Política

Zaragoza elabora un sistema de indicadores para analizar el bienestar de la infancia y la adolescencia

Se trata de una herramienta para ayudar a realizar diagnósticos a instituciones, entidades y unidades municipales involucradas en el bienestar de la infancia y adolescencia
| 3 mayo, 2019 18.05
Zaragoza elabora un sistema de indicadores para analizar el bienestar de la infancia y la adolescencia
Foto: Miguel G. García (AZ)

Las entidades sociales, administraciones y organizaciones que trabajan a favor de la infancia y la adolescencia en Zaragoza ya tienen a su disposición una herramienta de diagnóstico y análisis para mejorar la prestación de sus servicios e intervenir con mayor precisión.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha elaborado una serie de indicadores para medir el bienestar de los y las menores, que se actualizará anualmente, y que han sido explicados este viernes por la consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto; el responsable de la Oficina Técnica de planificación y programación del área de Derechos Sociales, Pedro Compte; y la socióloga y responsable de Planificación Estratégica de Ebrópolis, Mar Rodríguez Beltrán.

El documento “Indicadores de Bienestar de infancia y adolescencia en Zaragoza” -se puede descargar aquí– es el primer resultado del Plan Local de Infancia y Adolescencia de Zaragoza 2018-2021 (PLIAZ) que tiene  entre sus objetivos: “Disponer de información relevante, actualizada y compartida para planificar las políticas públicas de infancia y adolescencia en Zaragoza”.

Los sistemas de indicadores describen cuantitativamente una realidad, que debe ser luego interpretada y complementada con los aspectos cualitativos y subjetivos de los diversos actores y partes interesadas en dicha realidad. Ambos planos, cuantitativo y cualitativo, son necesarios para un diagnóstico participativo que construya capital social y conocimiento compartido.

La falta de datos estadísticos relevantes y representativos a nivel de ciudad y/o de sus distritos de muchas magnitudes, tanto del conjunto de la población de Zaragoza, como específicamente de la población infantil y juvenil y la discontinuidad y fragmentación de los estudios cualitativos basados en procesos participativos o en encuestas han sido los motivos que han llevado al Consistorio a la elaboración de este trabajo.

La estructura del documento se ha hecho a partir del sistema de indicadores sobre Bienestar Infantil en el Estado español de UNICEF al que se ha añadido un análisis sociodemográfico e incorporado el ámbito de Participación. Adoptar los indicadores de UNICEF permitirá realizar una comparación con otras localidades que también emplean estos parámetros.

En la elaboración del documento ha colaborado Ebrópolis en la selección, tratamiento y análisis de indicadores, con la finalidad de conectar el estudio de la infancia y adolescencia con su Observatorio Urbano y los objetivos de la Estrategia Zaragoza+20 y el Grupo de Estudios de Ordenación del Territorio de la Universidad de Zaragoza, que ha obtenido los datos sociodemográficos.

Este documento también va en línea con el recientemente recibido sello de Ciudad Amiga de la Infancia y la Adolescencia y es una oportunidad para el desarrollo de políticas transversales y participativas hacia los sectores de población más joven durante los próximos años.

Primeros datos de los indicadores de bienestar infantil de la ciudad de Zaragoza

Foto: Miguel G. García (AZ)

La capital aragonesa, con 706.541 habitantes, ha mantenido de forma estable su población gracias en gran parte a las personas de origen extranjero. Sin embargo, la ciudad está envejeciendo paulatinamente, situándose la edad media en 44,4 años y con apenas un 16,6% de personas de entre 0 y 17 años.

La distribución de la población infantil y adolescente se centra en El Rabal, Delicias y Actur-Rey Fernando. Sin embargo, las mayores proporciones sobre la población total se dan en las zonas de expansión de la ciudad, como el distrito Sur -creado en febrero de 2018 y que formaba parte de Casablanca-, Miralbueno y Santa Isabel.

La ciudad cuenta con casi 294.000 hogares, de los cuales un 24,4% tiene población de 0 a 17 años, y un 15% del total son hogares monomarentales y monoparentales. En estos, la persona adulta es mayoritariamente mujer (82%) y un 14,6% el adulto es de origen extranjero.

Según el sistema de indicadores presentados este viernes, el ámbito familiar y social muestra, en general, valores positivos sobre las relaciones con la familia, con los iguales y en el entorno de la vivienda y el medio ambiente.

«Sin embargo, son mejorables los indicadores sobre la comunicación familiar, de forma que habría que considerar la perspectiva familiar en las intervenciones con la población infantil y adolescente para reforzar la cohesión y los vínculos primarios. En relación con los iguales, habría que revisar y potenciar la oferta de ocio asociativo entre ellos que favorezcan la experimentación y las relaciones», afirman desde el Consistorio.

Por último, los datos sobre el entorno ambiental de la ciudad son «buenos», aunque se aprecia la necesidad de disponer de más espacio verde y de relación en algunas zonas de los barrios consolidados y con mayor densidad de población.

En relación con el ámbito de infancia vulnerable, la población de 0 a 17 años con medidas de protección ha aumentado casi un 38% en el área de Zaragoza entre 2016 y 2018. En cambio, los datos señalan un descenso del 65% de la población de 14 a 17 años con medidas de reforma, destacando el porcentaje dedicado a medidas de reforma reparadoras/educativas.

El abordaje de las actuaciones de protección y reforma exige una mayor colaboración entre las diferentes instituciones municipales y territoriales y los agentes sociales del tercer sector que trabajan en ello.

Se deben destacar las diferencias por género que se observan en los indicadores de maltrato, ya que la población femenina de 0 a 17 años es la que mayores porcentajes muestra en las “denuncias por delitos contra la libertad y la indemnidad sexual” así como en los casos de “menores víctimas de violencia familiar”.

Respecto al ocio y el tiempo libre, se destaca la considerable diferencia que existe en la frecuencia con que se practica deporte o actividad física entre chicos y chicas, siendo las chicas de 14 a 18 años quienes no realizan o realizan con menos frecuencia ejercicio respecto a los chicos de la misma edad.

Asimismo, y según el informe, sería importarte ofrecer ocio para la población adolescente vinculado con acciones culturales y creativas que propongan alternativas a la dedicación excesiva a las pantallas (Internet, correo electrónico, WhatsApp, redes sociales, etc.).

La oferta virtual, de juegos online y de aplicaciones de redes sociales ha cambiado de forma radical los hábitos de vida de este grupo de población. «El uso ordenado e inteligente de las nuevas tecnologías, compaginado con el desarrollo de otras opciones artísticas, es todavía una asignatura a mejorar en el abordaje del ocio y el tiempo libre de la infancia y, en especial, de la adolescencia», señalan.

En el ámbito del bienestar subjetivo, el grado de satisfacción de la infancia y adolescencia aragonesa es positivo en general, de acuerdo a los datos aportados. Sin embargo, es significativo el porcentaje, especialmente de chicas, que manifiesta “sentirse triste”. «Cómo abordar la aceptación de uno/a mismo/a y de los demás sería una labor a incorporar en la intervención con la infancia y la adolescencia».

Además, se precisa afrontar la expresión de los sentimientos y corregir la disfunción creciente entre la realidad vivida y la virtual creada, en la que se manejan los y las adolescentes.

Respecto a la participación adolescente a partir de los 14 años en los Presupuestos Participativos aún ha sido escasa en sus dos primeras ediciones (2017 y 2018), si bien se ha duplicado en la segunda y se observa una mayor participación de los niños y las niñas. «Se juzga una vía interesante sobre la que incidir en el futuro», añaden.

En cuanto a la valoración de la evolución del asociacionismo juvenil existe el problema de su registro y cuantificación, ya que aunque consta el incremento de asociaciones, los registros no reflejan la baja/desaparición de entidades que en su día existieron. Este incremento de entidades censadas no significa necesariamente que exista una mayor participación de niños y adolescentes en el seno de estas asociaciones.

3 mayo, 2019

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR