“Verdades irrefutables” sobre la presa de los Toranes y la acequia del Diablo en el Valle de Olba

Las entidades “El Mijares no se toca” y Ecologistas en Acción de Gúdar-Javalambre hacen pública su “respuesta a la controversia sobre la recuperación del agua para el riego de la acequia del Diablo, en los barrios altos del valle de Olba”.

Puente y acequia del Diablo en el río Mijares | Foto Comarca Gúdar Javalambre

Mientras la Comunidad de Regantes El Mijares de Olba y la Asociación Mijares Vivo realizaban, este pasado domingo 22, una acción reivindicando ante la Confederación Hidrográfica del Júcar y a la Dirección General del Agua, para “que permitan el paso del agua por el canal de la central de Las Casas”, las entidades “El Mijares no se toca” y Ecologistas en Acción de Gúdar-Javalambre hacen pública su “respuesta a la controversia sobre la recuperación del agua para el riego de la acequia del Diablo, en los barrios altos del valle de Olba”, y aseguran que:

1 La acequia del Diablo tiene el derecho legal para tomar agua del río, no de la central eléctrica de la presa

La acequia del Diablo nunca ha tenido un permiso legal para tomar el agua de riego de su central hidroeléctrica, que es propiedad de Iberdrola. La acequia del Diablo siempre ha tenido la concesión legal para tomar unas cantidades de agua directamente del río Mijares. Nunca ha tenido ningún derecho a tomar el agua de riego de las instalaciones de la presa de los Toranes, ni su central eléctrica.

La demolición de la presa no significará perder el agua de riego para la acequia del Diablo, porque esta tiene una concesión legal para tomar determinadas cantidades de agua directamente del río.

Las únicas soluciones viables son las legales: tomar del río el agua de riego para la acequia mediante el bombeo solar, o mediante la recuperación de la acequia desde la toma de agua originaria en la Fonseca.

2 El Estado no es el propietario de la presa y la Central eléctrica, sigue siéndolo Iberdrola

Las instalaciones de la Presa de los Toranes y su central hidroeléctrica, después de caducar su concesión de explotación, siguen siendo propiedad de Iberdrola. esta empresa tiene que cumplir el mandato judicial de entregar el proyecto técnico de desmantelamiento de la presa de Los Toranes y sus edificaciones antes de que finalice este año 2021.

El Estado no es el propietario actual de la presa y la central eléctrica de Los Toranes, solo tiene el dominio público hidráulico del territorio y los cauces de agua superficiales y subterráneos. Es decir, el Estado legalmente no puede, ni quiere, gestionar una explotación hidroeléctrica de instalaciones que son propiedad privada de Iberdrola, que considera sin rentabilidad económica y ecológicamente muy dañina para el río Mijares.

La central eléctrica de la presa apenas ha producido electricidad en los últimos años, solo ha puesto en marcha una única turbina por razones técnicas y a causa del insuficiente caudal del río en este tramo. En el futuro el caudal natural del río será menguante a causa del sobrecalentamiento climático.

3 El canon a pagar por tomar el agua para riego de Infraestructuras físicas

Por imperativo legal ninguna presa ni central hidroeléctrica, incluso con una gestión pública, puede ceder gratuitamente agua para el riego sin que previamente haya una concesión legal y se realicen los pagos de un canon económico. Este coste económico se estipula en función de las cantidades de agua tomadas y los gastos económicos de mantenimiento y reparación de las instalaciones.

En este caso hipotético del mantenimiento de la presa de Los Toranes, el pago económico obligatorio para los regantes que tomaran el agua de sus instalaciones seria muy cuantioso a causa de las muchas obras y reparaciones exigidas por la legislación en materia de seguridad de presas y de protección medioambiental. Incluso, si los regantes tomaran el agua de las instalaciones de la central eléctrica de la presa, no estarían exentos de unos pagos muy importantes lo que haría el uso para el riego de las instalaciones hidroeléctricas totalmente inviable económicamente.

4 Prioridad legal de la protección y recuperación de la salud y biodiversidad de los ríos

Existe una clara política europea que prioriza la protección y rehabilitación de los ríos para recuperar su biodiversidad y la calidad de las aguas. También existe un férreo consenso científico mundial sobre la necesidad de eliminar las barreras físicas de las viejas presas, con la finalidad de recuperar la salud de los ecosistemas fluviales, su conectividad y los valores socio-económicos vinculados a la protección del territorio y de sus ecosistemas singulares por parte de las comunidades locales.

Al terminar las concesiones de explotación de las viejas presas se abre la oportunidad histórica de eliminar muchas de ellas, creando con ello muchos más beneficios para el medio ambiente, la salud y las poblaciones locales, que las ganancias económicas y energéticas asociados a una generación de electricidad muy pequeña. En el caso de la central eléctrica de la presa de Los Toranes, solo ha funcionado una gran parte del tiempo una de sus dos turbinas.

5 La concesión legal del la acequia del Diablo son 9 litros/segundo, no 45 litros/segundo

Los 45 litros/segundo exigidos por el Alcalde y por los regantes de Olba para recuperar el agua de la acequia del Diablo multiplican de manera arbitraria y sin fundamento alguno las cantidades de agua que otorga la  concesión legal de la acequia del Diablo: 9 litros/segundo.

Para colmo de irrealismo, estos volúmenes sobredimensionados de agua de riego para la acequia solicitados por el Alcalde de Olba y los regantes, ni siquiera caben en el cajón de la acequia. Estas ilegales y endiosadas demandas de agua para la acequia suponen 1 litro por hectárea, cuando la cantidad de la concesión legal es de 0.2 litros por hectárea. resultan esperpénticas y delirantes estas reivindicaciones, si se tiene en cuenta que son casi el doble de agua que por ejemplo reciben los cítricos y las hortalizas en Valencia. Además, más del 80% de los terrenos que son objeto de la concesión legal están yermos y abandonados desde hace décadas.

6 La ilegalidad de querer cambiar las condiciones de la concesión de agua de la acequia del Diablo

Las condiciones legales de una concesión de agua para una acequia son inamovibles y se estipulan para una superficie concreta, para unas determinadas formas de regar, y para unos tipos de cultivos determinados.

Estas exigencias están establecidas en las Unidades de Demanda Agraria del Plan Hidrológico del Júcar. Cambiarlas significa arrebatar recursos del dominio público, que es un bien público inalienable.

Alterar las condiciones legales estipuladas para la toma de agua del río para el riego de determinados cultivos, implica un delito penal de cohecho. En consecuencia, querer volver a una toma de agua irregular de la central eléctrica propiedad de Iberdrola para alimentar a la acequia del Diablo, tal y como reclama el Alcalde de Olba, la Comunidad de regantes y la asociación Mijares Vivo, es simplemente ilegal e inviable.

7 Fracaso rotundo del intento de convertir la presa y su central eléctrica en un Bien Cultural Aragonés

El intento ilegal de convertir las instalaciones de la presa y su central eléctrica en un bien patrimonial aragonés por parte del Alcalde de Olba y de otros alcaldes de la comarca, ha sido un fracaso estrepitoso al ser rechazado por el Gobierno de Aragón, y por no ser no ser aceptado por el Ministerio de Cultura.

8 Despilfarro de recursos públicos y tiempo perdido

Las alcaldías y Ayuntamientos de la comarca de Gúdar-Javalambre están gastando y despilfarrando un tiempo precioso, recursos y dinero público en una campaña mediática e institucional contra el derribo de la presa de Los Toranes acordado por el gobierno.

A pesar de la evidente ilegalidad de reivindicar el tomar el agua para riego de la acequia de las instalaciones de la presa, estos representantes públicos se empeñan en incrementar los gastos públicos para elaborar largos informes sobre un supuesto valor histórico-cultural de las instalaciones física sede la presa y su central eléctrica, y sobre la supuesta rentabilidad económica de la central hidroeléctrica. También gastos jurídicos para participar junto a Iberdrola en el contencioso judicial en contra del orden del final de la concesión de explotación.

En cambio no han dedicado ni un euro en estudiar alternativas técnicas para volver a tener agua de riego en la acequia del Diablo, cumpliendo la legalidad establecida por la concesión legal de la acequia de una toma de determinadas cantidades de agua directamente del río.

9 La prioridad legal de garantizar un mínimo caudal ecológico en el río

El cumplimiento obligatorio de la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea exige un aumento sustancial del caudal ecológico y una mejora de la calidad ambiental del río Mijares en este tramo, que no es compatible con el funcionamiento el pleno rendimiento de la central hidroeléctrica de la presa.

10 Liberar al Mijares de la presa de los Toranes es acabar con los lodos tóxicos que se vierten sobre el río

En Europa, y también algunas en el Estado español, se han llevado a cabo derribos de centenares de presas parecidas a la de Los Toranes.

Hay amplia experiencia técnica para hacerlo en condiciones de seguridad y con garantías legales ambientales, con la finalidad de evitar impactos ecológicos negativos sobre el río y el territorio, extrayendo los lodos acumulados en el fondo del embalse de la presa y sacando los escombros generados durante las obras de desmontaje de sus instalaciones.

Cuando se liberan los ríos de las presas, se acaban para siempre los residuos de lodos tóxicos acumulados en las mismas y su reacciones internas incontroladas, también se acaba para siempre la periódica suelta y arrastre de los lodos aguas abajo. La consecuencia de eliminar los lodos y la presa de Los Toranes será una rápida mejora de la conectividad de muchos kilómetros del río y sus afluentes, una recuperación de la flora y fauna del ecosistema fluvial y sus riberas, y un incremento de la calidad de sus aguas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies