zLISTA Culturas Culturas

Iosu Eskorbuto: 25 años bajo los pies del caballo

Este 31 de mayo se cumplen 25 años de la muerte de Iosu Expósito a causa del SIDA derivado de su adicción a la heroína. Solo unos meses después, el 9 de octubre, le seguiría su amigo y también fundador de Eskorbuto Jualma Suárez.
| 31 mayo, 2017 06.05
Iosu Eskorbuto: 25 años bajo los pies del caballo
Iosu en una imagen de sus primeros años.

No fueron las únicas víctimas de la heroína en el mundo de la música, la tragedia en el mundo musical era solo un reflejo de la tragedia social que estaba ocurriendo en el Estado español a causa de la heroína y posteriormente del SIDA. Pero lo significativo es la importante incidencia que tuvo en los grupos punks vascos y el alto número de víctimas entre la sociedad vasca, ¿casualidad?

Iosu fue un pionero en el ámbito musical de Euskal Herria, tras un breve paso por el grupo Zarama, creó junto a Jualma Eskorbuto, siendo precursores del movimiento punk en Euskal Herria. El punk no llegó por casualidad hasta las calles vascas, el paro derivado de la llamada reconversión industrial y el mal llamado conflicto vasco bajo el paraguas de la incertidumbre por la aún reciente muerte del dictador fue un caldo de cultivo para que cuajase un movimiento que iba mucho más allá de la música.

Eskorbuto fue una novedad que golpeó fuerte entre la sociedad vasca huérfana de referentes y muy desencantada con la situación política, económica y social. No lo tuvieron fácil, su detención en Madrid y su abandonó por parte de las Gestoras Pro-amnistía les enfrentó con el mundo abertzale, enfrentamiento que subió de tono cuando Jose Marí Blasco y Marino Goñi, este de la discográfica Soñua, les llamaron para “crear” el Rock Radical Vasco (RRV). Iosu lo rechazó indignado porque a su entender el rock no tenía patria y Marino sólo buscaba el lucro económico. El engendro del RRV sólo comenzó a crecer cuando el mundo abertzale fue consciente del calado que el movimiento punk tenía entre la sociedad vasca, movimiento que hasta ese momento habían denigrado por ir contra la tradición euskalduna y por escuchar música llegada de EEUU e Inglaterra, y lo potenció con la gira “Martxa eta Borroka”, en la que Eskorbuto se negó a participar. Los problemas con la heroína, los enfrentamientos con otras bandas, las estafas y robos que sufrieron, según denuncia Roberto Ortega en su libro ‘Rock y Violencia’, por parte de discográficas sin escrúpulos como Discos Suicidas, denuncia que también hacía suya Natxo Cicatriz, los destrozos e incidentes en sus conciertos, en algunos casos con muertos… demasiados enemigos.

Los conciertos de Eskorbuto, y del resto de grupos del panorama punk vasco, arrastraban a miles de personas, personas con un compromiso social y político cada vez mayor. La preocupación de las autoridades iba unida a la constante presencia de ETA. Y fue en ese contexto cuando la heroína hizo su aparición, haciendo estragos entre una juventud que hasta ese momento era muy activa. El propio Natxo Cicatriz declaró que a los 13 años él participaba en movilizaciones y actos abertzales…hasta que descubrió el hachis. El uso de las drogas como arma para acabar con un “enemigo” no es nueva, la usaron los colonizadores en América Latina y desde ahí se exportó a EEUU para acabar con las tribus indias a través de la adicción del alcohol. Y el uso de la heroína no era algo novedoso, ya se había usado en un contexto político que se podría asemejar al de la Euskal Herria de los años 80. La heroína había desarticulado totalmente el pujante movimiento de los Black Panthers, heroína que no llegó sola. Según distintas investigaciones el FBI estuvo detrás de esta guerra sucia contra los Panthers.

Son muchas las tesis y acusaciones de que la heroína no llegó por casualidad hasta Euskal Herria y los datos de número de víctimas y enfermos de SIDA y de heroinómanos, que doblan a los del resto del Estado español, parecen dar alas a esas tesis. Recientemente Justo Arriola, con su obra ‘A los pies del caballo’ ha demostrado las conexiones de la Guardia Civil con el tráfico de heroína en Euskal Herria y las fuentes son del todo sorprendentes. La más llamativa quizá sea la investigación que el alcalde de Arrasate, J. A. Ardanza quién luego sería lehendakari, ordenó a su policía municipal para acabar con el importante tráfico en dicha localidad. El resultado del informe era cuando menos sorprendente: era la Guardia Civil de los cuarteles de Intxaurrondo y de La Salve la que distribuía la droga no sólo en Arrasate sino también en otras localidades cercanas, denuncia que luego se perdió. Al igual que el famoso informe Navajas, donde se denunciaba que traficantes pagaban importantes sumas de dinero a las fuerzas de seguridad para permitirles operar libremente, que desapareció sin ser nunca investigado. Las denuncias hablaban de una “mano verde” detrás del tráfico de heroína en Euskal Herria con dos objetivos, uno desarticular a la juventud vasca y el otro el de conseguir fondos para la guerra sucia contra ETA.

Y la heroína cumplió su misión e hizo estragos entre la sociedad vasca, al igual que en el Estado español. Y los músicos cayeron a los pies del caballo. Iosu imitando a sus ídolos The Who se enganchó a la heroína al igual que su amigo Jualma y que miles jóvenes. El trabajo sucio de la heroína lo terminó de rematar la llegada de una nueva plaga, el SIDA. Toda una generación perdida a causa de la heroína. No es difícil encontrar familias tocadas por la tragedia, el firmante de este artículo sin ir más lejos.

Tras meses de internamiento y sufrimiento, Iosu falleció el 31 de mayo de 1992, su enfermedad se vio agravada por el desconocimiento médico de la enfermedad y por el uso de tratamiento que aceleraban el proceso en vez de frenarlo como el tristemente famoso AZT. Pocos meses después le seguiría su amigo Jualma, y a lo largo de los meses y años Pepin, este fue una de las primeras víctimas del caballo en 1990, Pakito, Pedro y Natxo Cicatriz, Víctor Pérez de Vómito, Carlos Mahoma de RIP y otros muchos músicos, no sólo vascos, y miles de jóvenes anónimos machados a los pies del caballo, daños colaterales de una guerra sucia. Historia triste.

31 mayo, 2017

Autor/Autora

Historiador y militante de CGT Aragón. Colaborador de AraInfo.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR