#conflictoTelepizza  Economía

Un grave accidente laboral en Telepizza vuelve a poner de manifiesto las “malísimas condiciones de trabajo”

El pasado viernes, 4 de julio, por la noche un repartidor de la tienda franquicia de Telepizza en Santa Isabel (Zaragoza) sufrió un grave accidente laboral cuando fue envestido por un conductor. El trabajador sigue ingresado en el hospital en estado crítico. Ante esta noticia, que “ha conmocionado a todos los y las trabajadoras de...
| 11 julio, 2014 20.07
La Sección Sindical de CGT en la empresa Foto: CGT Aragón

La Sección Sindical de CGT Aragón en la empresa afirma que este accidente “desnuda una cruda realidad que afecta a millones de jóvenes”. Foto: CGT Aragón

El pasado viernes, 4 de julio, por la noche un repartidor de la tienda franquicia de Telepizza en Santa Isabel (Zaragoza) sufrió un grave accidente laboral cuando fue envestido por un conductor. El trabajador sigue ingresado en el hospital en estado crítico.

Ante esta noticia, que “ha conmocionado a todos los y las trabajadoras de Telepizza”, la Sección Sindical de CGT en esta multinacional expresa, en un comunicado, su “más enérgico y afectivo apoyo a la familia y a todos sus compañeros y compañeras de trabajo”. “Ha sido una noticia que hemos sentido profundamente, sea de una franquicia o no, sentimos que todos son nuestros compañeros y compañeras de trabajo”.

Desde la Sección Sindical lamentan que la información sobre este trágico suceso ha sido suministrada “con cuentagotas” por la empresa. “No solo a los compañeros sino incluso a los representantes de los trabajadores y al comité de empresa”.

“Muchas son las situaciones de peligro en las calles y carreteras de Zaragoza a las cuales las y los repartidores de Telepizza hacemos frente. Son muchas las situaciones peligrosas que nos encontramos, así como conductores totalmente irresponsables. A esto hay que sumarle las malísimas condiciones de trabajo; falta de chalecos reflectantes, motos que se averían a mitad de reparto, falta de retrovisores o de luces de las motos, insuficientes Equipos de Protección Individual (EPI) en tiendas, repartos a pueblos lo que implica ir por carreteras más peligrosas como se produce en algunas tiendas o que en turnos de mucho trabajo te tengas que llevar 2 o 3 pedidos teniendo que ir más rápido para entregarlos a tiempo”. “Las y los repartidores son el último eslabón de nuestro trabajo, el que lleva el producto al domicilio, y por ello muchas veces sufren las mayores presiones por parte de la empresa”, añaden. La más común es “la instalada costumbre de que salgan sistemáticamente tarde, dándoles pedidos a última hora, lo que lleva a que muchos traten de hacer esos últimos pedidos cuanto antes para trabajar los menos ‘cuartos de hora’ gratis”.

Para la Sección de CGT este accidente demuestra que “nuestro curro tiene serios peligros. Peligros que es obligatorio minimizar al máximo. Peligros ante los cuales la empresa no hace nada para garantizar las máximas medidas de seguridad, pensando más en los beneficios que en la seguridad”. “Es todavía más grave -continúan- que un día después del accidente la empresa recorriese tienda por tienda revisando los EPI´s y repartiendo chalecos reflectantes a todos los repartidores y haciéndoles firmar una hoja como que lo habían recibido. Es realmente indignante ¿Tiene que pasar una desgracia así para que la empresa trate de cubrir el expediente en la materia de seguridad más básica?”, lamentan.

Pero, además este accidente “desnuda una cruda realidad que afecta a millones de jóvenes”. “Muchos jóvenes arriesgamos nuestra vida a diario y algunos se dejan la salud y hasta la vida en trabajos en los que se nos somete a condiciones laborales ‘ultraprecarias’ y una presión por sacar la faena que en ocasiones trae consecuencias calamitosas”, apostillan. “Telepizza es, junto a otras empresas de cadenas de comida rápida, la ‘marca Spain’ de trabajo precario y de ‘superexplotación’, donde los y las trabajadoras cobramos entre 250 y 400 euros. Una multinacional que gana millonadas, y que es parte del sexto fondo de inversión más grande del planeta. Una empresa que no se puede quejar de nada cuando sigue siendo una de las primeras con mejores resultados de hostelería. Y mientras tanto, a los y las trabajadoras nos recortan las medidas de seguridad a la vez que nos reducen aún más nuestros precarios salarios”, exhortan.

La Sección Sindical de la CGT viene denunciando todo esto desde hace tiempo. “Estamos hartos de que la dirección de la empresa limite los presupuestos de cada tienda dedicados a la uniformidad y los equipos de seguridad. La uniformidad y los equipos de seguridad de las y los trabajadores no pueden depender de las ventas o de los beneficios de cada tienda como ya hemos repetido en bastantes ocasiones. Es vergonzoso, que en los presupuestos, el valor de los utensilios de cocina valgan lo mismo que el valor de los equipos de protección, que permiten que accidentes o riesgos laborales no lleven a desgarradoras situaciones. ¡La seguridad y la vida de los trabajadores no pueden depender de la benevolencia de los multimillonarios accionistas! ¡Esto no se puede permitir!”.

En marzo de 2013, y “en contra de las protestas de las y los trabajadores de la Sección Sindical de CGT en Telepizza”, la compañía rebajó un 10% el plus de peligrosidad (“plus repartidor”) para las y los ‘moteros’ y, además, liquidó derechos sanitarios la plantilla.

El otro plus para repartidores es el ‘plus de quebranto de moneda’. “La empresa da 13 miserables céntimos por cada reparto realizado. Nosotros siempre hemos denunciado la forma en que se cobra este plus porque precisamente va en contra de la seguridad, ya que en la práctica supone un plus que se cobra a destajo: a más pizzas que se entreguen más se cobra. Siempre hemos exigido que sea un plus fijo y digno, que reconozca el riesgo de estar manejando moneda pero sin poner en riesgo nuestra seguridad física” agregan para recordar que en otros sectores, como en la construcción, “está prohibido el trabajo a destajo cuando hay situaciones de peligro. Sólo pedimos un trato igual”.

La Sección sindical de CGT en Telepizza ya ha exigido a la empresa que a las y los representantes del comité se les facilite un informe de investigación del accidente “como marca la ley” y que “nos permita hacer las averiguaciones necesarias de forma independiente a ella para poder esclarecer, no sólo las razones mismas del accidente de circulación, sino también en qué condiciones de trabajo y seguridad realizan sus labores las y los compañeros de la franquicia en cuestión”.

Exigen también que la empresa renueve y complete los equipamientos de protección de la plantilla, así como que equipe de todos los cambios necesarios a las motos en cuestión de seguridad vial (luces, retrovisores etc.) y “el fin del ‘cuarto de hora gratis’ del último reparto y el plus de ‘reparto a destajo’, que el ‘plus de quebranto de moneda’ sea fijo y digno”.

El sindicato denuncia los recortes en el plus de peligrosidad de marzo del 2013 que “legitimizan la precariedad de nuestras condiciones de trabajo y minusvaloran los riesgos a los que nos vemos sometidos las y los trabajadores”, llaman a las plantillas junto a las y los representantes a organizar las quejas y reivindicaciones de los repartidores y reafirman su compromiso de “seguir luchando en Telepizza contra esta situación de precariedad sean o no sean franquicias”.

Por último, la Sección Sindical de CGT dedica un “fuerte abrazo de solidaridad al compañero, a su familia, sus amigos y compañeros, que están pasando por un momento muy difícil” e invita a participar en la protesta, de esta tarde, contra la precariedad laboral y los accidentes en Telepizza, dentro del acto ‘Escuela de grandes luchas‘, junto a sindicalistas de Panrico, Coca-Cola, Parques y Jardines y HP.

11 julio, 2014

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR