zECOLOGIA LISTA Ecología

Coagret denuncia a la CHE por “tentar a la suerte” en el Val

Coagret ha recibido respuesta, del Comisario de la CHE, a la denuncia que presentó en septiembre relativa a la contaminación de los ríos Val y Queiles. "No así del Gobierno de Aragón demostrando poco interés en este asunto. Por otro lado, tampoco la Comunidad de Regantes de Tarazona, víctima de la situación, ha denunciado los hechos", critican.
| 24 febrero, 2017 14.02
Coagret denuncia a la CHE por “tentar a la suerte” en el Val

Desde Coagret perciben con preocupación “su particular interés por solucionar el problema”. “Hemos observado el empeoramiento del estado de los ríos Val y Queiles, la mala calidad del agua que se vierte desde el embalse de El Val y, a la par, el aumento de la eutrofización del agua y los riesgos para las personas y el medio ambiente. Los argumentos de la respuesta del Comisario son poco rigurosos, ambiguos, sin solución del grave problema que reconoce existe desde 2002 y tienta a la suerte con el peligro que implica el trance”, subrayan.

Según la organización ecologista, el Comisario dice que el abastecimiento de Tarazona, la Mancomunidad de Aguas del Moncayo (MAM) y la Mancomunidad de Cascante, Fitero y Cintruénigo (MCFC) se hace fuera del embalse de El Val y “entendemos que así inutiliza el propio embalse”. Este se aprobó en 1984 por la “ley de la sequía” para asegurar los abastecimientos y “por lo tanto esta obra no cumple con sus objetivos”, afirman.

“En una falta de rigor absoluto de la información dice que La MAM y la MCFC toman el agua aguas arriba del embalse, sin embargo lo hacen aguas abajo. La MAM por la acequia de Magallón Grande y la MCFC tiene la toma desde el río Queiles bastante más abajo. Esta última toma lleva años sin servicio, estas localidades se abastecen de otras fuentes y tienen su propia ETAP desde 2011”, continúa Coagret.

Según Coagret, otro abastecimiento que “no toma del embalse son las Alemas, un derecho cuestionado y del que se sirven los regadíos navarros”. En este sentido, apuntan que se evidencia un trato desigual con otros derechos históricos aragoneses. “Así es con las acequias de Magallón Grande, Magallón Fiel, Cercés, Orbo y Riego de los Molinos. Matizar que el primer derecho que se conoce en la cuenca del Queiles es el de la acequia de Magallón Grande. El trato discriminatorio se agudiza ofreciendo a unos aguas de buena calidad y a los más antiguos aguas contaminadas”.

“Por otro lado -continúan-, no asegura la oxigenación del agua desembalsada a la acequia de Magallón Grande, por donde se sirven derechos de riego. Perjudicando a la agricultura, a la ganadería, a la vegetación de margen, a la fauna silvestre; resaltar las afecciones en el embalse de Santa Ana en Tarazona”.

En cuanto al río Queiles, “el primer damnificado desde el embalse, comisaría supone no estar afectado por los vertidos desembalsados ‘…una vez que el agua se oxigena en los primeros kilómetros de recorrido fluvial…” dice textualmente. Qué fatalidad que este sea el tramo más truchero”, apostillan.

Para Coagret, el reconocimiento de la CHE del estado Eutrófico del embalse, desde 2002, sin advertir a las y los usuarios, “no deja de ser una irresponsabilidad”. “Que se nos diga haberse puesto en marcha una campaña con la intención de mejorar el estado del embalse en noviembre de 2016 no es suficiente para tranquilizar a los usuarios. Es más, parece una nueva improvisación que sólo puede alargar en el tiempo la problemática, ‘una bomba de relojería”.

Por último, Coagret percibe que la solución es una incógnita. “Ya adelantamos (en los escritos de septiembre) que la solución pasa por no dar servicio desde el embalse hasta asegurar la buena calidad del agua. Es inaceptable, en las condiciones actuales, hacer experimentos o tentar a la suerte conociendo los peligros que se derivan de una eutrofización del agua en alza”, recuerdan.

Por eso piden “rigor en la información que facilite esta administración, un análisis de tejidos de peces de la cúspide de la pirámide en el embalse de El Val para conocer el cúmulo de sustancias bioacumulables y persistentes que albergan”. También, con carácter de urgencia, “el vaciado inmediato del embalse hasta asegurar y garantizar la calidad del agua en el río Val y en el embalse, y dar el servicio a los usuarios desde el río Queiles”.

24 febrero, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR