Sobre las bonificaciones en el IBI y el ICIO

En los últimos días estamos viendo como en Teruel se proponen bonificaciones sobre impuestos que pretenden potenciar la instalación en las viviendas y edificios de nuestra ciudad de sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de energía solar para el autoconsumo. Suena interesante pero es preciso conocer la naturaleza de los impuestos de cara a poder adoptar la decisión correcta. El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) grava el “valor de la titularidad dominial y otros derechos reales que recaen sobre bienes inmuebles” que se poseen en un municipio, y es el titular del inmueble o derechos quien debe hacer cargo …

En los últimos días estamos viendo como en Teruel se proponen bonificaciones sobre impuestos que pretenden potenciar la instalación en las viviendas y edificios de nuestra ciudad de sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de energía solar para el autoconsumo.

Suena interesante pero es preciso conocer la naturaleza de los impuestos de cara a poder adoptar la decisión correcta.

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) grava el “valor de la titularidad dominial y otros derechos reales que recaen sobre bienes inmuebles” que se poseen en un municipio, y es el titular del inmueble o derechos quien debe hacer cargo al impuesto, independientemente  de “qué sujeto ocupe su titularidad”. Además tiene “carácter objetivo”, ya que la carga del impuesto “atiende exclusivamente al valor” de la propiedad y no a las “circunstancias”.

Es decir, el IBI se paga por el hecho de tener propiedad sobre un inmueble y la cuantía se establece en función del valor de esta propiedad por la que se paga.

La norma que regula este impuesto establece una serie de bonificaciones obligatorias a aplicar desde los ayuntamientos, y otras potestativas, cuya aplicación depende de la voluntad de éstos.

El PSOE propone bonificar aquellos inmuebles que tengan instalados sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar, y es cierto que la ley lo permite, pero si lo que se pretende promover es la instalación de sistemas de autoconsumo fotovoltaico destinados a la reducción de emisiones y mejora del sistema de producción eléctrica no parece adecuado que sea la mera tenencia de propiedades con este tipo de instalaciones de ahorro y eficiencia energética lo que se deba bonificar.

Para fomentar que la propiedad de los edificios realice mejoras destinadas al ahorro energético mediante la instalación de sistemas de autoconsumo fotovoltaico lo que hay que hacer es establecer incentivos fiscales en aquellos impuestos que guardan relación directa, y el instrumento adecuado para ello es la bonificación del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), pues el hecho imponible de éste es el coste real de cualquier construcción, instalación u obra, y se abona tras la concesión de la necesaria licencia urbanística que permite realizar los trabajos.

Las propuestas de la oposición, además de tener encaje legal, han de ser coherentes con los valores que se dice defender. No parece muy “socialista” premiar el incremento del valor de una propiedad amparándose en los Objetivos de Desarrollo Sostenible cuando existen otras herramientas para rebajar la carga fiscal a las familias menos acaudaladas.

En síntesis, lo que proponemos es que si una comunidad acomete obras en su tejado e instala placas solares para el autoconsumo de sus vecinos y vecinas pueda ahorrarse los impuestos municipales asociados a esa obra de mejora de la eficiencia energética del parque inmobiliario de nuestra ciudad, pero no aquellos que se pagan por tener en propiedad un piso, que es lo que propone el PSOE.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies