#Elecciones28A  Política

Unidas Podemos reivindica una política exterior independiente de EEUU y un ejército que no sea subsidiario de los intereses de la OTAN

La candidata de Unidas Podemos al Congreso, Marta Abengochea, ha ofrecido una rueda de prensa esta mañana para exponer las propuestas en materia de política exterior, paz y defensa
| 21 abril, 2019 07.04
Unidas Podemos reivindica una política exterior independiente de EEUU y un ejército que no sea subsidiario de los intereses de la OTAN
Marta Abengochea frente a la empresa armamentística Instalaza.

“No queremos que Donald Trump sea quien marque nuestra política de defensa”, ha declarado la candidata al Congreso. “España tiene que ser independiente de las grandes potencias mundiales a la hora de decidir cómo se relaciona con los países de su entorno y, para ello, el principal obstáculo es que formemos parte de la OTAN, una organización que actúa en cualquier parte parte del mundo sin la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, en contra del derecho internacional y bajo el dictado de los EEUU muchas veces con el único objetivo de mantener el control de reservas petrolíferas o el dominio de lugares geoestratégicos en el mundo, siendo una de las mayores amenazas para La Paz”.

En su opinión, “nuestra subordinación a la OTAN en materia de política exterior condiciona nuestra política de defensa en todas sus vertientes. Prueba de ello son las hipotecas militares y el uso de instalaciones militares y campos de maniobras por parte de la OTAN. “La cesión de nuestra soberanía a los EEUU en Rota y Morón es el exponente máximo de esta sumisión, pero el uso intensivo de zonas como San Gregorio, o el campo de maniobras de las Bárdenas Reales es otro ejemplo palmario de esta injerencia que condiciona nuestra seguridad y nos sitúa como colaboradores necesarios de las guerras de rapiña desarrolladas en África y Oriente Próximo”.

Desde el punto de vista del gasto militar, para Unidas Podemos, las exigencias de Trump y la OTAN para que destinemos un 2% del PIB al gasto militar también exigen una respuesta firme en la dirección contraria a la que se le está dando que es la de seguir firmando contratos opacos con las armamentistas que no hacen sino incrementar nuestra deuda. “Todo esto sucede en un contexto de enorme déficit democrático en el seno de las Fuerzas Armadas, corrupción y persecución y represaría hacia quienes la denuncian”, asevera Abengochea.

Unidas Podemos propone trabajar por La Paz en tres ejes estratégicos. El primero la redefinición de nuestra política de defensa no solo desde la óptica de lineamientos internacionales también garantizando la democratización de las Fuerzas Armadas que todavía no ha llegado al interior de los cuarteles. Una política no ofensiva que se aleje de posición de subordinación a la OTAN y permita la superación de inseguridad y pérdida de soberanía que representarán las hipotecas de suelos militares.

En Segundo lugar, la coalición de izquierdas insiste en la necesidad de democratizar y organizar nuestras Fuerzas Armadas según esa nueva y necesaria política de defensa. Para la candidata al Confreso, hoy el concepto de disciplina que rige leyes básicas como la de régimen disciplinario o el código penal militar es absolutamente arbitrario y garantiza el abuso, la impunidad y por lo tanto la corrupción, otro de los problemas que aquejan al opaco estamento militar.

“Seguimos con un modelo de justicia militar anacrónico y propio de otros tiempos que es preciso dejar atrás,” afirma Abengochea. Igualmente, considera que hay que garantizar una revisión profunda del modelo de Fuerzas Armadas acorde a una nueva política de defensa que avance hacia el transarme. “Ahora nuestras FAS están sobredimensionadas con un número desorbitado de mandos con privilegios frente a una tropa precaria que ve cotidianamente cómo se vulneran sus derechos fundamentales. Para modificar esta situación urge una profunda revisión de la Ley de Carrera Militar”, propone.

Por último y no menos importante, es urgente impulsar una revisión de nuestra política en materia de compra venta de armas apostando por la transparencia y la reducción del gasto militar así como el fin de la venta de armas a gobiernos que participan activamente en conflictos.

Ante las puertas de una de las principales fábricas de armamento, ubicada en el casco urbano de Zaragoza, Abengoechea señala que “nuestra independencia para desarrollar la política exterior también pasa por cortar los vínculos con las grandes empresas de armas, como Instalaza y otras, porque no deben ser ni sus directivos, como el exministro Morenes, ni la Casa Real quienes marquen a qué países se venden armas obteniendo además importantes beneficios”.

Para ello, Unidas Podemos propone auditar el gasto militar español; incrementar los controles sobre el comercio de armas impidiendo la venta de armas que puedan servir para permitir o incrementar violaciones de los Derechos Humanos; apostar por la cultura de La Paz acabando con el programa “cultura de la defensa” o impulsar la eliminación de las armas nucleares; reconvertir la industria militar y las políticas de I+D que lleva aparejada a fines sociales son algunas de sus propuestas.

En estos momentos el negocio armamentístico de unas cuántas empresas y comisionistas, marcado por el fraude y la improvisación, nos cuesta a cada persona en España más de 507 € (en 2018 la deuda se cifraba en 23.577 M€).

21 abril, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR