Tras el laudo, AUZSA tiene pocas razones para no readmitir a los 125 despedidos

El portavoz del grupo municipal de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, Juan Martín, ha estimado que la dirección de AUZSA “tiene pocas razones para no readmitir a los 125 trabajadores despedidos forzosos tras conocer el laudo arbitral dictado por la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos (CCNCC)”. El laudo dictado por el árbitro designado en la CCNCC recoge la congelación salarial de los trabajadores de esta contrata municipal durante los años 2014 y 2015 y también señala aplicar la congelación de la antigüedad de estos empleados. El texto del laudo señala que la inaplicación del aumento salarial es una …

Foto: AraInfo
Foto: AraInfo

El portavoz del grupo municipal de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, Juan Martín, ha estimado que la dirección de AUZSA “tiene pocas razones para no readmitir a los 125 trabajadores despedidos forzosos tras conocer el laudo arbitral dictado por la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos (CCNCC)”. El laudo dictado por el árbitro designado en la CCNCC recoge la congelación salarial de los trabajadores de esta contrata municipal durante los años 2014 y 2015 y también señala aplicar la congelación de la antigüedad de estos empleados.

El texto del laudo señala que la inaplicación del aumento salarial es una “medida razonable y proporcionada, a la vista de los datos económicos aportados por la empresa, ya que puede ser una buena herramienta para evitar que el deterioro de los resultados de la empresa pueda poner en cuestión su continuidad”. También califica de “razonable y proporcionada que la empresa aplique la congelación del complemento de antigüedad porque no afecta a la totalidad de los trabajadores y puede ser una buena herramienta para evitar que el deterioro de los resultados de la empresa pueda poner en cuestión su continuidad”.

En otro apartado recoge que “la reducción de actividad del servicio como consecuencias de las nuevas condiciones de la contrata genera dificultades que impiden el buen funcionamiento de la empresa y, como tal, hay que considerar el exceso de personal resultante de tal reducción. A estas dificultades la empresa puede hacer frente de diversas maneras, ya que tiene plena libertad para la adopción de las mismas”.

Ahorro de más de 7 millones

El laudo “ahorra a la empresa más de 7 millones de euros anuales”, ha indicado Martín para añadir que los costes laborales para AUZSA bajan un diez por ciento porque frente a los 53 millones de euros previstos se sitúan en 47,5 millones para este ejercicio porque además, el despido de 153 empleados conlleva un ahorro de 6,6 millones de euros, a los que suman los 1,1 millones de euros anuales que la empresa no gastará al no aplicar el convenio durante los años 2014 y 2015.

Tras exponer estos datos, Martín ha considerado que “AUZSA tiene pocas razones para no llegar al acuerdo que ya han firmado el Ayuntamiento de Zaragoza y el comité de empresa que tiene coste cero para la empresa y que pasa por aumentar en 500.000 kilómetros la red del servicio y congelar los sueldos durante 2014 y 2015, años en los que se readmitiría a los 125 despedidos forzosos”. Su impresión es que el contenido del laudo “ha producido un escenario final, que no se si recurrirán las partes, pero es un paso definitivo para alcanzar el acuerdo”.

CHA ha reclamado que se vuelva a reunir la dirección y el comité de empresa “a la mayor brevedad posible para que reincorporen los trabajadores despedidos en el plazo que acuerden las partes para dejar claro que mientras tanto los presupuestos municipales de 2014 tendrán que esperar”. Martín ha dejado claro que “no nos sentaremos a negociar con el equipo de gobierno los presupuestos de 2014 hasta que no se readmitan a los 125 trabajadores despedidos involuntarios”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies