Política

Zaragoza comienza a elaborar el Plan Municipal para construir «una ciudad orgullosa de su diversidad y alejada del racismo y la xenofobia»

En Zaragoza hay un 10% de población extranjera, que es quien está aportando juventud y sufre mayor precariedad laboral. No hay problemas graves de convivencia pero si actitudes de rechazo o comportamientos discriminatorios que se concentran principalmente en la población musulmana y la comunidad gitana.
| 24 octubre, 2018 10.10
Zaragoza comienza a elaborar el Plan Municipal para construir «una ciudad orgullosa de su diversidad y alejada del racismo y la xenofobia»
Foto: AZ

La consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, presentó este martes un Diagnóstico que ofrece una panorámica estadística de la población inmigrante extranjera y de la comunidad gitana en la capital aragonesa, con el objetivo de identificar fortalezas y necesidades para avanzar en la construcción de una Zaragoza Intercultural. Este Diagnóstico servirá de punto de partida para la elaboración del Plan Municipal para una Ciudadanía Diversa e Intercultural, el cual se elaborará gracias a un proceso participativo que acaba de comenzar.

Más de 300 entidades sociales han sido convocadas en la Casa de las Culturas para que participen en la redacción del Plan, que se espera sea aprobado en 2019. Según ha explicado Broto, “Zaragoza ha sido siempre un lugar de encrucijada, una ciudad acogedora que se ha hecho a sí misma”. Por este motivo, “este Plan quiere fortalecer estas cualidades y forjar una estrategia transversal en la que la llegada de nuevas personas se reconozca como un hecho que contribuye al enriquecimiento de las ciudades”.  Para Broto uno de los objetivos sería construir «una Zaragoza orgullosa de su diversidad y alejada del racismo y la xenofobia».

Con la redacción de este Plan, el equipo de Gobierno cumple también con una moción aprobada por unanimidad en el Pleno que instaba a la elaboración de un nuevo plan para la interculturalidad. Además, la Federación Aragonesa de Solidaridad y la Plataforma Ciudadana Contra el Racismo instaron al alcalde, Pedro Santisteve, a trabajar también en este mismo sentido utilizando nuevas metodologías.

La defensa de los derechos humanos; la igualdad de trato y no-discriminación; el reconocimiento de la diversidad y la participación plena y activa de la ciudadanía serán los principios inspiradores del Plan Municipal para una Ciudadanía Diversa e Intercultural. Será clave también entender que las políticas interculturales van dirigidas a toda la población y que atienden a grupos específicos en tanto que sus particularidades o vulnerabilidades les hacen requerir de una atención especializada.

Las reflexiones y discusiones de las personas que han servido de muestra para el Diagnóstico ofrecen un retrato interesante sobre la convivencia en la capital aragonesa, que podría concretarse en dos puntos principales: la idea dominante es que Zaragoza es una ciudad sin especiales problemas de convivencia, pero en la que existen percepciones claramente negativas sobre la población extranjera (especialmente en relación con la comunidad musulmana) y la comunidad gitana.

Situación sociodemográfica y laboral de la población extranjera

La llegada de personas migrantes es un fenómeno que aparece, de manera significativa, en las dos últimas décadas. Actualmente Zaragoza cuenta con un 10% de población extranjera. Un 38,8% de estas personas provienen de Europa, seguido de un 26,7% cuyo país de origen está en América y de un 25,6% nacida en África. Por países de procedencia Rumanía, con casi el 30% de la población extranjera de la ciudad, se sitúa con mucha diferencia como el país de origen de un mayor número de personas migrantes, seguido de Marruecos con un 9,1%, de China con un 7,0% y Nicaragua con un 6,4%.

El crecimiento demográfico de la ciudad está unido claramente a la llegada de población extranjera. La estructura por edades ofrece un perfil notablemente diferenciado entre la población autóctona y la población extranjera que vive en Zaragoza. En el tramo central, entre los 16 y los 64 años es donde se ubica el grueso de la población migrante, con un 80,9% del total, que en el caso de la población autóctona se queda en el 62,1%. En el caso de las personas de más edad resulta aún más llamativa la diferencia. Entre la población autóctona son el 22,9% de sus efectivos, mientras que solamente representan el 2,3% de la población de origen extranjero.

Los distritos con mayor porcentaje de población extranjera, que casi duplican el correspondiente al conjunto de la ciudad, son Delicias, con el 16,8%, y el Casco Histórico que tiene un 16,3%. Por el contrario, los distritos con menor porcentaje de población extranjera son los Barrios Rurales del Norte y la Margen Izquierda, seguidos de Universidad y Centro.

En cuanto a índices laborales, en torno al 80% de la población extranjera en edad de trabajar está ocupada o buscando empleo frente a un 56% de la población española. Sin embargo, la tasa de paro presenta cifras más elevadas entre la población extranjera. Además, la crisis se ceba especialmente con esta población que en seis años ve quintuplicar su paro, pasando de un 9,7% en 2007 al 41,5% en 2013. A partir de ahí, y hasta la actualidad, puede observarse un descenso en ambos colectivos, más pronunciado entre la población migrante, pero que en 2017 sigue presentando una tasa de paro que supera en 11,8 puntos a la que registra la población autóctona.

Con las referencias que nos aportan los datos de paro registrado, el porcentaje correspondiente a población extranjera es de un 20,3% en 2017. Sin embargo de las personas que están recibiendo prestación por desempleo solo un 18,4% era personas de origen extranjero en 2017. Los salarios también están marcados por el factor de extranjería. Las diferencias salariales quedan reflejadas en un salario medio anual para la población extranjera que apenas alcanza los 2/3 del correspondiente a las y los trabajadores de origen aragonés o español.

El factor género añade una doble brecha salarial para las mujeres migrantes. En función del sexo, en ambos colectivos, personas aragonesas o españoles y migrantes, la ganancia media anual para las mujeres es entre un 20 y un 25% inferior, que en el caso de éstas últimas viene a sumarse al genérico de la población extranjera.

Datos de la población gitana en Zaragoza

«Cuando hablamos de minorías étnicas autóctonas tenemos que resaltar la minoría gitana como la más importante en la ciudad», apunta Broto. A través de diferentes metodologías ha podido situarse, de manera orientativa, en torno a las 14.000 personas gitanas en Aragón, lo que supone algo más del 1% de la población total. Los mismos datos señalan que un 37,3% de la población gitana en Aragón vive en Zaragoza ciudad y, en contra del estereotipo “nómada”, llevan largas décadas asentados en el municipio.

En su pirámide de edades destaca de manera espectacular el índice de juventud: la tercera parte de la población gitana es menor de 16 años (solamente un 15% entre la población general). Por el contrario, es notablemente reducido el porcentaje de personas mayores de 65 años.

24 octubre, 2018

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR