Movimientos #contraelolvido

Exhumados en Pomer los restos de diez personas represaliadas por el fascismo

El pasado viernes 24 de noviembre terminaba la exhumación de diez personas en la localidad de Pomer. Los trabajos arqueológicos comenzaron el pasado lunes 13 de noviembre y fueron realizados por la Asociación por la Recuperación e Investigación contra el Olvido (ARICO).
| 29 noviembre, 2017 07.11
Exhumados en Pomer los restos de diez personas represaliadas por el fascismo
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

La intervención, que fue realizada por la Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido (ARICO), ha contado con la participación de arqueólogos y arqueólogas, historiadores e historiadoras, y antropólogos y antropólogas, y en ella han colaborado diversas asociaciones como Charata, ARMH Batallón Cinco Villas, así como diversas personas voluntarias.

Los represaliados por el fascismo pertenecían a la comarca del Aranda, territorio que cayó durante los primeros días de la Guerra Civil española en manos de los sublevados. Una gran cantidad de personas tomó la decisión de huir a la Sierra, mientras otras aunaron fuerzas para hacer frente al avance golpista en los pueblos de Aranda y Pomer.

Se tiene constancia que el 5 de agosto de 1936 se inscriben en el registro Civil de Pomer las defunciones de cinco vecinos del mismo pueblo y uno de Aranda del Moncayo.

Por otro lado, el 9 de septiembre de 1936 se registra el asesinato de diez personas que fueron fusiladas por el ejército fascista en las tapias del cementerio. No obstante, y aunque se desconoce la cifra total, existe el conocimiento de que hasta 21 personas fueron asesinadas en dicha localidad.

Según la investigación histórica realizada previamente, se pretendía realizar la exhumación de 15 cuerpos en dos fosas distintas. Una primera fosa de cinco y otra de diez personas represaliadas por el fascismo, todos ellos varones.

Durante los primeros días de la exhumación se descubrió una fosa que contenía los restos de seis cuerpos, y que al parecer pueden corresponder con las personas asesinadas el 5 de agosto 1936. Asimismo, en dicha fosa se han encontrado balas -dos de los cuerpos con el “tiro de gracia”-, y a juzgar por el estado de los huesos, los restos de las víctimas registran signos de violencia.

Pocos días más tarde, durante la excavación apareció anexa una fosa con los restos de cuatro cuerpos. De hecho, existe la posibilidad de que sean los cuatro vecinos de Pomer que fueron asesinados el 5 de septiembre en Aranda de Moncayo.

Sin embargo, y aunque con dudas, no parece razonable enterrar los cuerpos de once personas en diferentes fosas. Puede ser que fueran asesinados tras una batida realizada en el monte o que éstas fueran personas de la Comarca del Aranda asesinadas de igual forma y llevadas a enterrar al cementerio de Pomer.

La exhumación se realizó en el cementerio municipal de dicha localidad, lugar donde estaban situadas las dos fosas. El jueves 23 de noviembre terminaron de retirar los diez cuerpos y al día siguiente buscaron mediante sondeos los once cuerpos restantes -sin éxito- en otras partes del cementerio y en el cementerio civil, ya que existían testimonios que aseguraban que podrían encontrarse allí.

“Vamos a volver para hacer sondeos y buscar los once cuerpos. Es posible que estén dentro del cementerio pegados a una tapia”, afirma Javier Ruiz, director de la excavación.

Por ello, desde ARICO hacen un llamamiento para recabar información sobre los cuatro cuerpos aparecidos y también para que, en caso de tenerla, se pongan en contacto en esta dirección: decasetas@gmail.com. Lo que sí resulta seguro es que son víctimas de la Guerra Civil española, ya que existen evidencias de que fueron apaleados, registran el “tiro de gracia” y han aparecido sin ataúd.

En un principio, los gastos de la exhumación iban a ser sufragados mediante dos subvenciones. Una primera concedida por la Diputación de Zaragoza (DPZ) a través del programa ‘Recuperación de Memoria Histórica’ y que tenía la finalidad de localizar las fosas comunes en el cementerio de Pomer.

Y por otro lado, una segunda para la retirada de los restos óseos que se iba a realizar con la subvención solicitada a la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón. Sin embargo, y según afirman desde ARICO, el mismo día que daba comienzo la excavación se les comunicó desde las instituciones que éste era el último para justificar los gastos de la mencionada subvención.

Aunque en un primer momento cabía la posibilidad de la paralización de la exhumación, el equipo decidió seguir adelante con los trabajos de la retirada de los cuerpos. Para ello, y a través de las redes sociales, ARICO realizó una solicitud para recibir donaciones. De esta forma, tal y como aseguran, consiguieron recabar el dinero suficiente para sufragar todos los gastos del estudio antropológico.

Exhumación Pomer_marca de agua_foto- Pablo Ibáñez

29 noviembre, 2017

Autor/Autora

Miembro del Consello d´AraInfo. @pabloibas10 / https://www.flickr.com/photos/pablo011/


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR