Un cambio de titularidad de empresas de servicios de Renfe dejará sin empleo a unas 300 personas

Desde CGT apuestan por la verdadera internalización de estos servicios, hoy día puesto en mano del sector privado, y que este personal pase a formar parte de la plantilla de Renfe o Adif, según servicios, y que su convenio de aplicación sea el mismo que para todos los ferroviarios y ferroviarias

Huelga

El Grupo Renfe, a través de su filial Logirail S.A. quiere asumir los servicios de atención al cliente y venta presencial en estaciones, que en la actualidad son prestados a través de licitación, por varias empresas como Ferrovial, Interserve, Eupraxia, Grupo Salzillo, etc. Y más de 1.400 trabajadores.

Un cambio de titularidad de empresas que debería llevarse a cabo con una subrogación de acuerdo al Art. 44 del Estatuto de los Trabajadores y el convenio de afectación, que vendría a garantizar la continuación de todos los puestos de trabajo necesarios y los derechos de toda la plantilla, pero que, sin embargo, se pretende hacer con una oferta de empleo público que tendrá como primeros resultados, la merma de poder adquisitivo de los trabajadores al aplicarse el actual convenio de Logirail y que alrededor de 300 trabajadores vayan a engrosar las listas del paro, o en el mejor de los casos, incluidos en una bolsa de contratación temporal a expensas de las necesidades puntuales de la empresa. En concreto en Zaragoza pasarían de 30 trabajadoras a jornada completa a 7, y 20 a jornada parcial.

“Una vez más, la búsqueda de ahorro de costes y el aumento del beneficio económico de las empresas, se pretende cargar sobre los bolsillos de la clase trabajadora”, señala el sindicato CGT. Unos hechos graves, que vienen a acrecentar la actual situación de esta plantilla, en la que actualmente se encuentra en ERTE el 50% del personal “y con verdaderas dificultades económicas”.

“Lo que desde la empresa matriz Renfe y su filial Logirail se pretende revestir de internalización de servicios, no es, sino una acción empresarial que aumentará la precariedad de estos trabajadores y trabajadoras”, opina CGT. Las condiciones de su actual convenio de sector de servicios auxiliares de empresas ferroviarias ofrece mejores condiciones laborales que el convenio de Logirail, que les sería de aplicación de llevarse a cabo este trasvase de personal, como pretende el Grupo Renfe.

Desde CGT apuestan por la verdadera internalización de estos servicios, hoy día puesto en mano del sector privado, y que este personal pase a formar parte de la plantilla de Renfe o Adif, según servicios, y que su convenio de aplicación sea el mismo que para todos los ferroviarios y ferroviarias.

Como medidas de protesta por parte de la plantilla, se van a llevar a cabo concentraciones en toda España el próximo día 30 en todas las estaciones dónde este personal presta servicios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies