Aprobado el Ingreso Mínimo Vital: entre 460 y 1.000 euros para 850.000 familias en pobreza extrema

El Gobierno español ha aprobado este viernes, en un Consejo de Ministros y Ministras Extraordinario, el Ingreso Mínimo Vital con el que pretenden reducir en un 80% la pobreza extrema en los territorios del Estado. Beneficiará a cerca de 2,3 millones de personas, con especial incidencia en las y los menores y las familias monomarentales.

Pablo Iglesias, durante la comparecencia de este viernes. Foto: Pool Moncloa / JM Cuadrado

El Ingreso Mínimo Vital, que será de carácter permanente, tiene como principales objetivos "la redistribución de la renta, con la intención de erradicar la pobreza extrema, y la inclusión social y participación en el mercado laboral de las personas en situación de vulnerabilidad".

Su puesta en marcha se ha acelerado para ayudar a cubrir "las situaciones de vulnerabilidad causadas por el COVID-19, que se suman a las de las familias que ya se encontraban en dificultades previamente".

Esta prestación llegará a 850.000 familias (un 16% de ellas monoparentales y monomarentales), de las cuales 100.000 la recibirán de oficio a finales de este mes de junio, y oscilará entre los 460 y los 1.000 euros dependiendo de la composición del hogar.

Así lo ha avanzado Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, a través de Twitter, poco antes de la rueda de prensa programada para explicar los detalles de esta medida, en la que ha estado acompañado por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y la ministra portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero.

Iglesias también ha anunciado que desde ese momento, y hasta el 15 de septiembre, las familias que cumplan los requisitos de acceso podrán cobrarlo con carácter retroactivo, desde el 1 de junio.

Se estima que esta prestación llegue a 2,3 millones de personas, de las que un 30% son menores. Además, el Ejecutivo español calcula que el 16% de los 850.000 hogares potenciales beneficiarios son monoparentales y, de ellos, casi el 90% están encabezados por una mujer (monomarentales).

Según el borrador del Proyecto de Real Decreto-Ley por el que se establece el Ingreso Mínimo Vital, para acceder a la prestación, se deberá acreditar la situación de vulnerabilidad y llevar al menos un año residiendo de "forma legal" en el Estado español, por lo que deja fuera a las personas migrantes "en situación irregular".

Si bien, se contemplan algunas excepciones como en el caso de las personas solicitantes de protección internacional, las víctimas de trata de seres humanos, a partir de la expedición de la autorización de residencia provisional o las "mujeres extranjeras víctimas de violencia de género", aunque se encuentren en "situación irregular".

Asimismo, según este borrador, en caso de que la persona solicitante de la prestación esté emancipada, su edad mínima deberá ser de 21 años, salvo en los supuestos de mujeres víctimas de violencia machista y víctimas de trata de seres humanos, en los que se exigirá que la persona titular sea mayor de edad. El límite de edad para percibirla serán los 65 años.

También podrán acceder al ingreso mínimo aquellas mujeres víctimas de maltrato que haya abandonado su domicilio familiar habitual acompañadas de sus hijos y/o hijas y sus familiares hasta el segundo grado por consanguinidad o afinidad.

El Ejecutivo español ha difundido una guía donde explica los detalles del Ingreso Mínimo Vital.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies