Política

La Justicia anula la prórroga del contrato de Aquagest en el Ayuntamiento de Alcanyiz

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón da la razón al recurso de Izquierda Unida contra la decisión del consistorio alcañizano de prorrogar, para 29 años, la gestión de las aguas de la localidad en favor de la empresa Aquagest
| 17 junio, 2016 16.06
La Justicia anula la prórroga del contrato de Aquagest en el Ayuntamiento de Alcanyiz
Momento en que Izquierda Unida en Alcanyiz presentaba el recurso en registro. Foto: IU.

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha dado la razón a Izquierda Unida, y ha rechazado los argumentos esgrimidos por el Ayuntamiento de Alcanyiz y por la empresa Aquagest, por los que éstos pretendieron en 2012 consumar una prórroga del contrato de concesión de aguas durante 29 años, a cambio de un anticipo del canon de 2.300.000 euros, reembolsables con intereses. Cuatro años después del inicio de esta operación por parte del Alcalde Gracia Suso, “que iba a salvar las arcas municipales”, la Justicia la declara nula en todos sus aspectos.

Los principales argumentos del recurso presentado por IU eran tres. Por un lado la decisión de prorrogar nada menos que 29 años el contrato, decisión contraria a la actual normativa sobre contratación pública, emanada de la Unión Europea, que es mucho más restrictiva.

En segundo lugar, el hecho de que se anticipe una cantidad y luego ésta se detraiga del canon y con intereses, supone en la práctica una modificación del precio de contrato y de la forma de retribución del contratista, ambas condiciones esenciales del contrato, cuyo cambio requiere una nueva licitación.

Y por último, el hecho de que la operación se llevó a cabo sin el preceptivo informe del Interventor municipal. Todos estos argumentos fueron reconocidos por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Teruel, que en septiembre de 2013 falló a favor de todas las tesis de Izquierda Unida.

Sin embargo, el Alcalde Suso, de la mano de la empresa Aquagest, optó por la “huida hacia adelante”, recurriendo el fallo ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), cuya resolución ha sido comunicada a las partes el día 16 de junio de 2016.

Dicha “huida hacia adelante” aún era más absurda, puesto que cada una de las razones esgrimidas por IU era suficiente para declarar nula la prórroga; intentar superar la suma de dichas razones representaba un imposible jurídico, al cual, sin embargo, se lanzaron Suso y Aquagest, mediante prolijos argumentos, que han sido descartados por el TSJA de manera contundente, como lo demuestra, además, el hecho de que ayuntamiento y empresa hayan sido condenados en costas.

Desde el punto de vista administrativo y jurídico, la sentencia anula la prórroga y deja el contrato de Aquagest en su punto inicial: un contrato firmado en 2002 por una duración de 15 años improrrogables, por lo que finalizará en 2017.

En opinión de IU, además, no ha lugar a levantar fantasmas respecto al hecho de “tener que devolver el dinero”, puesto que Aquagest no es en este caso un “tercero de buena fe”, o un “engañado”, sino parte muy activa e interesada de una operación que podía representarle jugosos beneficios, y que ha sido anulada por la Justicia: dicho de otro modo, jugó sus cartas y ha perdido la partida.

El fin del contrato en 2017 abre por tanto la puerta a otras posibilidades, que deberán ser debatidas por todos los grupos con representación municipal. Para IU, el rescate de un servicio público esencial, como es el agua, ha de ser el horizonte al que se tiene que marchar ineludiblemente, poniendo fin al mercadeo del agua que estamos viviendo, no sólo en Alcanyiz, sino en todo el Estado español.

Desde el punto de vista político, la sentencia anula también la gestión política del Alcalde Gracia Suso, ya que se demuestra que basó su supuesta y falsa recuperación económica del Ayuntamiento en una operación ilegal. Para Gracia Suso, no cabe otra salida que la dimisión, dimisión que ya le pidió IU en septiembre de 2013, a raíz de la primera sentencia, y cuyos motivos son ahora mismo todavía más claros.

Además, este caso representa la plasmación más clara del permanente contubernio en que ha convertido Suso la gestión económica del Ayuntamiento de Alcanyiz: recordemos el cierre del presupuesto de 2014 en fraude de ley (al no contabilizar la totalidad de la deuda contraída), o la operación de tesorería de 2015 que pretendía cubrirse con una licencia del hospital que no va a llegar: no es de extrañar que, en cuatro años, hayan pasado cuatro interventores por el Ayuntamiento y ninguno de estos profesionales quiera ir a trabajar a Alcanyiz.

Igualmente, la sentencia deja en el lugar que les corresponde a quienes, mediante su abstención, permitieron esta operación: PAR y PSOE, que han quedado, en este asunto completamente deslegitimados.

17 junio, 2016

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR