“Annus horribilis, sed non in albis”: el Chusticia Dolado presenta el informe anual de 2020

Un año nefasto; por la crisis sanitaria y social, pero no en blanco. Así ha resumido el Chusticia, Ángel Dolado, el ejercicio de este 2020 que cerró el año con 2.130 expedientes gestionados en el año, 1.669 de nuevo inicio

Chusticia
El presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, y el Chusticia Ángel Dolado. Foto: Chusticia d'Aragón.

El Chusticia Dolado ha hecho entrega este lunes del Informe Anual de actividad correspondiente a 2020 al Presidente de las Cortes de Aragón Javier Sada, como es preceptivo.

Un informe de 2020 excepcional como fue la anualidad para la sociedad en su conjunto e igualmente para esta Institución, tanto es así que el Chusticia Dolado en sus consideraciones generales, que abren por primera vez el Informe Anual, lo describe como un “annus horribilis sed non in albis”, un año nefasto; por la crisis sanitaria y social, pero no en blanco, ya que el Chusticia no ha suspendido o ralentizado sus funciones; sino al contrario, a estas se han sumado todos los expedientes e informes relativos a las consecuencias de la pandemia.

Como una primera conclusión clara del 2020 el Chusticia afirmar que la pandemia ha aumentado las desigualdades, y que muchas personas que nos han consultado en este año nunca habían solicitado la atención del Chusticia d’Aragón; prueba de ello son los más de 2.130 expedientes gestionados en el año, 1.669 de nuevo inicio, de los cuales muchos de ellos agrupan a numerosa ciudadanía.

Estas cifras, junto a las 230 resoluciones dan buena cuenta del hacer de este aciago año.

Tras la presentación en Chaca el 11 de marzo de 2020 del Informe Especial sobre Seguridad en la Montaña, la pandemia llevó a asumir un triple objetivo a esta institución: mantener la actividad de gestión de expedientes, sin dilaciones la culminación de los informes en desarrollo: Informe Anual sobre Menores o el Informe especial sobre el Juego y los Menores en Aragón… con la asunción de todos los nuevos expedientes derivados de la crisis derivada del COVID-19 o la asunción de una labor de interpretación normativa solicitada por la ciudadanía.

“Igualmente, la crisis nos llevó a realizar una serie de informes y consideraciones con el fin de aportar propuestas de mejora en varias materias; entre los que destacan el Informe sobre las Residencias de personas mayores en Aragón durante el estado de alarma por el

COVID-19 que surgió como fruto de las conclusiones de la Mesa del Justicia sobre la Soledad no elegida de nuestros mayores y ante el dramático hecho de que el 80% de los fallecidos fueran personas mayores en residencias”, comentan desde la institución.

Al igual que el Informe descrito, y como propuesta surgida igualmente de la Mesa del Justicia sobre la Soledad no elegida de nuestros mayores, en 2020 se puso en marcha el Observatorio sobre la Soledad en Aragón, fruto del convenio firmado con el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales y cuyos órganos ya están en activo.

Igualmente, y dentro de los informes derivados del COVID-19, se realizó el Informe sobre los centros de acogida residencial de menores en el estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID-19 recabando información tanto de la Consejería de Ciudadanía y Derechos Sociales, como de las entidades privadas que gestionan centros, siendo muy satisfactorios tanto los protocolos seguidos por la administración como la capacidad de adaptación de los y las menores en este periodo.

Y la imponente realidad de la totalidad de los y las menores y jóvenes que vieron como su educación fue paralizada presencialmente por ello, esta Institución elaboró el Informe monográfico de educación durante la alarma sanitaria y propuestas para escolarización 2020-21. Partiendo de los datos obtenidos, se analizaron algunos problemas concretos de Aragón y se efectuó un examen de lo que iba a ser la vuelta a las aulas, y se hizo un seguimiento de esta.

En cuanto al Informe Especial sobre el Juego y Menores en Aragón, el Chusticia señala que decidieron terminarlo dado que “el problema no desaparecía con la actual situación”.

El objetivo era saber, si en Aragón, el aumento exponencial de casas de apuestas en nuestros pueblos y barrios, así como su presencia on line, había incidido en los y las menores, hallando algunas cifras preocupantes, por ello, y desde la protección a los y las menores y la libertad de las personas adultas desdeel Chusticia abogan “por hacer del Juego, una práctica responsable y ética a todos los niveles”.

El Informe da cuenta de las materias que las diferentes leyes aragonesas le requieren informar: Igualdad, Menores y las derivadas de la Ley de Derechos Históricos.

Así mismo, el informe anual recoge las funciones del Chusticia en la Tutela del Ordenamiento Jurídico Aragonés con la recopilación que las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Aragón en materia de Derecho Foral, las sentencias del Tribunal Constitucional que afectan a Aragón, así como reseña todas aquellas iniciativas que en defensa de Estatuto y Derecho Foral han tenido que aplazar: Foro de Derecho Aragonés y Foro de Derechos Ciudadanos, así como todas las publicaciones que sí se han realizado en esta materia, donde destaca el nuevo Manual de Derecho Foral.

Las actividades de difusión de la Institución, del 20 de diciembre o del propio aniversario de su sede, se han realizado de forma testimonial y se han preparado para ser desarrolladas cuando la situación sanitaria lo permita en este 2021.

Aborda también este Informe las acciones de mejora del propio funcionamiento, destacando la puesta en marcha de la Carta de Servicios, la mejora en el acceso a la información y prestaciones a través de nuestra web, o los compromisos en materia medioambiental y social que nos ha permitido tener los sellos de huella de carbono y Responsabilidad Social Aragonesa.

Como se ha venido incidiendo en los dos anteriores Informes anuales, la mediación sigue siendo una clara apuesta de la Institución, aunque la llegada de la pandemia y los protocolos de seguridad nos han impedido realizar las acciones pertinentes.

El Chusticia Dolado ha querido terminar su exposición inicial con una reflexión y un deseo de aunar y colaborar con las siguientes palabras: “Se suele afirmar que en los periodos de crisis se ponen de relieve lo mejor y lo peor de una sociedad. Por ello, espero que como sociedad seamos capaces de revitalizar ese pactismo aragonés del que tan orgullosos estamos, y lejos de ahondar diferencias, brechas e injusticias, seamos capaces de salir de esta pandemia más iguales, más solidarios y más justos”.

“Espero y deseo que el 2020 quede en nuestros recuerdos como aquel año en que además de sufrir de lleno la acción de una pandemia, supimos ver el valor de unos derechos individuales y colectivos que tantas veces damos por seguros, y a los que tuvimos renunciar a muchos de ellos por una causa común; preservar el derecho a la salud, a la vida”, concluía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies