Economía

Tras dos semanas de movilización el 15M Uesca cierra un acuerdo con el banco sobre la hipoteca de Ana y Jesús

Tras casi dos semanas de movilizaciones ante el banco, el Grupo de Vivienda del 15M de Uesca consiguió ayer, 14 de noviembre, que Ibercaja aceptase la última propuesta realizada por la familia de Ana y Jesús, para «cerrar un capítulo de su vida marcado por una hipoteca que no podían pagar desde que esté perdió...
| 15 noviembre, 2013 08.11
El acuerdo, que supone una condonación sustancial de la deuda, ha de permitir a la familia cerrar un capítulo de su vida marcado por una hipoteca que no podían pagar desde que esté perdió el trabajo por una enfermedad. Foto: 15M Uesca

Foto: 15M Uesca

Tras casi dos semanas de movilizaciones ante el banco, el Grupo de Vivienda del 15M de Uesca consiguió ayer, 14 de noviembre, que Ibercaja aceptase la última propuesta realizada por la familia de Ana y Jesús, para «cerrar un capítulo de su vida marcado por una hipoteca que no podían pagar desde que esté perdió el trabajo por una enfermedad».

Esta misma propuesta, que había sido rechazada por la entidad bancaria el pasado lunes, forzando a los activistas antidesahucios a movilizarse de nuevo, supone una «condonación sustancial de la deuda» que, considera la familia, les permitirá comenzar de nuevo sin ser tener que invertir su energía de por vida para pagar a un banco, a pesar de perder su vivienda.

“Todo el mundo lo sabe, en materia hipotecaria no existe el derecho a empezar de cero, hay que pelearlo”. Ésta frase de una activista del 15M a principio de la jornada de este 14 de noviembre, marca el espíritu que vivía -ante la oficina de Ibercaja- el barrio del Perpetuo Socorro de Uesca. De un lado, Ana y Jesús acompañados por decenas de personas decididas a quedarse en la puerta del banco para conseguir una solución ante una situación que consideraban injusta; y del otro, la entidad bancaria, que después de varios meses negándose a hacer un estudio de dación en pago que se le reclamaba, había estado planteando propuestas imposibles de asumir para la pareja y sus hijos que viven con una pensión por una invalidez permanente.

“El peso de la actual ley hipotecaria, que deja desprotegidos a los deudores y asegura el cobro a las entidades financieras, no nos deja a la gente otro camino que organizarnos y luchar para defender nuestro derechos y conseguir una vivienda que nos permita vivir con dignidad”, decía una portavoz mientras en el interior de la oficina se desarrollaba un nuevo encuentro negociador, que había sido concertado a raíz de la protesta realizada el miércoles. Hora y media después llegaba la alegría para los ciudadanos y ciudanadas que esperaban con sus pancartas en el exterior, al saber que se había cerrado el acuerdo que la familia había llevado a la mesa de diálogo y que debería permitirles reemprender su vida sin una deuda impagable.

“Esta familia y el Grupo de Vivienda del 15M Uesca llevamos meses trabajando para cambiar en este caso el resultado de una ecuación que es, por desgracia, una constante en muchos hogares del Estado español: hipoteca más desempleo, igual a desahucio”, señalan desde este colectivo. “Y si te desahucian, más allá de perder tu casa y lo que ya le has pagado al banco, comienza tu nueva vida como moroso”, precisa. “Así las cosas, hace días decidimos salir a la calle para conquistar el derecho a empezar de cero, sin deuda, para Ana y Jesús. A esta decisión le precedieron muchas visitas a la oficina de Ibercaja, en las que se expusieron la situación de la familia y la imposibilidad de pagar. La entidad bancaria se mantuvo impasible hasta que empezamos las protestas”, relatan.

Durante estas dos semanas ha habido mesas informativas, recogidas de firmas -“en solo tres días se recogieron más de 800 firmas de apoyo de las y los vecinos del barrio”- y concentraciones en la puerta del banco. “Gracias a estas movilizaciones en la calle ha habido, simultáneamente, intentos de negociación; que fueron fallidos hasta ayer porque las ofertas del banco no libraban a esta familia de una deuda vitalicia”, narra el 15M.

Ayer por la mañana recogieron “los frutos de la presión social, del trabajo colectivo y del apoyo mutuo: la propuesta de la familia ha sido aceptada sin peros por la entidad. Es una victoria conseguida, indiscutiblemente, gracias a la presencia y la firmeza incansables de muchas personas”, concluyen.

15 noviembre, 2013

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR