zECOLOGIA LISTA Ecología

Más de la mitad de humedales como Gallocanta se encuentran en mal estado de conservación

Entre las amenazas más recurrentes están las relacionadas con la gestión del agua, destacando en primer lugar los casos de contaminación del agua, que afecta a un 70% de los humedales analizados. En el último año, los humedales más importantes para las aves acuáticas, Doñana, Delta de l’Ebre y L’Albufera de Valencia, no han recibido la atención requerida.
| 2 febrero, 2018 07.02
Más de la mitad de humedales como Gallocanta se encuentran en mal estado de conservación
La laguna de Gallocanta es una de las 63 zonas incuidas en la Lista de Humedales de Importancia Internacional.

Con motivo de la celebración del Día Mundial de los Humedales, el día 2 de febrero, SEO/BirdLife ha revisado el estado de los humedales de importancia internacional para las aves acuáticas en el Estado español, protegidos por el Convenio Ramsar. El informe concluye que todos los espacios estudiados están expuestos a presiones ‘altas’ o ‘muy altas’.

Esta situación conlleva una disminución del estado de conservación global de estos hábitats, que es valorado por la organización como ‘pobre’ o ‘muy pobre’ en más de la mitad de los humedales (54%, que corresponde a 40 humedales) y tan solo ‘bueno’ en un 12% de los espacios (9 humedales).

Este balance, que se suma a la exigua información compartida por el Gobierno a al Convenio Ramsar, pone en claro riesgo el liderazgo internacional del Estado español en materia de humedales. Hasta el momento, el Estado –con 74 espacios reconocidos por su importancia internacional-, es el tercero en la lista Ramsar, solo por detrás de Reino Unido, con 174 enclaves, y México, con 142.

Concretamente, SEO/BirdLife dispone de información sobre el 81% de los humedales del inventario español de Ramsar: 60 de los 74 humedales incluidos de este convenio internacional. La ONG ambiental ha recopilado los datos gracias al seguimiento de la red de Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad en España (IBA).

Entre los humedales en la parte más baja de la tabla se encuentran Doñana, Delta de l’Ebre  en Tarragona, Mar Menor en Murcia, Tablas de Daimiel de Ciudad Real, L’Albufera de València o La Albufera de Adra en Almería.

Contaminación y sequía

Entre las amenazas más recurrentes están las relacionadas con la gestión del agua, destacando en primer lugar los casos de contaminación del agua, que afecta a un 70% de los humedales analizados. Se trata de contaminación difusa, derivada del uso de fertilizantes y fitosanitarios o de la presencia de metales en sedimentos (entre otras cuestiones); o puntual, que es la causada por vertidos directos, tanto habituales como ocasionales.

En segundo término, el informe certifica el impacto de la falta de agua sobre la conservación de los humedales Ramsar, una situación provocada especialmente por la reducción de caudales o la sobreexplotación de los acuíferos.

La sequía climatológica de los últimos meses ha contribuido a empeorar el estado de muchos de estos espacios. Si bien es cierto que la variabilidad hídrica de los humedales mediterráneos es una de las características que dan singularidad a algunos de estos ecosistemas, la escasez de lluvias agrava la situación que ya sufren como consecuencia de la acción humana.

De hecho, fenómenos climáticos extremos, como las sequías, constituyen una presión de riesgo ‘muy alto’ en diversos humedales Ramsar de interior y endorreicos, como la laguna de Gallocanta, la laguna de Manjavacas o la laguna de Fuente de Piedra; algunos de la costa levantina, como L’Albufera de València, los marjales de Pego-Oliva y el pantano de El Hondo, y otros grandes sistemas lacustres de interior como las Tablas de Daimiel.

Por otro lado, SEO/BirdLife apunta que el cambio climático intensifica la frecuencia y severidad de estos episodios. La necesidad de hacer una buena gestión de los recursos hídricos será determinante de cara a garantizar, no solo la conservación de los humedales, sino también el consumo humano de agua, siendo la gestión de las demandas una de las tareas fundamentales.

El Estado español incumple con Ramsar

La ONG considera extremadamente preocupante la inexistente actualización de de datos oficiales sobre los humedales Ramsar por parte del Estado español,  “en el 82% de los casos, la información estaba obsoleta”.

En estos momentos, España suma hasta ocho expedientes abiertos por Ramsar. En un futuro, podrían ser tres más.  “Un claro ejemplo de la pasividad del país en la conservación de este importante patrimonio natural es el caso de Doñana y de Tablas de Daimiel. Ambos espacios forman parte del restringido listado de humedales en peligro de la Convención Ramsar –la lista Montreaux- desde hace 28 años. Esto certifica que el Estado ha sido incapaz de establecer, en casi tres décadas, medidas exitosas para la mejora de las características ecológicas de sendos espacios”, han concluido.

2 febrero, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR