zECOLOGIA LISTA Ecología

Los ríos Queiles y Val sentenciados por mala gestión

La contaminación se ha instalado y los pueblos aragoneses son los primeros perjudicados. A falta de una analítica de sustancias peligrosas prioritarias crece la preocupación por si sus efectos llegaran a manifestarse en las y los usuarios.
| 11 diciembre, 2017 12.12
Los ríos Queiles y Val sentenciados por mala gestión
Río Val. Foto: Plataforma Río Queiles

La Plataforma del Río Queiles recuerda, en un comunicado, que en junio de 2017 la Junta de Gobierno de la Comunidad de Regantes de Tarazona (CRT) cortó el Derecho de riego en la acequia de Magallón Grande para llevar agua al embalse de la Mancomunidad de Aguas del Moncayo (MAM). “El hecho viene a ser contrario a la escritura pública suscrita por la CRT y la MAM en la que se obliga a la CRT a dejar lleno ese embalse regulador en las fechas 20 de abril y 20 de octubre de cada año, entre el 21 de abril y el 30 de septiembre las aguas serán uso exclusivo de riego. En fechas anteriores al 20 de abril el embalse de El Val tenía más de 20 hm3 y entonces no se llenó el de la MAM; con la maniobra realizada en junio a la vez que se perjudicó a los regantes en fechas que son vitales para los cultivos se agravó la acción viendo que se ofrecían a unos aguas más limpias que a otros”, afirman.

En septiembre de 2016 “la CHE negaba que ‘el embalse estuviera contaminado y aseguraba la calidad de los usos del embalse, sobre todo regadío’. Cualquiera entiende que tal afirmación no excluye los abastecimientos”, critica la Plataforma.

A juicio de esta Plataforma: “Incumplir lo firmado en documento público es a todas luces un delito. Si la calidad de los usos del embalse estaban asegurados, la MAM pudo llenar su depósito, desde El Val, en las fechas acordadas; no hacerlo evidencia su innecesidad y/o su abuso. La infracción es una ofensa, insultante”.

En este sentido, recuerdan que “sólo hace unos meses, el Comisario de Aguas D. Antonio Coch Flotats dijo ‘en cuanto al agua que se sirve desde el embalse, que circula primero por el Val y luego ya por el Queiles, no debe haber problemas una vez se oxigena, lo que ocurre en los primeros kilómetros de recorrido fluvial’. Si esta afirmación es correcta el Derecho de riego de las Alhemas (para tierras navarras) debe realizarse en igualdad de condiciones que a las acequias de Tarazona. Es decir, meter el agua del río Queiles al embalse y sacar sólo el mismo caudal, no más. Una nociva maniobra impuesta por la CHE, de clara injusticia para los Derechos Históricos de las acequias de Tarazona y que perjudica el buen estado del río Queiles”.

“De la forma que se realizan las Alhemas, también se ofrecen aguas más limpias a los últimos mientras los primeros reciben aguas contaminadas; el primer Derecho reconocido en la cuenca del Queiles es el de la acequia de Magallón Grande y, hoy, da servicio a la huerta de Tarazona con agua mala. A la par, la aparición de peces muertos en el río Queiles a su paso por Tarazona no tiene causa clara; un motivo puede ser la mala calidad del agua pero si, como apunta la CHE, es por la sequía, lo que se evidencia es que el caudal ecológico establecido es insuficiente o que la CHE no deja circular ese caudal mínimo incumpliendo su propia norma. Ya son varias las veces que el río queda seco aguas abajo de la presa”, continúa el comunicado.

Para la Plataforma “es innegable que el caudal registrado en el Queiles antes del trasvase al Val ha permitido suficiente flujo en el río para mantener los mínimos fijados en el Plan Hidrológico”.

Así pues, sostienen que “la maniobra actual para servir las Alhemas desde el río Queiles, y no desde el embalse, revela la preocupación de la CHE de dar servicio de riego con agua de El Val por el cauce del Queiles y queda demostrado el agravio comparativo con los regantes de las acequias que reciben aguas contaminadas. Regantes que, además, esperan la solución del conflicto que genera el susodicho Derecho entre las Comunidades de Regantes de Tudela y Tarazona; según la sentencia del Tribunal Supremo nº 343/1998, en el punto Quinto, el ‘Ius Variandi’ le corresponde a la Administración, dado el carácter demanial de las aguas y la necesidad de utilizarlas al servicio del bien común. Consideramos la sentencia como paralizante y privatizadora. La CHE tiene que solucionar esta fragante injusticia pues así está dando agua al que más tiene”.

“De cualquier forma la sequía no es la que contamina. Es labor de este organismo detectar quien es el causante que origina el mal estado del agua”, inciden.

En el comunicado recuerdan también que “hace pocos días la CHE aseguraba que ‘el embalse de El Val es el que peor está de toda la Cuenca del Ebro’. Asumido por este organismo que el pantano de El Val está contaminado, y cuya solución no parece estar próxima, si el agua no tiene garantías para su consumo, no entendemos como permite regar frutas y hortalizas con agua contaminada. También de esa agua bebe el ganado y la fauna silvestre”.

“Pero si el Queiles es un posible foco de contaminación del embalse, tal y como dice la CHE, entonces nos encontramos con un problema añadido pues los abastecimientos reciben agua en mal estado con los consiguientes peligros que se derivan y la posibilidad de repetirse una mortandad de peces cabe entre los riesgos”, advierten.

En cuanto al caudal que la MAM trasvasa a las cuencas de los ríos Alhama y Ebro, la Plataforma creé que “ha llegado el momento de su reversión para que se sumen al caudal ecológico del río Queiles. Además, solucionar de forma definitiva el contencioso sobre el Derecho de las Alhemas se impone. Los pueblos de la MAM tienen fuentes más próximas, también los regantes tudelanos; ambas circunstancias se solapan con sus intenciones de abastecerse del Canal de Navarra”.

Finalmente, la Plataforma del Río Queiles exige que se cierre el embalse de El Val y se anulen sus servicios “mientras no se recupere su buen estado ecológico”. “Mantener los usos de abastecimiento y riego desde el río Queiles deberían garantizar la mejor calidad del agua del servicio y confirmar un mayor volumen en el cauce del río; se trata de cuidar el río, asegurar abastecimientos y respetar los Derechos Históricos de las acequias de Tarazona”, concluyen.

11 diciembre, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR