brote en Baixo Aragón - Caspe, Repollés ha explicado que está previsto la realización de unas 20 pruebas PCR. "Todas las personas afectadas están aisladas en sus domicilios y son personas que trabajan en la campaña de recogida de fruta en la zona", ha añadido Falo.

Montero: "Se cuenta con los instrumentos necesarios para acotar los brotes esporádicos y localizados"

Por otra parte, la portavoz del Gobierno español, María Jesús Montero, ha asegurado este martes que la pandemia de coronavirus está controlada y sigue la evolución prevista, por lo que el Ejecutivo español no está estudiando volver a decretar el estado de alarma "ni en el corto ni el medio plazo".

Montero ha recalcado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y Ministras que "se cuenta con los instrumentos necesarios para acotar los brotes esporádicos y localizados que están surgiendo en zonas concretas", como en las cuatro comarcas aragonesas que han retrocedido a fase 2.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies