Movimientos Entrevistas

Isabel Pérez: “La política del Gobierno israelí sobre Jerusalén y los asentamientos ilegales hacen imposible un Estado palestino”

La periodista aragonesa, que reside y trabaja en la Franja de Gaza como freelance para varios medios, impartirá junto a Mussa’ab Bashir un taller sobre 'Periodismo y Palestina' el próximo miércoles 22 de febrero en la sede de la Asociación de Periodistas de Aragón, en Zaragoza, dentro de las actividades complementarias del XVIII Congreso de Periodismo Digital de Uesca
| 19 febrero, 2017 15.02
Isabel Pérez: “La política del Gobierno israelí sobre Jerusalén y los asentamientos ilegales hacen imposible un Estado palestino”

La periodista de Exeya d’Os Caballers (Zaragoza), Isabel Pérez, es una de las mejores conocedoras del complejo conflicto palestino, ya que es de los pocos informadores que vive y trabaja en la Franja de Gaza, la pequeña parte del territorio palestino bajo ocupación israelí gobernada ‘de facto’ por Hamas, aislada y sometida a un duro bloqueo por Israel. Con ella, el XVIIII Congreso de Periodismo Digital de Uesca se acercará a uno de los grandes temas informativos internacionales, ya que con el también periodista en Gaza, Mussa’ab Bashir, impartirá el taller ‘Periodismo y Palestina’, que se celebrará el 22 de febrero en la sede de la Asociación de Periodistas de Aragón, en Zaragoza.

Su currículo dice que tras estudiar Periodismo se ha especializado en la cultura y la política de Oriente, estudiando árabe y persa y realizando distintos cursos, ¿de dónde le viene este interés por el mundo musulmán y concretamente por Palestina?

Tengo interés por el mundo musulmán desde hace muchos años que se suma al interés periodístico por las zonas de conflicto o los atentados del 11-S, así que busqué ampliar mi formación. Desde 2007, salvo unos pocos meses, he estado viviendo en Oriente Medio, y además de trabajar he procurado empaparme de cómo es la sociedad y la calle viajando, acercándome a la gente… Palestina no fue una zona especialmente buscada, pero llegué y me atrapó. Circunstancias personales me hicieron reflexionar, formar parte de la vida allí, darme cuenta de que la situación no es toda como yo pensaba y, como la historia también me ha gustado siempre, buscar las claves.

¿Cómo es el trabajo de un periodista en un lugar como la Franja de Gaza?

Mi presencia es diferente a la de otros colegas porque coyunturalmente poseo una residencia en la Franja de Gaza y tengo la experiencia de la calle, de los controles, los túneles… Como freelance lo que más influye es la poca libertad de movimiento. No puedo moverme fuera de un territorio que apenas mide 45 kilómetros de largo y unos 7 de ancho y, por ejemplo, he perdido oportunidades de trabajo en Israel, donde no me dejan viajar. O dependemos, todos periodistas, de la solidaridad de los compañeros para poder contar con un equipo mínimo de seguridad como un casco o una máscara antigás, imprescindibles para cubrir las protestas. Además el Gobierno de Hamás limita la libertad de expresión, así que todo es muy difícil.

Desde luego las dificultades afectan a toda la vida. En Gaza, en los mejores momentos hay electricidad unas 16 horas al día y ahora son apenas 3 o 4, lo que te obliga a unos gastos como UPS (Sistema de alimentación ininterrumpida) o gasolina para suplir lo que aquí vemos como derechos de vida y que son inaccesibles para mucha población local. Pero allí tengo mi hogar y quiero ser optimista; espero que pronto se vuelva a abrir la frontera con Egipto, de forma permanente, porque ahora se abre con muchas restricciones y cada mucho tiempo.

Con su experiencia en la zona, ¿cómo valora la información en los medios sobre Palestina?, ¿es adecuada o tiene carencias?

El principal problema para mí es el dualismo. Las informaciones están marcadas a favor de Israel o Palestina y se basan solo en las notas de prensa oficiales cuando hay muchas más voces que muestran aristas importantes y que son necesarias para tener una opinión formada. No se tiene en cuenta la sociedad, cuando en Gaza son apenas una minoría los que se alegran cuando Hamás lanza un cohete o cuando en Israel hay voces discordantes, que apuestan por soluciones originales como la del único Estado.

Tampoco me gusta que me pidan tantos reportajes humanitarios sobre Gaza, porque sí es un problema humanitario, pero sobre todo es geoestratégico.

¿Y qué espera aportar a los asistentes al curso “Periodismo y Palestina” en la APA?

Un resumen de todo mi conocimiento sobre la historia, el contexto, las facciones… Toda una serie de elementos que creo que si hubiera sabido yo antes de ir a Gaza me hubieran aportado muchísimo para mi trabajo. Queremos también que sea práctico y responder las reflexiones y dudas de los participantes. Ofreceremos una introducción al llamado Periodismo de Paz, un periodismo que no aviva llamas sino que, cumpliendo con su papel social y la deontología, abre las puertas a soluciones.

¿Cree que Palestina va a seguir siendo uno de los principales puntos de la información internacional?, ¿cómo puede evolucionar?

En Oriente Medio no se puede predecir a largo plazo, pero a corto parece que el conflicto va a ir a peor. Aunque en Israel hay voces discordantes, la política del Gobierno israelí sobre Jerusalén y los asentamientos ilegales están haciendo que se haga imposible un Estado palestino y, al mismo tiempo, la sociedad palestina está cada vez más a la deriva por la corrupción del poder y la imposibilidad de cambiar la situación. Estados Unidos es un actor destacado y Trump puede provocar un seísmo en la zona. Creo que este curso puede ser de interés para cualquier periodista porque es un conflicto que va a seguir durante toda nuestra vida.

19 febrero, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR