#Brexit  Mundo

May supera la moción de censura por 19 votos presentada por el laborista Corbyn y busca un plan alternativo antes de lunes

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha recabado este miércoles el apoyo suficiente de la Cámara de los Comunes para superar la moción de censura presentada el martes por el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, tras la histórica derrota del Gobierno de Londres en la votación sobre el acuerdo del Brexit. May tiene ahora de plazo hasta el lunes para presentar un plan alternativo que será debatido y votado por la Cámara de los Comunes el 29 de enero.
| 16 enero, 2019 21.01 | Última modificación: 17 enero, 18.00 horas
May supera la moción de censura por 19 votos presentada por el laborista Corbyn y busca un plan alternativo antes de lunes
Foto: Number 10 (CC)

La votación se ha saldado con 306 votos a favor de la caída del Gabinete de May y 325 en contra, siete más de los 318 que eran necesarios para inclinar la balanza. Esta vez, todos los diputados conservadores (314), así como diez unionistas del del Partido Democrático Unionista (DUP) y un independiente, han arropado a la mandataria británica.

Acto seguido, May ha ratificado su intención de cumplir la «solemne promesa» que hizo al llegar a Downing Street: sacar a Reino Unido de la Unión Europea. De este modo, la “premier” avanzó que desde este jueves mantendría conversaciones con diputados y diputadas de distintos partidos a fin de desbloquear la crisis del Brexit, después de que el Parlamento rechazase su acuerdo negociado con Bruselas.

May tiene ahora de plazo hasta el lunes para presentar un plan alternativo que será debatido y votado por la Cámara de los Comunes el próximo 29 de enero, dos meses antes de que venza el plazo para que Reino Unido abandone la UE con o sin un acuerdo.

Aunque hasta el momento no se ha concretado nada de ese “plan B”, la primera ministra podría volver a Bruselas para renegociar el acuerdo, aunque los estados miembros de la UE ya han dejado claro que la negociación ha terminado. Un posibilidad compartida desde las filas “tories”, por el ex ministro de Exteriores Boris Johnson, uno de los opositores internos de May y su Brexit y por la líder del DUP, Arlene Foster.

Otra posibilidad de May es solicitar al bloque comunitario una prórroga de los plazos para evitar que el 29 de marzo, fecha prevista para el Brexit, llegue sin que las partes hayan pactado un divorcio amistoso, aunque este es el escenario que todos quieren evitar. Según The Guardian, la UE se prepara para aplazar hasta julio, en lugar de la fecha del 29 de marzo, la entrada en vigor del Brexit. Aunque también se abre la posibilidad de un Brexit sin acuerdo.

La última alternativa pasa por dar marcha atrás explorando para ello un segundo referéndum sobre el Brexit, algo que May ya ha dejado claro que no piensa hacer, aunque el Tribunal de Justicia de la UE dictaminó en diciembre que Reino Unido tiene derecho a paralizar todo el proceso de forma unilateral, sin consenso previo con sus todavía socios.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha abogado por esta opción. «Ya se ha perdido demasiado tiempo. Es hora de parar el reloj del artículo 50 y devolver este tema al electorado», ha reclamado en Twitter. «Escocia votó por permanecer en la UE y no deberíamos ser arrastrados en contra de nuestra voluntad», ha añadido.

De hecho, según avanza The Guardian, el líder del SNP escocés en Westminster, Ian Blackford, ha confirmado que participaría en las conversaciones entre partidos si May pudiera confirmar «que la extensión del artículo 50, una resolución de un Brexit sin acuerdo y la opción de un segundo referéndum de la UE formarán la base de esos debates».

16 enero, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR