Trump se convierte en el tercer presidente de EEUU en ser sometido a un 'impeachment'

La oposición demócrata en Estados Unidos aprobó este miércoles los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso en contra del presidente, Donald Trump, convirtiéndolo así en el tercer mandatario en enfrentar un juicio político en la historia del país. Sin embargo, el control republicano del Senado hace que no puede salir adelante.

Donald Trump. Foto: Michael Vadon

Los demócratas han hablado de someter a Trump a un impeachment desde que el presidente llegó al poder hace tres años tras una polémica campaña en la que, según la inteligencia estadounidense, recibió el apoyo de Moscú.

Con 230 votos demócratas a favor, 197 en contra (195 republicanos y dos demócratas) y una única abstención, la de la congresista demócrata Tulsi Gabbard, los cargos presentados en su contra por abuso de poder han salido adelante.

Tras una segunda votación, la Cámara de Representantes ha dado luz verde a los cargos de obstrucción al Congreso -que ya habían sido previamente aprobados por la Comisión Judicial- con 229 votos a favor y 198 en contra. La cámara necesitaba un mínimo de 216 votos para llevar al Senado el juicio político contra Trump.

En una sesión que ha durado seis horas, la Cámara de Representantes ha decidido dar el siguiente paso y abrir un juicio político en el Senado que podría acabar con el cese de Trump.

Los representantes demócratas actuarán de fiscales, los senadores de jurado y el juez será el magistrado jefe del Tribunal Supremo, John Roberts. Trump, por su parte, enviará a abogados para que le defiendan.

Se espera que el juicio político arranque a principios de enero, pero la probabilidad de que Trump termine destituido es ínfima ya que, a diferencia de la Cámara Baja, los republicanos dominan el Senado con 53 legisladores frente a 47 y, además, las normas del impeachment requieren de una mayoría de dos tercios.

Trump se convierte así en el tercer presidente de la historia de EEUU en enfrentar un juicio político después de Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998, ambos absueltos. Richard Nixon en 1974 también enfrentó un proceso de destitución, pero renunció al cargo antes de que la Cámara de Representantes votase los artículos de impeachment en su contra.

Trump no ha tardado en cargar contra el Partido Demócrata. Minutos después de que se aprobaran los cargos en su contra de abuso de poder y obstrucción al Congreso, durante un mitin en Battle Creek (Michigan), ha afirmado: "A través de sus acciones depravadas de hoy, los locos demócratas de Nancy Pelosi se han señalado con una marca eterna de vergüenza", en referencia a la presidenta de la Cámara Baja.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies