zECOLOGIA LISTA Ecología

16 localidades aragonesas se suman al apagón mundial de la Hora del Planeta

Las tres capitales de Aragón y 13 localidades más, se han unido a la iniciativa y han apagado la luz de sus edificios más emblemáticos este sábado como símbolo de la lucha contra el cambio climático, entre las 20.30 y las 21.30. La Hora del Planeta ha batido el record de participación mundial, con un total de 184 estados y territorios y más de 7.000 ciudades.
| 26 marzo, 2017 11.03
16 localidades aragonesas se suman al apagón mundial de la Hora del Planeta
Foto: WWF

La WWF celebró este sábado la Hora del Planeta en todo el mundo, una campaña que empezó en Sidney hace ahora 10 años con el simple gesto de apagar la luz durante una hora como símbolo de la lucha contra el cambio climático y que “se ha convertido en la actualidad en la mayor iniciativa mundial en defensa del medio ambiente”, afirman.

Este año, se ha batido el record de participación mundial, con un total de 184 estados y territorios y más de 7.000 ciudades. Al grito de ‘El Planeta primero. Que nadie te pare’, se han celebrado distintos eventos multitudinarios en la calle para poner de manifiesto el poder de la ciudadanía para “liderar el proceso de transición hacia un modelo energético más saludable, seguro y justo”. “Gobiernos y empresas deben seguir la voz de este grito unánime y adoptar medidas urgentes para atajar el problema del cambio climático”, advierten desde WWF.

Las tres capitales de Aragón y 13 localidades, se han unido a la iniciativa y han apagado la luz de sus edificios más emblemáticos este sábado, 25 de marzo, como símbolo de la lucha contra el cambio climático, entre las 20.30 y las 21.30. Además de Zaragoza, Uesca y Teruel, se han sumado otras trece localidades aragonesas a esta celebración en defensa de la Tierra: Chaca, l’Aínsa, Binazet, Binéfar, Villanúa, Calatayud, Tarazona, Utebo, Mallén, Fuentes d’Ebro, Jaraba, Grisel y Alpartir.

En Zaragoza, el esperado momento del apagón de la Hora del Planeta ha tenido lugar con la lectura de un manifiesto por el Planeta y a las 20.30 ha empezado la fiesta a oscuras con velas y la batucada “Samba da Praça’.

Los monumentos en los que se han apagado las luces al sumarse a la Hora del Planeta en Zaragoza han sido la fachada principal de Ayuntamiento; del retablo de Pablo Serrano en la fachada del Pilar; del edificio de Correos en el paseo Independencia; de la fachada de la Diputación de Zaragoza (DPZ), en la plaza España; de la Audiencia Provincial en el Coso; de Capitanía, en plaza Aragón, de la Lonja en la plaza del Pilar y del Centro de Documentación del Agua y el Medio Ambiente de Zaragoza-CDAMAZ, en paseo Echegaray.

“Un símbolo mundial que pretende expandir su mensaje los 365 días del año”

Para WWF, la Hora del Planeta es “mucho más que una hora, es un símbolo mundial que pretende expandir su mensaje los 365 días del año, promoviendo acciones decididas de ciudadanos, empresas y gobiernos contra el cambio climático. Un símbolo que, transformado en acción, abrirá la ruta hacia el futuro sostenible que todos necesitamos”. Esta campaña mundial nació como respuesta a la presión de la industria de los combustibles fósiles y a la inacción de los gobiernos, incapaces de comprometerse con un acuerdo global para reducir las emisiones de gases contaminantes. Una década después, hay luces y sombras a destacar.

Desde su primera edición en 2007, “hemos visto cómo cada año se han ido batiendo récords en la temperatura global, siendo 2016 el año más cálido de la historia. Al mismo tiempo, el impacto del cambio climático se ha hecho más patente, con fenómenos meteorológicos cada vez más extremos, sequías prolongadas, incendios, inundaciones, el deshielo acelerado del Ártico y un creciente aumento del nivel del mar”, advierten.

Según Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF en el Estado español: “Diez años después de que la Hora del Planeta pusiera el foco en el gran reto ambiental del cambio climático, cuyos efectos son hoy claramente visibles, WWF quiere aumentar la ambición y acelerar los compromisos para demostrar que el camino hacia un desarrollo sostenible, libre de emisiones, está en marcha y es imparable. El Acuerdo de París, que entró en vigor el pasado 4 de noviembre de 2016, ofrece el marco idóneo para esta transición global y, sin duda, es el punto de inflexión hacia el nuevo camino”.

26 marzo, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR