Un cuento... de Navidad

Nos llega una carta de una lectora. Os animamos a publicar cualquier cosa que deseéis en la sección altavoz. Mandarla al correo de AraInfo (achencia@arainfo.org) con vuestros datos personales. Erase una vez, en el Reino de Aragón. Sus arcas en otros tiempos rebosantes como cantaros de miel, !!!estaban vacías!!! y se acercaba la Navidad. Peligraba hasta la cabalgata de reyes de la que todos los niños del reino disfrutaban cada año por estas fechas. Entonces el responsable de cultura tuvo una gran idea, enviar un heraldo un domingo de noviembre del año 2011 en el cual se solicitaba la ayuda de algún …

Nos llega una carta de una lectora. Os animamos a publicar cualquier cosa que deseéis en la sección altavoz. Mandarla al correo de AraInfo (achencia@arainfo.org) con vuestros datos personales.

Erase una vez, en el Reino de Aragón. Sus arcas en otros tiempos rebosantes como cantaros de miel, !!!estaban vacías!!! y se acercaba la Navidad. Peligraba hasta la cabalgata de reyes de la que todos los niños del reino disfrutaban cada año por estas fechas.

Entonces el responsable de cultura tuvo una gran idea, enviar un heraldo un domingo de noviembre del año 2011 en el cual se solicitaba la ayuda de algún generoso patrocinador.

Rápidamente la noticia llegó hasta los oídos de sus colegas, los políticos de profesión y prestos se reunieron en el salón del Trono Las Cortes... ya saben. Todos competían para hacer sus donaciones, unos decían... yo que cobro un supersueldo y unos buenos complementos, doy 800€, otros... yo que tengo tres cargos y tengo de dejar uno porque no llego, pongo 1000€, se sumaron los congresistas y senadores diciendo... yo que cobro mi sueldazo y además casi el doble por dietas y desplazamientos... pongo otros 1000€ y hasta los presidentes de los 15 distritos de la capital del Reino de Aragón, decidieros conformarse con sus sueldos de concejales y ofrecer los de presidentes a los niños de la ciudad.

De la izquierda a la derecha todos habían sido generosos y solidarios, más de repente todas las miradas se clavaron en la figura del señor Alcalde, que alzando el pecho dijo... yo que soy el tercer alcalde mejor pagado de España pongo 1500€ y así se pudo celebrar una hermosa cabalgata de reyes y sin tener que echar mano de patrocinadores de esos a los más tarde hay que devolver los favores.

Y colorín colorado este cuento se ha acabado. ¿Que pena no...? A veces los cuentos se hacen realidad y estamos en Navidad, pero no creo que sea este el caso.

María Pilar Laguardia | Para AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies