zECOLOGIA LISTA Subportada Ecología

Coagret denuncia “subvención encubierta al regadío y a la depuración en Aragón”

Desde la Coordinadora también hacen hincapié en el Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA) del Gobierno de Aragón, “un intento de que Zaragoza pague una parte muy importante de la depuración planificada en los Planes de Depuración de Aragón, planes de los que Zaragoza no recibe ni un euro”
| 7 abril, 2017 09.04
Coagret denuncia “subvención encubierta al regadío y a la depuración en Aragón”

La Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (Coagret) ha denunciado, mediante una nota de prensa, “la subvención encubierta al regadío y a la depuración de Aragón por parte de los ciudadanos y las ciudadanas de Zaragoza”.

“Los usuarios urbanos del agua, por tradición administrativa (no basada en ley alguna), pagan cinco veces más que lo que pagan los regantes en cuestión de canon (por el uso de los embalses del Estado) y tarifa (por el uso de canales, bombeos, etcétera)”, apuntan.

“Por esta razón –continúan-, los zaragozanos estamos pagando el 70% de los gastos del sistema del Canal Imperial por usar apenas el 20% de los caudales; mientras el regadío paga el 30% por usar el 80% de los caudales del Canal. Y respecto al agua de Yesa pasa otro tanto: la factura urbana (Zaragoza y entorno) paga el 46% del total por usar apenas un 4% del caudal, mientras el regadío paga el 54% por usar el 96% del agua”, aseguran en la nota de prensa.

Una subvención que, a su juicio, “se nos ha impuesto y que no hemos decidido”, subrayan. También denuncian “la subvención encubierta del abastecimiento de aquellas poblaciones que se suministran con agua de Yesa y que además la tienen que bombear a partir de la tubería principal o las balsas de Fuenpudia”.

“Todas las poblaciones pagamos lo mismo a ACUAES por el agua de Yesa, pero el coste de llevarla a Ricla, La Almunia, Botorrita o Jaulín es mucho mayor, ya que hay que bombearla para subirla a esas poblaciones”, señalan.

Al mismo tiempo, según declaran desde el Tribunal de Cuentas, “los Planes de Depuración de Aragón son muy caros y sólo funcionarían si los zaragozanos pagamos”. “Zaragoza sin embargo puso en marcha la depuración de sus aguas mucho antes de la creación de este Plan de Depuración y sin la ayuda del Gobierno de Aragón”, recuerdan.

Desde la Coordinadora también hacen hincapié en el Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA) del Gobierno de Aragón, “un intento de que Zaragoza pague una parte muy importante de la depuración planificada en los Planes de Depuración de Aragón, planes de los que Zaragoza no recibe ni un euro”.

“La solidaridad tiene que ser voluntaria (y no es el caso), el coste desmedido del Plan de Depuración, el aumento desbocado del coste del recrecimiento del embalse de Yesa (ha pasado de 113 millones de euros a 500 millones de euros en la actualidad), y sus preocupantes problemas de seguridad, la posibilidad de otras opciones de abastecimiento más baratas para las poblaciones del Jalón y del Huerva, hacen pensar que más que solidaridad se trata de un intento de aprovechar el dinero de los zaragozanos para poner en marcha proyectos claramente inviables y que de otra manera nadie en su sano juicio habría puesto en marcha”, concluyen desde Coagret.

7 abril, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR