Una concentración en Zaragoza defiende el derecho de manifestación

En una desapacible mañana, cerca de 100 personas se han concentrado en la Plaza del Pilar, frente a la Delegación del Gobierno en Zaragoza para mostrar su rechazo a la reforma del Código Penal y a la futura Ley de Seguridad Ciudadana proyectada por el actual gobierno del PP. Las personas concentradas han lanzado gritos contra la falta de democracia, las sanciones administrativas y, también han coreado lemas contra la policía y el Delegado del Gobierno. Una pancarta contra la Ley de Seguridad Ciudadana se ha desplegado frente a un amplio despliegue policial que protegía la fachada y los laterales …

Protesta en Zaragoza contra la "ley mordaza". Foto: AraInfo
Foto: AraInfo
Foto: AraInfo

En una desapacible mañana, cerca de 100 personas se han concentrado en la Plaza del Pilar, frente a la Delegación del Gobierno en Zaragoza para mostrar su rechazo a la reforma del Código Penal y a la futura Ley de Seguridad Ciudadana proyectada por el actual gobierno del PP.

Las personas concentradas han lanzado gritos contra la falta de democracia, las sanciones administrativas y, también han coreado lemas contra la policía y el Delegado del Gobierno. Una pancarta contra la Ley de Seguridad Ciudadana se ha desplegado frente a un amplio despliegue policial que protegía la fachada y los laterales del edificio de la Delegación.

Tras la pancarta, algunas de las personas concentradas portaban carteles contra la violencia y el abuso policial, contra la “burrorepresión”, la reforma del Código Penal o la Ley Mordaza. También se recordaba a Encarni, la mujer ingresada de gravedad desde el pasado domingo, en Valladolid, tras la carga policial contra un grupo que se concentraba frente a un céntrico restaurante en el que comían dirigentes del PP que acababan de terminar su convención.

Lo sucedido en Valladolid o en Alcorcón la pasada semana, o en la misma ciudad de Zaragoza las semanas anteriores, con motivo de los actos de apoyo al barrio de Gamonal, estaba presente en el acto que ha intentado poner de manifiesto la importancia de la defensa de los derechos de las personas que están siendo maltratados por un Gobierno que quiere hacer pagar la crisis que vivimos a quienes menos culpa tienen, exigiendo a la vez silencio y sumisión.

Todo esto ha sido recordado en la concentración que, además no había seguido los trámites de comunicación previa, de forma deliberada, para mostrar a la Delegación del Gobierno que el derecho a la libertad de expresión, de manifestación y de circulación no se pueden cuestionar por medio de despliegues policiales o identificaciones masivas.

Identificaciones que no se han producido, ya que el grupo convocante había hecho también un llamamiento a "dejarse la documentación en casa" para insistir en esa línea de reivindicar el derecho de manifestación como algo fundamental, dificultando  la estrategia gubernamental de identificar al máximo número de personas posible para castigar con multas.

Con estos detalles, la convocatoria ha resultado algo más que una simple concentración y ha supuesto un pequeño gesto de desobediencia civil que ha despertado cierta atención mediática, así como curiosidad entre las personas asistentes que se preguntaban cuál podría ser la reacción de la policía si no conseguía ninguna identificación creíble de quienes asistían a la concentración. Sin embargo, dicha situación no se ha producido, la policía no ha intervenido más allá de su importante despliegue y a las 12 horas y 40 minutos, la concentración se ha disuelto.

Grupo de Derechos Civiles de Zaragoza | Para AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies