AraInfo  Economía

Zaragoza todavía tardará dos décadas en saldar la deuda de la Expo

El ayuntamiento de la capital aragonesa arrastra desde los preparativos de la muestra de 2008, y seguirá haciéndolo hasta finales de julio de 2038, préstamos por valor de 475 millones de euros, algunos de ellos gravados con intereses de hasta el 4,9%, tras haberse quitado de encima menos de la tercera parte hasta ahora
| 5 junio, 2019 07.06
Zaragoza todavía tardará dos décadas en saldar la deuda de la Expo
El Telesilla construido para la Expo 2008. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Hasta finales de julio de 2038, tres décadas después de su celebración, no terminará el Ayuntamiento de Zaragoza de amortizar los créditos que sigue arrastrando de los preparativos de la Expo 2008, que en la actualidad suponen más del 70% de la deuda que acumula la institución, según indica un informe de la Intervención municipal al que ha tenido acceso AraInfo. Ese es, al menos, el plan sobre el papel. Otra cosa es cómo acabe saliendo.

La muestra del agua fue, aparentemente, un buen negocio para la ciudad, por la mejora que supusieron actuaciones como el acondicionamiento de las riberas, el cierre del cuarto cinturón o la construcción del puente del Tercer Milenio entre Delicias y el Actur. Sin embargo, no lo ha sido tanto para las arcas municipales, ya que el evento lastró la gestión municipal para, al menos, tres décadas.

Eso, junto con la baja ocupación del recinto de Ranillas (el Estado se desentendió en dos años), la presencia de infraestructuras polémicas (como poco) como el azud de Vadorrey, la volatilización del legado inmaterial que debía convertir a Zaragoza en la capital mundial del agua y episodios surrealistas como haber mantenido un telesilla sin uso (ya desmontado) durante una década en plena estepa, convierten en interminable el debate entre ensalzadores y detractores del acontecimiento.

Siempre hay argumentos “irrebatibles” para defender las dos posturas viscerales sobre los efectos de la Expo, el decimoprimer aniversario de cuya inauguración coincide con la constitución del consistorio que gestionará la ciudad los próximos cuatro años. Quedarán quince de pagos vinculados a la muestra cuando llegue el siguiente.

475 millones pendientes, 230 amortizados

Los números de la Intervención resultan bastante poco rebatibles: se trata de un informe fechado hace unas semanas y elaborado a petición de pleno, que apoyó una propuesta del PP para elaborar una auditoría “sobre el origen total de la deuda del Ayuntamiento de Zaragoza señalando de manera detallada cuándo se suscribió y los motivos que llevaron a la captación de la misma”.

Y no será por datos. El interventor general, que le recuerda al pleno que es él quien aprueba el Plan Anual de Control Financiero al tiempo que aprovecha para explicar en qué consiste una auditoría, aclara que lo que los concejales pidieron “no es una auditoría sino un informe en el que se pongan de manifiesto los extremos solicitados”. Este, finalmente, fue “elaborado por la Unidad Central de Contabilidad y Tesorería, con más información de la solicitada”.

Esa información señala que el Ayuntamiento de Zaragoza tiene acumulados saldos vivos de préstamos pendientes de amortizar por valor de 663,9 millones, de los que 475,8 fueron contratados entre la primavera de 2005, cuando la ciudad ya había sido designada como sede, y el verano de 2008, con las celebraciones en marcha.

En el apartado de “finalidad” aparecen dos motivaciones: “financiación de inversiones” y “sustitución total/parcial artículo 49 del Texto Refundido de la Ley de Régimen de Haciendas Locales”, que es el eufemismo burocrático que enmascara la refinanciación y el afianzamiento crediticio de toda la vida, en este caso para acometer inversiones.

Eso significa que el 71,6% de la deuda que arrastra el consistorio de la capital aragonesa tiene su raíz en los preparativos de la Expo 2008. Podría ser más, aunque finalmente ya han sido amortizados 229,87 de los 705,75 millones inicialmente contratados en esos años. Queda por devolver el 67,5% de los préstamos de aquella etapa en catorce operaciones con el Banco de Crédito Local, el Ministerio de Industria, el Sabadell, BBVA, Bankia y el ICO (Instituto de Crédito Oficial).

El gran negocio bancario de la Expo

Todos esos préstamos están referenciados al Euríbor a tres meses, que lleva prácticamente tres años en registros negativos. Sin embargo, eso no impide que, como consecuencia de las condiciones de los bancos, y mientras la banca pública aplica un 0% (solo se amortiza capital en cada cuota), los intereses de la mayoría de ellos se sitúen entre el 1% y el 2,6%.

Los intereses que genera ese volumen de dinero vinculado a la muestra del agua suponen anualmente una factura de en torno a siete millones de euros, que es el negocio que los bancos siguen haciendo con la Expo 2008 más de una década después de que esta finalizara.

Les quedan para seguir rentabilizando esas operaciones casi otras dos en las que esa cifra irá menguando por la reducción del principal pendiente de amortizar mientras el BCE (Banco Central Europeo) mantenga su política ultraexpansiva de bajos tipos. Si la cambia, vistos el montante pendiente de amortizar y los plazos, las consecuencias para las arcas municipales son imprevisibles por mucho que el último equipo de gobierno, el de ZeC (Zaragoza en Común), se aplicara a fondo en ese apartado reduciendo la deuda general en 160 millones y bajando a menos de la mitad (de 27,6 a 12,8 por ejercicio) la factura de intereses derivada de esos préstamos.

Casi 66 de los algo más de 90 millones de euros contratados en las cinco operaciones de préstamo cerradas la pasada legislatura tenían como finalidad hacer frente al pago de sentencias firmes en las que el consistorio había sido condenado y que seguían sin ser saldadas. De ellos, 55,4 siguen pendientes de amortizar. Quedan entre seis y ocho años, con intereses del 0,75% y el 1,31% anuales.

Hay, por otro lado, dos apuntes en esa cartera de deuda que merecen un tratamiento aparte: 18,1 millones al 4,975% anual en un crédito con Banc Sabadell, que ahora mismo se lleva más de 900.000 euros en intereses por ejercicio (2.465 diarios, 102 por hora); y otro de 17,4 millones al 3,1725% con Bankia, al que le renta más de 550.000 euros por anualidad (1.500 diarios). Al primero le quedan 17 años para ser cancelado; al segundo, 16.

Banc Sabadell acumula un tercio de la deuda municipal

Las condiciones son bastante menos leoninas para los otros 188,06 millones de euros de la deuda municipal. Estos no están formalmente vinculados a la Expo, aunque entre ellos hay un paquete de ocho operaciones que suman 76 millones de euros correspondientes a operaciones de refinanciación formalizadas en 2014 y 2015, parte de las cuales sirvieron para renovar préstamos pendientes de la década anterior.

En cualquier caso, los intereses del resto de créditos pendientes de amortizar por el Ayuntamiento de Zaragoza oscilan en la práctica entre el 0,35% y 1,63% anual, unos gravámenes mucho más reducidos que los del paquete directamente vinculado a la Expo.

El cambio en la política de la deuda en las dos últimas legislaturas y los movimientos que se han dado en el sector bancario español en los últimos años han alterado el cuadro de los acreedores del consistorio zaragozano.

Así, por saldos vivos, que suman 674,79 millones partiendo de unos nominales de 1.042, el principal acreedor del ayuntamiento es, con ventaja, Banc Sabadell, que suma algo más de un tercio de la deuda con 234,75 millones de euros en cinco préstamos abiertos, uno de ellos con 104,7 millones pendientes de amortizar. Este último viene de 2005, se firmó a 30 años y actualmente lo grava un interés del 1,95% anual; es decir, algo más de dos millones de euros al año.

La banca aragonesa no llega al 5% del total

Le sigue por cuantía el Banco de  Crédito Local (BCL), que tiene vivos tres préstamos que suman 116,68 millones de euros. Es una de las tres entidades públicas acreedoras del consistorio de la capital aragonesa. Las otras dos son el ICO con 36,73 en dos créditos y el Ministerio de Industria con 8,33 en uno.

La banca local mantiene un paquete pequeño, de menos del cinco por ciento del total, con 32,08 millones de euros que se reparten entre Bantierra (17,5 en dos contratos), la Caja Rural de Teruel (cinco en uno) e Ibercaja, en este caso con una operación ‘heredada’ de Caja3 que tiene 9,58 millones pendientes de amortizar.

A Sabadell y al BCL les siguen en el ránking los dos grandes bancos españoles, el BBVA, que tiene saldos vivos por valor de 91 millones de euros en cinco operaciones, y el Santander, que suma 87,26 en cuatro, varias de ellas recibidas con la polémica absorción de Popular hace ahora dos años. Y, tras ellos, las dos grandes cajas bancarizadas, la todavía pública Bankia, con 28,43 millones pendientes de amortización en tres contratos, y CaixaBank, que mantiene uno de 24,9.

Cierran el cuadro dos entidades financieras de pequeño tamaño como la valenciana Cajamar, que tiene un crédito vivo del que quedan diez millones de euros por saldar, y Caja Ingenieros, con tres en un único préstamo.

Efectos secundarios de un lastre monumental

El informe del Interventor General pone negro sobre blanco, aunque esa no es la finalidad para la que fue solicitado, algunos de los efectos secundarios que la Expo del agua tuvo para el ayuntamiento zaragozano, que todavía va a tardar dos décadas en sacarse de encima el lastre financiero que adquirió con la organización de la muestra.

Su participación fue del 15% en el recinto de Ranillas, que concentró una inversión de 700 millones de euros de los que el Estado asumió un 70% y el Gobierno de Aragón el 15% restante.

A esa actuación se le suma el plan de acompañamiento, cuyo coste se estimó en 500 millones y que incluyó obras como la mejora de las riberas, el puente del Tercer Milenio o la pasarela del Voluntariado.

La deuda directamente generada por la Expo en las arcas municipales se estimaba en 350 millones de euros, un volumen que, tras duplicar en poco más de tres años el endeudamiento municipal (pasó de 340 a 690), de inmediato comenzó a tener efectos secundarios en la gestión de las cuentas municipales. Los explica el interventor en el informe que hoy desvela AraInfo.

5 junio, 2019

Autor/Autora

Periodista. @e_bayona


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR