Mundo #RepúblicaCAT

El Parlament de Catalunya aprueba una reforma para tramitar las leyes de desconexión

La modificación del reglamento permitirá que las proposiciones presentadas por un grupo parlamentario se tramiten por la vía rápida, lo que supone un paso fundamental para impulsar la Ley de Referéndum y Transitoriedad Jurídica. La oposición ha anunciado su intención de llevar la reforma al Tribunal Constitucional.
| 27 julio, 2017 14.07
El Parlament de Catalunya aprueba una reforma para tramitar las leyes de desconexión
Parlament de Catalunya. Foto: CUP.

La mayoría independentista aprobó el pasado miércoles por 72 votos a favor y 63 en contra la reforma del reglamento que permitirá impulsar el trámite de la Ley del Referéndum y de Transitoriedad Jurídica. Esta reforma afecta a una veintena de artículos del reglamento, no obstante, la reforma del artículo 135 ha sido la que generó mayor atención: posibilita el trámite de una proposición de ley por un grupo parlamentario, es decir, mediante la vía rápida.

El cambio de reglamento – aprobado con los votos de Junts pel Sí, la Cup y el diputado no adscrito Germà Gordó- regulariza un procedimiento de máxima urgencia que, hasta ahora, tan solo podía ser utlizado por el Govern con un proyecto de ley o la unanimidad de todos los grupos.

La votación estuvo precedida por un debate entre diversos representantes de Junts pel Sí y de la CUP, por una parte, y de PSC, C’s y Catalunya Sí Que Es Pot, por otra en relación a la finalidad de la reforma. El portavoz de JxSí Roger Torrent expuso que el Congreso español tiene previsto en su reglamento el procedimiento de lectura única, que ya ha sido empleado en reformas como la de la ley del Tribunal Constitucional. Mientras, el diputado de Ciudadanos, José María Espejo-Saavedra, calificó la reforma de “cacicada”. La diputada Anna Gabriel explicó que la intención de apoyo de la CUP a la reforma versa sobre el derecho de voto de la gente del Sí y la del No a la independencia de Catalunya.

Según informa Vilaweb, pocos minutos después de la aprobación, Mariano Rajoy pidió al Consejo de Estado un dictamen urgente con el fin de impugnar la reforma al Tribunal Constitucional. Si la reforma fuera impugnada en el Tribunal por el Gobierno, quedaría suspendida de forma automática del reglamento del tribunal. Según relata este medio, en este caso las alternativas posibles pasarían por el no acatamiento de la posible suspensión del TC o recurrir a la vía de tramitación ordinaria. Sin embargo, este último conlleva el inconveniente de la longitud de los plazos y la falta de tiempo ante la convocatoria del referéndum del 1 de octubre. La última opción radicaría en el artículo 81.3 del reglamento del Parlament, el cual dicta que “el orden del día del pleno puede ser alterado si éste lo acuerda, a propuesta del presidente oa petición de dos grupos parlamentarios o de una quinta parte de los miembros del parlamento, y también puede ser alterado cuando obliga el cumplimiento de una ley”.

27 julio, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR