Economía

Stop Estigma: «El Gobierno de Aragón está desmantelando nuestra atención y servicio de la salud mental»

A finales del año pasado el Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón anunció su intención de reestructurar algunas de las Unidades de Salud Mental, trasladándolas al Centro de Salud de Valdespartera. Este consultorio absorbería la atención que hasta ahora se presta en el Centro de Salud de Casablanca y otros...
| 9 marzo, 2013 17.03
Centro de Salud Valdespartera donde se centralizarán los servicios de Salud Mental. Foto: Crónica de Aragón

Centro de Salud Valdespartera donde se centralizarán los servicios de Salud Mental. Foto: Crónica de Aragón

A finales del año pasado el Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón anunció su intención de reestructurar algunas de las Unidades de Salud Mental, trasladándolas al Centro de Salud de Valdespartera. Este consultorio absorbería la atención que hasta ahora se presta en el Centro de Salud de Casablanca y otros dos centros todavía sin especificar.

La Asociación Stop Estigma (Asociación de personas afectadas, profesionales y simpatizantes en lucha contra el estigma que llevan emparejadas las Enfermedades Mentales) denuncia que «este desmantelamiento de la atención ambulatoria es un atentado de graves consecuencias para nosotros, los pacientes y los profesionales». El nuevo modelo que se pretende adoptar «antepone la competencia entre proveedores y el control del gasto a nuestras necesidades médicas». La mercantilización de la Salud Mental ya está en marcha en Madrid, Asturies y Euskal Herria, resultando «un empeoramiento de nuestra atención y un gran beneficio para las empresas privadas adjudicatarias».

Stop Estigma recuerda que «pese a que actualmente las Unidades de Salud Mental se encuentran infradotadas, nos están prestando un servicio de calidad. La atención psiquiátrica que hemos recibido las y los pacientes hasta ahora ha tenido una orientación comunitaria basada en la proximidad de los centros a nuestros domicilios». Las Unidades de Salud Mental tienen una estrecha colaboración con los Centros de Atención Primaria y con otros recursos de los barrios y «esta coordinación se perderá con la concentración del servicio».

«Las consecuencias serían devastadoras y muy graves para nosotros que vamos a ser los primeros y mayores afectados como pacientes y para los profesionales que nos atienden, más largas listas de espera en nuestra atención, sobrecarga de esfuerzo y trabajo para los y las profesionales que quizá influya negativamente en darnos la atención adecuada y necesaria» advierte Mª Carmen Lafuente, presidenta de Stop Estigma.

Desde la Plataforma contra la privatización de la Sanidad de Aragón, donde asociaciones de profesionales y personas afectadas como Stop Estigma, El Volcán y AFDA están inmersas en ella, denuncian que «la política sanitaria de privatización del Gobierno de Aragón precariza nuestra atención, las condiciones laborales del personal sanitario y administrativo y genera exclusión. La falsa eficiencia del discurso de racionalización del gasto y la colaboración público-privada prioriza los intereses de las empresas privadas a nuestra salud».

9 marzo, 2013

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR