Una multitud recibe en Uviéu a la casa real española al grito de "Borbón fuera d'Asturies"

El pasado viernes, 25 de octubre de 2013, se celebró en la ciudad asturiana de Uviéu la entrega de los “Premios Príncipe de Asturias”. Estos premios son el evento elegido por el establishment españolista para significar anualmente a quienes ellos entienden que han realizado aportaciones relevantes a la humanidad. Al igual que en el caso de los Premios Nobel, los Sájarov y otros similares, estos eventos suelen tener carácter endogámico y verse envueltos en la polémica por la habitual incoherencia entre los valores que dicen defender y las trayectorías de muchos de los premiados y premiadas. En esta ocasión, a …

Foto: InfoAsturies
Foto: InfoAsturies
Foto: InfoAsturies

El pasado viernes, 25 de octubre de 2013, se celebró en la ciudad asturiana de Uviéu la entrega de los “Premios Príncipe de Asturias”. Estos premios son el evento elegido por el establishment españolista para significar anualmente a quienes ellos entienden que han realizado aportaciones relevantes a la humanidad. Al igual que en el caso de los Premios Nobel, los Sájarov y otros similares, estos eventos suelen tener carácter endogámico y verse envueltos en la polémica por la habitual incoherencia entre los valores que dicen defender y las trayectorías de muchos de los premiados y premiadas.

En esta ocasión, a diferencia de otros años, la polémica ha sido imposible de ocultar. Dentro de los actos oficiales voces como la de la socióloga Saskia Sassen comunicaba su intención -previa petición de la Marea Ciudadana- de donar el importe del premio a movimientos sociales, y el escritor Antonio Muñoz Molina realizaba un discurso comedidamente crítico señalando que “...es difícil hablar de la perseverancia y el gusto del trabajo en un país en el que tantos millones de personas carecen angustiosamente de él. Es casi frívolo divagar sobre la falta de correspondencia entre el mérito y el éxito en literatura en un mundo donde los que trabajan ven menguados sus salarios mientras los más pudientes aumentan obscenamente sus beneficios, en un país asolado por una crisis cuyos responsables quedan impunes mientras sus víctimas no reciben justicia, donde la rectitud y la tarea bien hecha tantas veces cuentan menos que la trampa o la conexión clientelar; un país donde las formas más contemporáneas de demagogia han reverdecido el antiguo desprecio por el trabajo intelectual y conocimiento...”.

En el exterior las protestas fueron, también, imposibles de ocultar, tal y como describe acertadamente Diego Díaz en su artículo publicado en Diagonal.

Una multitud se manifiesta en Uviéu contra los Premios Príncipe de Asturias

Diversos colectivos sociales agrupados en la Marea Ciudadana de Asturies y el Espacio de Confluencias, empresas en lucha como Monroe-Tenneco, plataformas de afectados por los productos bancarios, activistas de la PAH y de la Marea Verde, el movimiento de parados, sindicalistas de la Corriente Sindical de Izquierdas, mineros, trabajadores públicos y de Cajastur, y organizaciones políticas como el PCE, Darréu e IU, protagonizaron ayer una sonora protesta frente al Teatro Campoamor, sede de la entrega de los Premios Príncipe de Asturias.

Banderas republicanas y asturianas, gritos y abucheos recibieron a los premiados, las autoridades políticas y la Familia Real, representada por la Reina Sofía, el príncipe Felipe y la princesa Letizia. Unas 2.000 personas concentradas en la Plaza de la Escandalera desde las cinco de la tarde corearon durante horas diferentes consignas contra la monarquía y contra los causantes de la crisis, a los que acusan de financiar los Premios Príncipe de Asturias, tachados de ser un “lavado de cara de la oligarquía asturiana y española”. En su manifiesto los convocantes recuerdan el papel de los bancos que financian la Fundación Príncipe de Asturias en “el desahucio de miles de familias trabajadoras”. El grito de “¡Fartones!”, que en asturiano significa algo parecido a comilones, y el himno minero “Santa Bárbara Bendita”, fueron junto a los gritos a favor de la República, y “los borbones a los tiburones”, algunas de los lemas más coreados.

Días antes en una carta abierta la Marea Ciudadana y el Espacio de Confluencias solicitaron a la premiada Saskia Sassen que rechazase el premio. Sassen, conocida por sus trabajos críticos en el ámbito de la sociología, sobre todo con respecto a las migraciones y la globalización capitalista, comentaba ayer públicamente que había dudado si recogerlo o no, y ha comunicado que donará el premio a organizaciones sociales.

Pela so parte, les compañeres de InfoAsturies narraben como l'Asturies real recibió a los príncipes españoles con glayíos de "fuera d'Asturies".

Cientos de persones axuntáronse na Plaza La Escandalera pa protestar escontra esti eventu

Dalgo enantes de les 17.00 hores entamó na Plaza La Escandalera la concentración de protesta convocada por distintos coleutivos políticos, sociales, llaborales, etc, d'Asturies, col envís d'amosar el refugu a los Premios Príncipe dende distintes visiones ideolóxiques. Asina, cientos de persones foron llegando a la Plaza, con un perimportante despliegue policial nel so alredor, y que torgaba una meyor colocación de los y les manifestantes de cara a a la so visiblización mediática.

Sicasí, l'ambiente foi de combatividá, con constantes glayíos reivindicativos como "Los Borbones a los tiburones", "que viva la llucha de la clase obrera", o l'atronador "fuera d'Asturies" nel momentu nel que los príncipes españoles llegaron al Teatru Campoamor. Na protesta tuvieron presencia activa organizaciones del ámbitu soberanista, como Darréu o Conceyu Abiertu, con un bon despliegue d'asturines. Tamién hebo muncha presencia de les banderes tricolores representaes por organizaciones como'l PCE, y la participación tamién d'otres como FAMYR, La Semiente, CSI, Paraos y Precarios d'Asturies, o trabayadores en llucha, como ye'l casu de Tenenco-Monroe o Cajastur-Liberbank.

La protesta allargóse hasta la nueche, momentu nel que los príncipes colaron del Campoamor, de nuevu ente abucheos y xiblíos. Poro, por segundu añu consecutivu, l'Asturies Real dixo non a la cellebración d'estos premios nel nuesu país, esti añu cola ambientación de los y les gaiteres qu'acudieron a la llamada de l'aniciativa "Roncones vs Borbones".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies