Movimientos

Suspendida la subasta de José Fabián mientras otras 6 familias de Zaragoza esperan su desahucio

Las ejecuciones hipotecarias en Aragón se mantienen en un ritmo inaceptable en una sociedad democrática, solo en la capital se consuman cinco desahucios cada día. Pero afortunadamente, frente a la inacción del gobierno del Estado español para cambiar la Ley Hipotecaria, la movilización social ha permitido que los desahucios de los afectados por la hipoteca que están organizados en las plataformas sean prácticamente inexistentes gracias a la presión social sobre las entidades financieras.
| 2 febrero, 2015 20.02
Foto: Stop Desahucios Fraga

Foto: Stop Desahucios Fraga

Las ejecuciones hipotecarias en Aragón se mantienen en un ritmo inaceptable en una sociedad democrática, solo en la capital se consuman cinco desahucios cada día. Pero afortunadamente, frente a la inacción del gobierno del Estado español para cambiar la Ley Hipotecaria, tal y como se planteó en la ILP promovida por Stop Desahucios y como exigen las recomendaciones realizadas desde la UE, la movilización social ha permitido que los desahucios de los afectados por la hipoteca que están organizados en las plataformas sean prácticamente inexistentes gracias a la presión social sobre las entidades financieras.

Desde Stop Desahucios Zaragoza señalan que “el mantenimiento constante de las ejecuciones hipotecarias significa que la banca continúa acumulando más y más viviendas al mismo tiempo que la sociedad vive una emergencia habitacional. Al mismo tiempo, venimos alertando desde hace meses: los desahucios por no poder pagar el alquiler están aumentando y a día de hoy son cientos de familias en Zaragoza y el resto de Aragón las que se enfrentan a la pérdida de su vivienda”.

“Al mismo tiempo está claro que la cacareada ‘recuperación económica’ no llega a las de abajo y cada vez son más las familias que engrosan la cifra de excluidos sociales. Primero dejan de pagar a hacienda o la seguridad social, las facturas de luz, agua, teléfono,…, quedando como morosos ante empresas, bancos y administraciones. Finalmente dejan de pagar el alquiler dedicando los últimos recursos a alimentar a su familia”, explican desde Stop Desahucios.

En este sentido, Stop Desahucios explica el caso de José Fabián como ejemplo de otros muchos similares: “el lunes pasado acudió a nuestra asamblea José Fabián. Durante diez años pagó la hipoteca que contrató con la CAI hasta que la situación de desempleo, como ocurre con la mayoría de las familias que acuden a nuestras asambleas, hizo imposible continuar pagando hace dos años. Intentó sin éxito llegar a un acuerdo con la entidad y CAI inició procedimiento de ejecución hipotecaria, el 4 de febrero estaba señalada la subasta de su vivienda. Nos pusimos en marcha y a día de hoy la subasta está suspendida y José Fabián ha entrado a formar parte de la negociación colectiva que Stop Desahucios Zaragoza mantiene con Ibercaja”, detallan como un ejemplo más “de que la lucha sirve y que juntos y unidos: sí, se puede”.

“Estas familias no son responsables de su situación de desempleo, de la crisis-estafa que están sufriendo. La respuesta de las administraciones, que deberían de cumplir con la responsabilidad pública de dar una solución a esta situación, son parches que no garantizan la solución. La falta de legislación y un parque público de vivienda insuficiente hace imposible que estas familias puedan salir adelante. Mientras tanto las ejecuciones hipotecarias continúan convirtiendo a la banca en la mayor inmobiliaria con cientos de miles de pisos vacíos”, denuncian desde Stop Desahucios.

Continúa Stop Desahucios Zaragoza informando como en su ‘Asamblea de Alquiler-Vivienda’ para el mes que comienza ya hay 6 familias con fechas de desahucio marcadas, alguna de ellas aplazada desde enero. “Todas ellas han solicitado en los juzgados acogerse al convenio de colaboración DGA, CGPJ y FAMCP sin que por el momento tengamos una solución desde las administración aragonesa a esta solicitud”, señalan. Estas familias tiene nombre y rostro, “se trata de: Wuday y Mohamed junto a sus 5 hijos, de María José y sus dos hijas, de Oscar con su mujer y sus dos hijos, Francisco con su mujer y sus dos hijos, Shura y Oscar y sus dos hijos, Jalal y Rachida y sus dos hijos”, explican.

“No es tolerable que la falta de legislación y las trabas administrativas dejen a estas familias sin una solución. La situación de emergencia social hace imprescindible que se tomen medidas urgentes”, y desde Stop Desahucios Zaragoza junto al resto de las plataformas de Aragón han iniciado la campaña ‘Aragón sin Desahucios’, con la que exigen al Gobierno de Aragón “un decreto que garantice la moratoria de los desahucios a deudores de buena fe así como el realojo de las familias que no puedan pagar su alquiler. Exigimos también un parque público de vivienda suficiente para acoger a las familias en riesgo que han solicitado vivienda de alquiler social. Pedimos la expropiación de uso de las viviendas vacías del banco malo y de la banca rescatada por todos”.

2 febrero, 2015

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR