#Refugees  Movimientos

Activistas zaragozanas comienzan a trabajar ayudando a refugiados y refugiadas en Bosnia

Califican la situación que se han encontrado en la zona como “complicada”. En la zona hay un pensamiento coincidente de que la policía croata practica una violencia "brutal" contra los y las migrantes que tratan de cruzar la frontera. A pesar de ello, aseguran que están conociendo "gente con un gran corazón y con ganas de seguir sonriendo y bromeando".
| 26 julio, 2019 17.07
Activistas zaragozanas comienzan a trabajar ayudando a refugiados y refugiadas en Bosnia
Fotografía de migrantes cerca de la frontera que separa Bosnia y Croacia

“De nuevo bajo a la Sombra de Su Valla, escribiendo desde Bosnia”. Con esta frase, las activistas zaragozanas inician la descripción del trabajo que ya están llevando a cabo en la zona de los Balcanes. Se trata de un proyecto autónomo de ayuda a las personas refugiadas, y que se está materializando con el desplazamiento de estas dos personas a la zona de los Balcanes. Van a permanecer todo el verano allí, en una iniciativa autogestionada y con una implicación personal importante.

“Nuestra llegada ha sido sin incidentes, sin ningún problema, y tras varios días de conocimiento del terreno nos estamos adaptando”. No obstante, califican la situación que se han encontrado en la zona como “complicada”. Están en un pueblo cercano a la frontera que separa Bosnia y Croacia. Tras una semana conociendo y compartiendo momentos con personas migrantes, tienen claro que “ya no sólo es un problema de flujo migratorio de personas que huyen de países en conflicto”. Allí hay personas de diversos lugares de origen, que vienen de paises como Argelia, Iraq, Marruecos, Sáhara, Pakistán, Palestina, Libia o Irán. Según sus conclusiones, es la nueva ruta migratoria para llegar a Europa. Cada nueva historia que conocen, según explica una de las activistas, les hace plantearse “cuestiones profundas, como los privilegios de los que disfrutamos o lo injusto que es el mundo en el que vivimos. Injusto e inhumano”.

Según narran en el blog alasombradesuvalla y en sus redes sociales, en el pueblo en el que se encuentran hay en torno a 700 personas varadas entre fronteras intentando cruzar de forma sistemática. Su único propósito es intentar hacer el game. Así es como llaman al intento de cruzar la frontera. Si hay algo en lo que se coincide es en “la brutal violencia de la policía croata cuando les pillan en el intento. Son golpeados, torturados, humillados, les roban sus pertenencias, destrozan sus móviles, les quitan sus zapatillas y les devuelven a Bosnia, algo totalmente ilegal. Y otra vez a empezar de cero”.

En cuanto a la política migratoria, afirman que “no es de extrañar y era cuestión de tiempo que las fronteras de Europa las sacaran precisamente fuera de ella. Así, Frontex ha firmado un acuerdo de colaboración con 18 países no europeos entre los que se encuentra Bosnia. Frontex es la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, creada en 2004 para «proteger» las fronteras exteriores del espacio de libre circulación de la UE. Está financiada con los presupuestos de la UE y con las contribuciones de los países asociados a Schegen.

“Hasta donde hemos visto, sentido y escuchado, la violencia de Europa para defender sus fronteras es un hecho bastante asumido. No importa si eres menor, mujer u hombre, da igual si tu país está en guerra o si tu familia tuvo la oportunidad de ir para Europa y deseas encontrarte con ella, da igual si no puedes volver a tu país por miedo a sufrir daños o incluso la muerte, todo ello da igual porque Europa no está escuchando”, relatan las activistas zaragozanas en los Balcanes.

Por último, y a pesar de la dramática y complicada situación que estas activistas se han encontrado, señalan que están conociendo “gente con un gran corazón y con ganas de seguir sonriendo y bromeando”.

Zapatillas y móviles

Previamente al inicio del viaje, estuvieron realizando una campaña para recoger enseres que, a priori, iban a ser de máxima utilidad para las personas migrantes en la frontera. Hablamos de zapatillas y móviles, objetos que, según contaron a AraInfo en una entrevista, casi siempre les eran robados o destruidos a los migrantes cuando la policía les interceptaba. “Respecto a las zapatillas que recogimos, aproximadamente la mitad de ellas han sido entregadas a una entidad con la que estamos colaborando y que tiene un servicio de entrega de ropa y comida para personas migrantes, refugiadas, gente en movimiento. La otra mitad, hemos decidido quedárnoslas para entregárselas a personas que vamos conociendo y a las que nos gustaría dárselas personalmente”. En cuanto a los móviles, han decidido “ponerlos en común con diferentes activistas que trabajan en la zona y entre todos los estamos entregando de forma personal a quien los necesita”.

Durante todo el verano, van a escribir sobre sus experiencias en el blog alasombradesuvalla. Asimismo, quien quiera aportar a nivel económico, han habilitado una cuenta bancaria con número ES20 1491 0001 25 3000116526.

26 julio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR