Mundo

Marlaska destituye por “pérdida de confianza” al coronel de la UCO condenado por torturas e indultado por el Gobierno de Aznar

El guardia civil, junto a José María De las Cuevas Carretero y Antonio García Lozano, fue sentenciado por la Audiencia de Bizkaia en 1997 a cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación por torturas a Kepa Urra durante su detención en Basauri en enero de 1992
| 3 agosto, 2018 12.08
Marlaska destituye por “pérdida de confianza” al coronel de la UCO condenado por torturas e indultado por el Gobierno de Aznar
Foto: RTVE

El ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha destituido por “pérdida de confianza” al coronel de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, condenado en 1997 por torturas e indultado dos años después por el Gobierno de José María Aznar.

El pasado 25 de julio, Sánchez Corbí firmó una orden interna en la que comunicó a los diferentes departamentos que quedaba “temporalmente suspendida cualquier actividad de la Unidad Central Operativa y sus unidades subordinadas que requieran obligatoriamente realizar gastos de la partida Fondos de Gastos Reservados”.

El coronel jefe de la UCO informaba que, con fecha de 24 de julio, se agotaba la caja de fondos de gastos reservados correspondiente a la Unidad Central Operativa, “lo cual motiva que no se pueda hacer frente a necesidades económicas derivadas de los gastos propios de funcionamiento de los distintos Departamentos de investigación y apoyo”.

Según alega el Departamento dirigido por Grande-Marlaska, lo que estaba realizando el nuevo equipo en el Ministerio era una “evaluación” de los gastos para analizar cómo se estaban aplicando las partidas presupuestarias disponibles, pero en ningún caso se habían suspendido ni anulado los fondos de la UCO.

La decisión de cesar a Sánchez Corbí ha sido propuesta por el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, y ratificada por la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella.

Cabe recordar que el guardia civil, junto a José María De las Cuevas Carretero y Antonio García Lozano, fue sentenciado por la Audiencia de Bizkaia en 1997 a cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación por torturas a Kepa Urra durante su detención en Basauri en enero de 1992.

Un año después, el Tribunal Supremo español redujo la condena de cárcel a 12 meses, pero mantuvo la sanción que le apartaba del cuerpo. Nunca se hizo efectiva ya que, en 1999, la ministra de Justicia durante el primer mandato de José María Aznar, Margarita Mariscal de Gante, indultó a los tres agentes.

3 agosto, 2018

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR