Ecología

WWF insta a los líderes políticos a que aceleren “la imparable transición energética”

WWF considera urgente incrementar los esfuerzos en eficiencia energética y las inversiones en energías renovables. Sin embargo, el comunicado final de la Cumbre de G20 es ambiguo sobre la política energética necesaria para cumplir con el objetivo de largo plazo del Acuerdo de París. WWF demanda mayor coherencia al G20 y pide a los gobiernos que integren la sostenibilidad y el riesgo de cambio climático en sus grupos de trabajo.
| 7 septiembre, 2016 14.09
WWF insta a los líderes políticos a que aceleren “la imparable transición energética”
Líderes del G20 presentes en la cumbre de Pekín.

Para WWF, el uso eficiente y sostenible de los recursos naturales, la conservación del medioambiente y las políticas climáticas son claves para afrontar el cambio climático. La buena noticia es que la transición energética global está en marcha, como recoge el nuevo informe de WWF “15 señales: evidencias de que la transición energética está en progreso“. Ahora, lo que pide WWF a los principales líderes políticos es acelerar la transición energética hacia un modelo 100% renovable en 2050. Tras la última reunión del G20, WWF demanda la puesta en marcha de más acciones para cumplir con el Acuerdo de París y poder mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5ºC.

En el Estado español se han reducido las emisiones de CO2, SO2 y NOx gracias al incremento de la energía eólica, que en agosto ha sido la segunda fuente energética del Sistema Eléctrico Peninsular, afirma WWF que recuerda que la apuesta por la producción renovable en el Estado sería la mejor acción a poner en marcha para acelerar la transición energética global.

Según Raquel García Monzón, Técnico de energía del Programa de Clima y Energía de WWF: “Poner fin a las subvenciones a los combustibles fósiles, apoyar el desarrollo de las energías renovables y la eficiencia energética, aumentar la financiación verde, así como un precio justo del carbono, son algunas de las acciones que WWF recomienda en su informe para la transición energética hacia un modelo 100% renovable en 2050”. Y añade: “Todavía existe un abismo entre lo que los líderes mundiales firman en los acuerdos globales, como el Acuerdo de París en la COP21, y sus acciones reales. Si queremos mantener la temperatura mundial por debajo de los 2ºC e intentar llegar al 1,5ºC, es necesario que los principales líderes del G20 aceleren su transición energética con más acciones”.

El informe de WWF “15 señales: evidencias de que la transición energética está en progreso” destaca que el reciente Acuerdo de París en materia de cambio climático marca una línea clara para la transformación del sistema energético mundial hacia un modelo limpio y sostenible. Además analiza las principales señales que demuestran que la transición energética global hacia un modelo renovable y sostenible está progresando y es imparable. La organización demanda a las mayores economías del mundo que sus gobiernos reconozcan esta evolución de la energía hacia un modelo renovable y se pongan en marcha de forma acelerada más acciones.

El Observatorio de la Electricidad en cifras

WWF analiza los valores de las emisiones específicas dióxido de azufre (SO2) y óxidos de nitrógeno (NOx) registrados en agosto de 2016: 0,425 gramos y 0,297 gramos por kWh producido, respectivamente. Esto significa una importante disminución respecto a las cifras registradas el mismo mes de 2015 (0,648 gr SO2 y 0,441 gr NOX, respectivamente), debido principalmente a la disminución del carbón, así como al aumento de la generación con energía eólica (fuente renovable que no tiene emisiones) respecto a los datos del año pasado.

Por su parte, este mes se ha producido una disminución considerable de las emisiones totales de CO2 respecto a las registradas en el mismo mes de agosto 2015. Mientras que el año pasado las emisiones totales fueron de 6.230.070 ton de CO2, en el presente mes han disminuido hasta los 4.014.438 ton CO2, es decir, son un 55,19%% inferiores a las del mismo mes de 2015.

El balance eléctrico peninsular de agosto 2016 muestra una cobertura de la demanda del 24,8% cubierto con energía nuclear, seguido de un 17,5% de energía eólica, un 16,3% de generación eléctrica de las centrales térmicas de carbón, un 10,3% de energía hidráulica, el 10,1% generado con cogeneración y el 9,8% con ciclos combinados de gas natural.

En relación a la producción de energía de origen renovable, en agosto 2016 se ha generado, según REE, un total de 7.657 GWh, que supone un 36,9% respecto a la generación total, esta cifra ha aumentado en un 12,26% respecto al mismo mes del año pasado, ya que en agosto de 2015 se generaron 6.718 GWh con fuentes renovables.

La producción de origen eólico de este mes se sitúa en el segundo puesto del mix de la generación eléctrica, por detrás de la energía nuclear. Con esta fuente energética este mes se han generado 3.633 GWh lo que supone una contribución del 17,5%, lo cual aumenta respecto al dato registrado en el mes de agosto de 2015 en el que se generaron con eólica 3.237 GWh (un 14,5%). Con energía solar térmica se han generado en agosto de 2016 unos 829 GWh (4%), con otras energías renovables (incluye biogás, biomasa, hidráulica marina y geotérmica) se han generado 338 GWh (1,6%), con energía solar fotovoltaica, 839 GWh (4%), con cogeneración, 2.089 GWh (10,1%) y  con residuos, 306 GWh (1,5%).

7 septiembre, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR