Sindicato policial demanda a joven del SEI de Zaragoza y a Izquierda Diario por "calumnias e injurias" a la UAPO

El sindicato mayoritario de la Policía Local de Zaragoza, CSL-CIPOL, acusa a Jorge Remacha -estudiante de Historia de la Universidad de Zaragoza, redactor del diario y secretario general del SEI- y a La Izquierda Diario de "calumnias e injurias graves" por un artículo publicado en julio de 2015 en este medio

El jueves 6 de octubre, el Sindicato de Estudiantes de Izquierda (SEI) de Zaragoza recibió en su sede una comunicación del Juzgado de Primera Instancia Nº 19 de Zaragoza con una citación a nombre de La Izquierda Diario y Jorge Remacha, estudiante de Historia de la Universidad de Zaragoza, redactor del diario y secretario general del SEI.

En la misma se informaba de la presentación de una demanda por parte de CSL-CIPOL. El sindicato mayoritario de la Policía Local de Zaragoza acusa a Jorge Remacha y a La Izquierda Diario de "calumnias e injurias graves" por un artículo publicado en julio de 2015 en este medio.

"En dicho artículo, se informaba de las denuncias de varios casos de violencia policial por parte de la Unidad de Apoyo Operativo (UAPO) de la Policía Local de Zaragoza y el autor brindaba su opinión política sobre la necesidad de disolver esa fuerza", asegura en una nota de prensa La Izquierda Diario.

"Sobre la UAPO -añade la nota-, creada en 2007, pesan un buen número de denuncias por abusos, especialmente a la juventud y personas inmigrantes, casos que han sido documentados por la Asociación Derechos Civiles 15M, entre otros organismos, y que han tenido amplia cobertura mediática".

La demanda contra Jorge Remacha e Izquierda Diario se realiza poco después de que este mismo sindicato policial haya interpuesto una querella por injurias y calumnias contra los responsables de CCOO del Ayuntamiento de Zaragoza.

Desde Izquierda Diario consideran esta demanda "como un intento de intimidación y censura a los medios que informan de las denuncias de abusos de esa fuerza policial y contra todas aquellas personas que expresan opiniones críticas al accionar de la policía local".

"Según consta en medios locales, un sindicato policial de Zaragoza propuso destinar agentes a controlar las redes sociales e internet para detectar las menciones negativas sobre este organismo y 'actuar en consecuencia' (¡sic!). Esto lo informaba un artículo publicado el pasado 4 de junio de 2016 en El Periódico de Aragón", recuerdan desde La Izquierda Diario.

En el artículo se apuntaba: "Así, según apuntaron fuentes de CSL y CSIF, los componentes de la UAPO se encuentran sin mucho que hacer, con un futuro incierto y con cierta sensación de falta de apoyo por parte de la Jefatura. De hecho, uno de los sindicatos ha presentado una propuesta para que los mandos sigan las informaciones aparecidas en los medios y en los comentarios de internet que puedan dar una mala imagen del cuerpo, y 'actúen en consecuencia".

Desde La Izquierda Diario se preguntan: "¿Qué quiere decir que controlarán internet y actuarán 'en consecuencia'? ¿Es una amenaza velada? Así lo han denunciado organizaciones defensoras de los derechos civiles que valoraron esta propuesta como una actitud criminalizadora, que ataca la libertad de expresión y de asociación".

Según afirman en la nota de prensa: "Todo indica que esta demanda contra Izquierda Diario y Jorge Remacha forma parte de un intento sistemático de acusar a medios y organizaciones sociales de 'calumnias e injurias' toda vez que se haga una mención negativa sobre el accionar de la policía local".

"Al mismo tiempo -sostienen-, la demanda contra Jorge Remacha e Izquierda Diario se produce en un marco político en el que esta misma semana, los ediles del Partido Popular y Ciudadanos en el consistorio de Zaragoza han cuestionado a las autoridades del Ayuntamiento de Zaragoza en Común por haber permitido la realización de una fiesta 'antirrepresiva'" convocada por la Asociación de Derechos Civiles 15M en un solar de propiedad municipal, en cuyo cartel de convocatoria se planteaba la demanda de la disolución de la UAPO".

El día 27 de octubre está fijado el acto de conciliación. "El sindicato policial exige condiciones inaceptables para no interponer la querella criminal, ya que piden una retractación y una disculpa pública. Condiciones inaceptables ya que esto no sería más que faltar a la verdad y permitir que este ataque a la libertad de expresión siente un nuevo precedente", afirman.

Por este motivo, han querido "hacer llegar al conocimiento de los colectivos sociales, organizaciones de defensa de los derechos civiles y medios de comunicación, lo que constituye a nuestro juicio un intento de amedrentamiento y avasallamiento contra la libertad de expresión y la libertad de asociación". Y concluyen: "Apelamos a vuestra solidaridad y la difusión lo más ampliamente posible de este caso".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR