Aragón elimina las restricciones en aforos, agrupamientos de personas y horarios; excepto en Caspe que se mantienen

Con una incidencia de 27,9 casos por 100.000 habitantes a siete días, Aragón pasa a nivel 1 de alerta sanitaria modulado. Caspe, con una incidencia de 458 casos, se mantiene en nivel 2 con las restricciones actuales. Además, la DGA deja en manos de los establecimientos exigir el pasaporte COVID.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, junto al director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, en la rueda de prensa. Foto: DGA

Aragón pasará a partir de este viernes a medianoche a nivel 1 de alerta modulado, lo que supone fundamentalmente recuperar los aforos al 100% en todos los ámbitos y sectores, así como los horarios habituales de cada establecimiento. Se elimina también la limitación en el número de personas permitido en las agrupaciones sociales, en los ámbitos público y privado. En el ámbito de la hostelería, se permite el uso de la barra y de la pista de baile y se eliminan las limitaciones en el número de personas sentadas en las mesas de estos establecimientos.

La única excepción es el municipio de Caspe, que permanecerá en el actual nivel 2 modulado, ante su elevada incidencia, que multiplica casi por 18 la incidencia media de Aragón.

Además, continúa vigente la normativa estatal que regula la obligatoriedad del uso de mascarilla en los espacios interiores y al aire libre, cuando se produzcan aglomeraciones y no se pueda mantener una distancia mínima de 1,5 metros de distancia entre personas, salvo grupos de convivientes. Tampoco se podrá fumar en la vía pública o en espacios al aire libre cuando no se pueda respetar una distancia mínima interpersonal de, al menos, 2 metros, incluidas terrazas, así como en espectáculos al aire libre.

Así lo han anunciado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, y el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, este martes en una comparecencia en rueda de prensa para informar sobre la evolución de la pandemia de COVID-19 en Aragón.

La incidencia en los últimos siete días en Aragón se sitúa actualmente en 27,9 casos por 100.000 habitantes, con una tendencia ligeramente ascendente desde el pasado jueves, como consecuencia fundamentalmente del incremento en el número de casos en municipios como Caspe (488) o Fraga (143). Sin embargo, las tres ciudades más pobladas cuentan con bajas incidencias: Zaragoza, 21,3; Teruel, 13,8; y Uesca, 9,3.

Respecto a la campaña de vacunación, más de un millón de personas cuentan con la pauta completa, el 88,5% de la "población vacunable" -personas mayores de 12 años-, ha dicho Repollés. Estos datos, junto a la estabilidad de la presión hospitalaria, con un 5,9% de las camas de UCI ocupadas por pacientes COVID y un 1,3% en hospitalización convencional, "permiten adoptar medidas de flexibilización de las restricciones vigentes", ha destacado la consejera de Sanidad, asegurando que "ya no es tan valorable la incidencia en número de casos sino su repercusión en la mortalidad y en la ocupación hospitalaria".

La decisión de la DGA llega tras finalizar los Pilares 'No Pilares' de las fiestas 'no fiestas' de Zaragoza, y en una jornada en la que se han notificado casi el triple de contagios por COVID-19 en las últimas 24 horas: 87 este martes -con un 3,86% de positividad-, frente a los 30 del lunes; y 35 más que los contabilizados el mismo día de la semana pasada, cuando se registraron 52. Y se prevé un aumento de los contagios en los próximos días.

La DGA deja en manos de los establecimientos exigir el pasaporte COVID

En la comparecencia de este martes, Repollés también ha señalado que dejan en manos de "los responsables de establecimientos, espectáculos o actividades" exigir a las personas asistentes, "al amparo del derecho de admisión", el certificado COVID de vacunación, el de recuperación o documento que acredite que se dispone de una prueba diagnóstica de infección activa negativa realizada por profesionales sanitarios en centros o establecimientos autorizados (en las últimas 72 horas en caso de PCR o 48 horas en caso de test rápido de antígenos). El Departamento de Sanidad sale así al paso del pronunciamiento del TSJA que planteó la pasada semana otra cuestión de inconstitucionalidad por el pasaporte COVID.

Además, Repollés ha indicado que en los eventos multitudinarios en los que la participación de asistentes supere las mil personas en interior o dos mil personas en exterior, "los responsables del evento deberán elaborar un plan de actuación que contenga las medidas de prevención y control contempladas para su desarrollo". Este plan de actuación "deberá estar a disposición de los servicios de salud pública y de las autoridades competentes", ha dicho.

La situación en Caspe

Todas estas flexibilizaciones serán de aplicación común en Aragón, salvo en el municipio de Caspe, que permanecerá en el nivel 2 modulado que estaba vigente hasta ahora: aforos en términos generales en el 75% y 50% en el interior de la hostelería, sin uso de barra ni de pistas de baile y con el cierre del ocio nocturno a las 4.00 de la madrugada.

Caspe registra en estos momentos la incidencia más elevada de Aragón, con 488 casos por 100.000 habitantes a siete días, con un número reproductivo a una semana de 1,49, que "marca una tendencia ascendente de contagios para los próximos días", ha advertido Repollés. Esta zona de salud presenta además "unas cifras de vacunación considerablemente más bajas que en el resto de Aragón", con el 75% de las personas mayores de 12 años inmunizadas frente al 88,5% del conjunto del país.


📌 Especial COVID-19 en AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies