Zaragoza no mejora en la mayoría de indicadores estratégicos

Así se desprende del informe referente al año 2016 presentado por Ebrópolis que analiza las mejoras o empeoramientos de, entre otros, indicadores económicos, sociales y culturales de la ciudad y del entorno del núcleo urbano

Elena Gíner en la presentación del informe de Ebrópolis.

Zaragoza y Aragón no terminan de despegar. Analizando cerca de un centenar de datos, se puede afirmar que la capital aragonesa se ha estancado en el último año -2016- o ha experimentado un retroceso en cuestiones consideradas estratégicas. Esta negativa evolución profundiza en la pérdida de posición ventajosa respecto a la media del Estado español –e incluso por debajo en algún indicador- y en el alejamiento de la europea. Sin embargo, algunos indicadores correspondientes a 2017 anticipan una mejoría.

Estas son algunas de las principales conclusiones que se extraen del Informe de Indicadores 2016, presentado este miércoles y elaborado por el Observatorio Urbano de Ebrópolis con el propósito de medir y evaluar con datos objetivos el avance en cuestiones estratégicas de Zaragoza y sus municipios cercanos. En esta ocasión, está acompañado por un nuevo estudio estadístico, Zaragoza en datos, que lo complementa y en el que por primera vez se reúne una amplia serie de datos estadísticos sobre la ciudad y sus distritos y juntas vecinales.

De acuerdo con el Informe, de los 76 indicadores analizados, solamente cinco de ellos mejoran su valoración (de negativa a alerta o de alerta a positiva): el servicio de ayuda a domicilio, las personas beneficiarias de prestaciones de dependencia en relación a la población, el número de empresas que exportan regularmente, el porcentaje de presupuesto público invertido en cooperación para el desarrollo y el porcentaje de empresas con sitio web.

En conjunto, un total de 27 indicadores estratégicos se encuentran en situación positiva. Por el contrario, retroceden posiciones las autorizaciones de trabajo a extranjeros, las plazas públicas residenciales, las personas en situación de riesgo de pobreza o exclusión, el transporte de mercancías por ferrocarril, los días con buena calidad del aire, las energías renovables instaladas y el transporte público de viajeros.

Educación y atención a la dependencia son dos grandes áreas estratégicas en las que empeora la posición relativa de Aragón en el último año analizado; sin embargo, los primeros indicadores adelantados de 2017 parecen apuntar a un cambio en esta trayectoria negativa, como la mejoría en abandono escolar o la reducción de personas con derecho reconocido que no perciben prestaciones por dependencia.

El informe destaca la persistencia de la brecha de la desigualdad, pese a la mejoría económica, y lamenta la escasez de inversión de gasto público en áreas sociales. Por el contrario, el sector exterior y el turístico mantienen una evolución que se puede considerar positiva. El Observatorio Urbano elabora el informe de indicadores desde el año 2006. Se trata de la única publicación exhaustiva con información procedente de distintas fuentes referida a Zaragoza y Aragón.

Junto con el Informe de Indicadores, responsables de Ebrópolis presentaron el documento Zaragoza en datos, en el que se recoge información completa y detallada y en el que se ofrece una visión global de la ciudad de Zaragoza gracias a la recopilación de más de 60 indicadores de 15 áreas temáticas. Población, educación, salud, servicios sociales, vivienda, empleo, renta, actividad económica, TICs, clima, calidad del aire, agua, energía, residuos y transporte y movilidad son los sectores estudiados. El documento engloba y completa los anteriores estudios realizados sobre los 14 distritos municipales y las 14 juntas vecinales de la ciudad, lo que permite la comparación entre distritos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies