Movimientos

La policía municipal de Zaragoza multa a dos personas en la cola de un comedor social

Según denuncia Derechos Civiles 15M Zaragoza, ambas personas fueron multadas por el simple hecho de esperar entre dos coches aparcados, en una cola en la que esperaban más de 200 personas para acceder al servicio de comidas de la Parroquia del Carmen
| 3 enero, 2017 17.01
La policía municipal de Zaragoza multa a dos personas en la cola de un comedor social
Comedor de la Parroquia del Carmen.

Según denuncia el Grupo de Derechos Civiles 15M Zaragoza, dos personas fueron denunciadas por “pisar la calzada” al borde de la acera, mientras esperaban en las largas colas que se forman ante el comedor social de la Parroquia del Carmen, en la calle Santa Ana de Zaragoza.

Al parecer, las personas denunciadas, tuvieron a bien demandar al agente mayor educación en el trato con quienes esperaban a poder acceder al comedor social. “El agente salió del coche, porra en mano y con tono despectivo y chulesco. Advirtió que no nos quería ver fuera de la acera. Un compañero y yo estábamos entre los coches estacionados en zona azul. Yo me retiré a la acera de enfrente y mi amigo se quedó. El agente volvió a repetir de peor manera que no nos quería ver en otro sitio que no fuera la acera, que si lo tenía que repetir lo haría de otra manera”, relata uno de los denunciados.

Según advierten ambas personas denunciadas, a partir de este momento el agente municipal se tornó más agresivo y amenazó con denunciar a quien continuaba entre los dos coches aparcados en zona azul. La denuncia se produciría después de un largo cacheo, en el que se obligó a ambas personas a despojarse de sus abrigos, pudiendo haber habido trato vejatorio por parte del agente, con “golpes en los testículos” y una demora excesiva en el trámite de la denuncia, con el fin de que fueran cerradas las puertas del comedor e impedirles el acceso al mismo. De hecho, uno de los denunciados asegura que el agente se dirigió a los responsables del comedor aseverando “estos hoy no comen”.

Aseguran que el suceso no es puntual. “Es importante reseñar el trato despectivo, amenazador, ofensivo y carente del más mínimo indicio de respeto al que nos tiene sometidos y acostumbrados cada vez que el mencionado agente viene a ‘vigilarnos’ en nuestro derecho a comer”, advierte uno de los denunciados.

Si bien es cierto que ni el tramo de acera es los suficientemente ancho como para albergar a las casi doscientas personas que diariamente acceden a este comedor social y que, además, éstas tienen prohibido situarse en la acera de enfrente, según advierten “por presión de los comercios”, el trato del agente no parece ser en ningún momento el adecuado.

Desde Derechos Civiles 15M Zaragoza van más allá y se preguntan “por qué misteriosa razón ‘preventiva’ ha de ser la policía la que ‘acompañe’ a quienes esperan a las puertas de un comedor social”. Por ello y “dado que la conducta del agente denunciante es bien conocida por quienes sufren el hecho tener que esperar en la cola del comedor”, exigen a la autoridad competente, el Ayuntamiento de Zaragoza, “que tome las debidas medidas disciplinarias con respecto a la actitud y las prácticas de dicho trabajador de la administración pública”.

El cacheo se saldó con dos denuncias, una de 200 y otra de 18 euros, por “transitar por la calzada existiendo zona peatonal”, rezan la denuncia de 18 euros sin “obedecer las órdenes o señales del agente denunciante”, en el caso de la de mayor cuantía. “Las sanciones han sido recurridas por la vía legal pertinente. Deseamos que este disparate sea cancelado cuanto antes y no vuelva a repetirse”, piden desde Derechos Civiles 15M Zaragoza.

3 enero, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR