Altavoz

Adiós al idilio rural: más de 2.500.000 de animales explotados en tres meses

| 31 julio, 2017 12.07
Adiós al idilio rural: más de 2.500.000 de animales explotados en tres meses
Granja de porcino intensivo

El sector agrícola da de comer, el sector agrícola reclama dignidad, el sector agrícola esto y aquello. Pongamos que “esto” son sus derechos y “aquello” son los derechos de los que, haciendo uso del medio rural, no pertenecen al sector agrícola. Comprobamos estos días, en acalorados debates lobo sí frente a lobo no, que la ganadería extensiva parece no poder encajar que comparte el territorio con otros.

La ganadería intensiva no se queda atrás. Leemos esta semana que los establecimientos rurales están en contra de la implantación de estas macro instalaciones. La plataforma “Loporzano Sin Ganadería Intensiva” consiguió paralizar el expediente que autorizaba la instalación de dos granjas de cerdos en su término municipal. Hay otra plataforma, “Stop Cerdos Canal de Berdún” que ha llegado a oponerse a la instalación de siete plantas porcinas. Y adviértase que escribimos planta, ya que de granja (suponiendo que algo bueno tenga una granja) ya queda poco.

¿Qué es una explotación ganadera intensiva? Es algo parecido a una fábrica en la que se producen lechones, terneros y polluelos, en la que su valor de mercado se anota en tablas junto a cifras que hieren, como el número de litros de purines y cantidad de nitratos. Es un lugar en el que algunas madres se llaman cerdas de reemplazo, en el que las condiciones de humedad, luz y temperatura son creadas de forma artificial, en el que un animal enfermo es descartado porque supone una carga para el proceso productivo. Sí, esos animales son productos sin más para muchos. Sus nacimientos, sus vidas y sus muertes están regidas por ecuaciones del tipo “funciones Cobb-Douglas”:

Y = a X1 b * X2 c

Donde: Y.- Litros de leche producidas por una vaca

X1 .- Forraje consumido (kg/año)

X2 .- Cereal consumido (kg/año)

Las granjas intensivas son un asunto incómodo. NO hay excursiones a granjas intensivas. No interesa tener a futuros consumidores en estado de estupor, haciendo preguntas incómodas. Nadie puede querer explicar a un niño que los animalitos no ven el sol y viven sobre sus excrementos pero son, de hecho, felices. Cómo lo harían, si no es cierto. Prefieren comprar esas granjas multicolor de plástico en las que los animalitos ven el sol y la palabra maltrato o matadero no figura en la caja. Después irán a la granja escuela a seguir su mito de la caverna personal mientras meriendan un quesito redondo como una luna o un bocadillo con mortadela cuyas manchitas imitan la cara de un famoso ratón.

Nuestro deber es leer entre líneas, ir al BOA y comprobar que desde el 20 de abril hasta el 19 de julio de 2017 (fechas escogidas al azar para demostrar que es algo continuado) se han aceptado cuarenta y seis expedientes de apertura o ampliación de explotaciones ganaderas intensivas, sesenta y cuatro expedientes se encuentran en proceso de estudio, seis expedientes no presentan estudio alguno y tan sólo uno de ellos ha sido denegado, el de Sangarrén, Huesca. Esto supone un conjunto de cifras que duelen, pero más duele la verdad. estamos hablando de 2.459.206 animales explotados tan sólo en Aragón en tres meses, probablemente más puesto que la cantidad de animales no figura en varios de los expedientes.

No queremos que nadie malviva ni pierda su sustento. Pedimos parar este tren enloquecido de las explotaciones ganaderas para reflexionar sobre qué queremos para nuestra tierra y sus pobladores, qué queremos contar a nuestros hijos, qué clase de actividad honesta puede estar basada en la destrucción de millones de vidas y en la destrucción del medio ambiente. Quién podría alojarse para descansar frente a una fábrica de excrementos y muerte. Eso no tiene nada de idilio rural.

Pensar no cuesta tanto y no hay que esperar a recibir ayudas desde Europa para hacerlo.

31 julio, 2017

Autor/Autora

Miembro del Partido Animalista PACMA en Zaragoza.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR