La tortura, los malos tratos y las muertes bajo custodia continúan existiendo en el Estado español

Así se desprende del último informe publicado por la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura (CPDT) del año 2015. 232 personas sufrieron agresiones, torturas y/o malos tratos en 128 situaciones distintas a lo largo del 2015 en el Estado español.

Foto: Ekinklik

232 personas sufrieron agresiones, torturas y/o malos tratos en 128 situaciones distintas a lo largo del 2015 en el Estado español. Dichas agresiones se produjeron bajo custodia de funcionarios de la administración (comisarías, cuarteles, prisiones u otros centros de privación de libertad) y/o en el transcurso de intervenciones policiales (represión de manifestaciones, etc.).

Así se desprende del último informe publicado por la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura (CPDT) -compuesta por medio centenar de colectivos como la Asociación para la Defensa de los Derechos de la Infancia, Asociación Contra la Tortura, Asociación Libre de Abogados y Abogadas de Zaragoza, Behatokia (Observatorio Vasco de Derechos Humanos), CAES (Centro de Asesoría y Estudios Sociales), Campaña por el cierre de los CIE´s, Comisión Legal Sol, Grupo 17 de Marzo, Iridia, Jaiki-Hadi, Salhaketa o SOS Racisme Catalunya, entre otros-, del año 2015.

Este nuevo informe anual, el duodécimo consecutivo, constata que estas prácticas deleznables se siguen cometiendo en el Estado español, y en algunas ocasiones con total impunidad. La definición de tortura según la Convención de la ONU consiste en, “todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instancia suya o con su consentimiento”.

El cuadro muestra como las denuncias aumentan y disminuyen sin que pueda observarse ninguna tendencia reseñable. Lo mismo ocurre con las situaciones de tortura y/o malos tratos, si bien con una menor variabilidad. En este sentido, la CPDT reconoce que ”esto obliga a reflexionar sobre las distintas coyunturas que se ocultan en estos datos y que habrá que valorar en un análisis más pormenorizado, algo que se hace con profundidad en el informe completo, especialmente a la hora de valorar la disminución de situaciones y, sobre todo, de personas afectadas, en el año 2015".

                                      Personas agredidas entre los años 2004 – 2015

Sin título

En los 11 informes presentados por la CPDT entre los años 2004 y 2015 hemos conocido 3.261 situaciones en las que 7.812 personas se vieron afectadas. La Coordinadora recuerda que estas cifras no coincidirán con el número de causas penales abiertas por tortura y/o malos tratos, dado que un mismo caso o situación puede dar lugar a una o a varias causas judiciales.

Al mismo tiempo afirma, “como en años anteriores, no se han tenido en cuenta todas las denuncias de torturas y/o malos tratos de las que se tuvo conocimiento durante el año 2015: algunas han sido excluidas del informe por petición expresa de las personas afectadas, otras porque la información recibida era insuficiente o no estaba totalmente contrastada”.

De 194 situaciones en 2014, se ha pasado a 128 en 2015, lo que supone una disminución de un 34%. De la misma forma, las personas que han sufrido agresiones en 2015 suponen una cuarta parte de las agredidas en 2014. Se ha pasado de 961 personas agredidas en 2014, a 232 en 2015.

"También hay que tener en cuenta que un importante número de casos de tortura y/o agresiones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) o Funcionarios de Instituciones Penitenciarias (FIIPP), no se denuncian nunca, ni ante los tribunales de justicia ni ante ninguna otra instancia, pública o privada, especialmente por parte de colectivos como el de las personas migrantes y/o presas, u otros de especial vulnerabilidad social como las personas sin hogar", subraya la CPDT.

Sin título 2

El cuadro muestra la distribución territorial de los datos e insisten, desde la Coordinadora, en que “las situaciones aquí presentadas son sólo una parte de la realidad, una parte limitada por varios aspectos que vienen reflejadas en el informe completo”. Además subrayan, “dada la importancia de las denuncias recibidas desde la Frontera Sur (especialmente Ceuta y Melilla), en el informe se incorporan un análisis de la situación específica de esta área geográfica, junto con otros artículos monográficos en los que se estudian los ámbitos de mayor preocupación para la CPDT en el último año: el uso del derecho penal con fines políticos, el aislamiento penitenciario (tanto en las cárceles administradas por el Ministerio del Interior como las dependientes de la Generalitat de Catalunya), el derecho a la salud en prisión, el trato recibido por los Menores No acompañados y la situación de las vallas de Ceuta y Melilla”.

Así pues, y volviendo al cuadro anterior, según el informe, Euskal Herria con 54 es el territorio donde más personas se ven afectadas por casos de tortura y/o malos tratos, seguido por Madrid con 28, Andalucía con 24 y Galiza con 23. Mientras, en Aragón se registraron, según el informe, dos situaciones (una con el CNP y una con funcionarios de prisiones) en las que se vieron afectadas 2 personas.

Distribución según circunstancias del agredido

Por otra parte, por cuarto año consecutivo se produce una disminución importante en el número de denuncias presentadas por tortura en situaciones de detención incomunicada. Aunque si bien es cierto, pese a dicha disminución en número absoluto, siguen existiendo este tipo de denuncias por malos tratos y vejaciones en esta situación de detención incomunicada, lo que lleva una vez más, a exigir su abolición. Asimismo, también disminuye considerablemente el número de personas migrantes que sufren este tipo de agresiones respecto al informe del año pasado. Y por último, existe un importante descenso de las denuncias por agresiones en el transcurso o con motivo de movilizaciones sociales respecto al año anterior.

Circunstancias de los

Agredidos

Situaciones Personas
Detención incomunicada 0 0
Movilizaciones sociales 19 89
Migrantes 28 50
Personas presas 36 37
Personas menores 10 19
Otras situaciones 44 58

Denuncias según funcionarios denunciados en 2015

"Este cuadro confirma la situación vista al hablar de las movilizaciones sociales y las personas migrantes: la reducción de situaciones y de las personas afectadas, en general. La única novedad respecto a informes de años anteriores es la aparición de un apartado 'otros', en el que se recogen las denuncias contra el personal de seguridad de los Centros de Estancia Temporal de Migrantes que, aunque son seguridad privada, actúan como autoridad pública y son considerados Fuerzas de Seguridad del Estado", recuerda la CPDT.

En el informe de este año se recoge, por primera vez, una recopilación de las sentencias dictadas por delitos de torturas, lesiones, delitos contra la integridad, malos tratos, etc. "En total, hemos conocido 95 sentencias, de las que 43 son condenatorias y 52 absolutorias. En total, durante el año 2015 un total de 68 funcionarios han sido condenados por la comisión de algún tipo de tortura, malos tratos, lesiones y/o atentado contra la integridad física de las personas durante el desempeño de sus funciones en el Estado español", añade la Coordinadora.

Cuerpo agresor Situaciones Personas
C. Nacional Policía 38 67
Guardia Civil 18 34
Mossos d’Esquadra 5 5
Ertzaintza 4 47
Policías Locales 23 36
F. Prisiones 36 37
Centros de Menores 3 3
Otros (CETI) 2 3

Muertes bajo custodia del Estado español

Según el informe de la CPDT, en el año 2015, se tuvo noticia del fallecimiento de 30 personas mientras se encontraban bajo custodia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) o del personal de algún otro espacio de custodia público, o por su actuación directa durante intervenciones policiales, por ejemplo, por efecto de sus disparos.

Según los datos que constan en la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura, desde el 1 de enero de 2001 hasta el 31 de diciembre de 2015, se ha tenido constancia directa de 616 fallecimientos en estas circunstancias, “y si bien somos conscientes de que muchas de ellas no merecen reproche penal e incluso que algunas de ellas responden a accidentes ‘inevitables’, creemos que otras responden a negligencias, a fallos en la salvaguarda del derecho a la salud y la integridad física de las personas bajo custodia o a las propias condiciones higiénico sanitarias de la misma, motivos que nos llevan a preguntarnos cuándo y cómo se pondrá fin a esta situación”, matizan desde la CPDT.

Fallecimientos bajo custodia

  Fallecimientos
F. Prisiones 17
CNP 6
Guardia Civil 2
P. Local 1
Ertzaintza 2
Mossos d’Esquadra 1
F. Centro menores 1
TOTALES 30

En el informe completo también se incorpora una recopilación de las sentencias conocidas en respuesta a las demandas penales o civiles interpuestas por los fallecimientos bajo custodia conocidas durante los últimos años. Para ver el informe completo y el resumen: http://www.prevenciontortura.org/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR