Aragón reduce un 56,4% la incidencia acumulada pero los hospitales siguen soportando "una presión enorme"

La incidencia en Aragón ha descendido a 262,7 casos en la última semana, consolidando la bajada que se venía experimentado desde hace unos días. Sin embargo, existen elementos de incertidumbre, agravados con la inminente llegada del frío, como el aumento de la mortalidad, la situación de las residencias y la presión hospitalaria. En este sentido, las y los sanitarios aragoneses han difundido un mensaje: "Ayúdanos para que podamos ayudarte a ti".

Profesionales sanitarios del Hospital Miguel Servet durante el primer confinamiento. Foto: Miguel G. García (AZ)

En Aragón, según los datos provisionales de este viernes, los casos de positivos de COVID-19 notificados en las últimas 24 horas bajan a 412, 134 menos que el miércoles. Sin embargo, la tasa de mortalidad se mantiene y se sitúa en un 16,5%, con 10 personas fallecidas más, elevando la siniestra cifra a 2.178 muertes desde el inicio de la pandemia. Los casos confirmados desde el inicio de la pandemia ascienden a 71.427 y a 55.342 las personas que han superado la enfermedad, 1.342 más que un día antes.

Así, Aragón ha reducido un 56,4% la incidencia acumulada de COVID-19 desde el pasado 29 de octubre, fecha en la que se produjo el pico de esta tercera ola, con 602,8 casos por 100.000 habitantes a 7 días. En estos momentos, la incidencia ha descendido a 262,7 casos en la última semana. Pero todavía no se ha llegado a los niveles de seguridad fijados en el Consejo Interterritorial, donde se marcó una incidencia acumulada de 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días, como el grado extremo.

Esta evolución de la curva epidémica se refleja también en otros indicadores como la curva de positividad, que alcanzó un pico a finales de octubre del 23%, y que ahora se sitúa en una media del 10%. Asimismo, el número de reproducción básico instantáneo (Rt), es decir, el número promedio de contagios que cada persona infectada puede llegar a causar, está descendiendo progresivamente desde finales del mes de octubre. Si el día 21 este indicador era de 1,36 en estos momentos es menor a 0,6. Es decir, que la propagación del virus en Aragón también se ha ralentizado. De igual modo, el seguimiento de contactos revela la tendencia a la baja, con 10.544 seguimientos en estos momentos (14.091 la pasada semana), frente a los 24.297 que se dieron a finales del mes de octubre.

Con estos datos en la mano, el director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Javier Falo, aseguró este jueves que "la valoración de esta semana apunta a una dirección, un enfoque positivo porque de alguna manera se está consolidando la bajada que se venía experimentado ya desde hace unos días". Según Falo, esta "evolución favorable" tiene relación "con las medidas que se han ido proponiendo, tanto de reducción de movilidad horaria como de reducción de movilidad geográfica y limitación en los aforos y en las limitaciones de encuentro social".

Falo ha añadido que "hay más datos positivos, como la disminución muy fuerte de los porcentajes de positividad en las pruebas de detección en PCR y en las pruebas de antígenos". Además, ha dicho que "hemos mantenido un buen nivel de realización de pruebas, y hay otros elementos, como es la reducción de casos sospechosos que están llegando el sistema sanitario tanto en primaria como en especializada y en los hospitales". Todo ello, según el director general, configura "una visión que permite albergar las próximas semanas con un poco más de esperanza".

No obstante, existen elementos de incertidumbre por lo que "debemos asumir que este puente de diciembre -en el que se mantendrán los confinamientos perimetrales y las medidas restrictivas- y esta Navidad van a ser muy diferentes". En este sentido, Falo ha apuntado que se empieza a ver "un efecto atenuado en los ingresos en los hospitales, sobre todo, en camas convencionales, pero no se ve ese efecto tan claro en las camas UCIS, donde empieza a existir una cierta estabilización pero esperamos ver un descenso más acusado".

Otro aspecto preocupante es la evolución de la mortalidad, "que lleva un retraso de dos o tres semanas respecto a la disminución en la incidencia" y sigue en fase ascendente. "Confiamos que pese al abultado número de fallecimientos que se notifican cada semana se haya llegado ya a un pico y, en las próximas semanas, se produzca ya un claro efecto descendente", ha incidido Falo.

Respecto a la situación de las residencias de personas mayores en Aragón, en estos momentos hay 82 brotes abiertos, que afectan a 1.550 residentes y 543 trabajadores y trabajadoras, todos ellos positivos en coronavirus. El 62% de los casos se concentran en 10 centros. En la actualidad, hay 135 personas de centros residenciales que se encuentran ingresadas en hospitales aragoneses y los centros Covid atienden a 76 personas, teniendo en cuenta que en Casetas hay residentes positivos por coronavirus, pero Exea d'Albarrazín y Yéqueda atienden a residentes negativos. Desde que comenzó este segundo periodo de brotes en Aragón han fallecido 401 personas en las residencias de Aragón.

Sobre la frecuentación en los centros de salud, el volumen de casos sospechosos de COVID que se ven diariamente, Falo apunta a que se "consolida la tendencia a la baja y en las urgencias hospitalarias los casos sospechosos se estabilizan". Así, ha afirmado que la media de los últimos siete días de pacientes sospechosos de COVID atendidos en Atención Primaria es de 279, frente a los 486 de la pasada semana y a los 622 que se registraban a finales de octubre y en urgencias hospitalarias de 37, cifra que también sigue en descenso y que registró su pico también a finales de octubre con medias de 90 pacientes semanales. En cuanto a la situación hospitalaria, se mantiene la tendencia descendente en los ingresos en hospitalización convencional, más lento en las UCIS, que tienen un porcentaje de ocupación pacientes COVID del 52%.

"Ayúdanos para que podamos ayudarte a ti", el mensaje de las y los sanitarios aragoneses

"Nuestros hospitales están soportando una presión asistencial enorme y estamos trabajando sin descanso para sacar adelante a nuestros pacientes, pero si los hospitales se colapsan, no vamos a poder atender a más pacientes de coronavirus, y tampoco a ti cuando vengas con un accidente de tráfico, un infarto, un parto complicado o cualquier cosa que necesite de nosotros. Por eso nosotros necesitamos de tu colaboración, necesitamos que nos ayudes, que te cuides, que protejas a tu familia, a tus amigos, que cumplas las recomendaciones. Ayúdanos para que podamos ayudarte a ti", cuenta la intensivista de la UCI del Hospital Clínico Lozano Blesa, Paula Millán, en un nuevo vídeo de sensibilización publicado en las redes sociales del Gobierno de Aragón. Lo mismo pide la supervisora de la UCI del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, la doctora Lola Mellado, en otro clip, "concienciación", y "que se cumplas las normas".

Tras la iniciativa que emprendieron los médicos y enfermeras de Atención Primaria de Balbastro la semana pasada, en la que a través de unos vídeos daban cuenta de la presión asistencial que están sufriendo durante las últimas semanas y solicitaban la colaboración ciudadana "para cortar la cadena de contagios", profesionales de otros centros sanitarios aragoneses se han querido sumar. El objetivo fundamental de estos vídeos es "concienciar a la población para que sea consciente de la situación que se está viviendo en los centros sanitarios de Aragón, que cumplan con las medidas de precaución establecidas por las autoridades sanitarias y evitar que el virus se siga propagando".

"Podremos estirar los espacios, podremos inventarnos nuevos sitios para ver a pacientes, pero no podemos estirar al personal que está agotando mental y físicamente. Lo que os pido es que pare el ritmo de contagios… Lo único que podemos hacer para parar esto es protegernos como sabemos, utilizar mascarilla, distancia social, higiene de manos y ventilar espacios… Es un problema de todos, y si no colaboramos todos, no vamos a poder parar este ritmo", asegura en otro vídeo la responsable de urgencias del Hospital Clínico Lozano Blesa, Beatriz Amores. El Gobierno de Aragón ha publicado estos vídeos en su cuenta de YouTube, desde donde se pueden descargar, y los ha distribuido en sus cuentas de TwitterFacebook e Instagram.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies