Sultana Jaya denuncia abusos sexuales y agresiones

Sultana y El Ouara Jaya son dos hermanas saharauis que cada día suben a la terraza a ondear la bandera de la RASD. Viven en Bojador, en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

Sultana Jaya. Foto: Sahara Press Service

El 19 de noviembre de 2021 cumplieron un año de confinamiento y aislamiento del mundo exterior impuesto por las fuerzas de ocupación marroquíes como represalia a su activismo. En varias ocasiones los paramilitares han irrumpido en la casa familiar, donde también viven la madre y otra hermana, siempre de noche, sobre las 4.00 horas. Entran en tropel, destrozan todo, muebles, enseres, comida. Y agreden a las personas, unas veces violando, otras desnudándolas, abusando sexualmente por todo su cuerpo, pegándolas también. La penúltima vez inocularon a Sultana una sustancia desconocida mediante una inyección.

En una ocasión, les apretaron contra la cara un trapo impregnado de algo que les hizo contraer el COVID. Ya se lo avisaron: en 10 días, muertas. Sultana estuvo muy enferma pero lo superó. Su hermana Um-Almumnin también contrajo el COVID después del ataque.

Les rocían la casa con agua de mofeta, un producto con un olor insoportable que no se va y que hace la vida irrespirable en la casa. Les cortan la luz y el agua.

Esta noche ha vuelto a pasar. Han asaltado la casa a las 4.00 horas. En un vídeo, Sultana denuncia abusos sexuales, agresiones, de nuevo una inyección de contenido desconocido.

Los paramilitares han precintado la puerta de la azotea para que las hermanas Jaya no puedan subir a ondean las banderas. Cada vez van añadiendo una ocurrencia nueva en los ataques. Ahora han echado un producto desconocido al pozo de agua de la casa.

De palabra y de hechos, Sultana está amenaza de muerte por las fuerzas de ocupación marroquíes. Está exhausta tras tanta agresión. Aun así, no falla a su cita en la terraza, día tras día, ondeando la bandera de la RASD, sabiendo las consecuencias que ese desafío le acarreará. Pide ayuda a la comunidad internacional, a las instituciones. No hay respuesta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies