#28jLGTBIQ+  Altavoz

Ser lesbiana en la esfera pública

El movimiento LGBTI sufrió en la década de los 80 una despolitización considerable. El movimiento por la liberación sexual acaecido durante los años 70 (ver los disturbios de Stonewall) consiguió vincular esta lucha con reivindicaciones políticas más amplias que conectaban con el resto de la sociedad. El sistema reconoció el peligro del movimiento y consiguió...
| 25 junio, 2014 07.06

Mujer Lesbiana InvisibleEl movimiento LGBTI sufrió en la década de los 80 una despolitización considerable. El movimiento por la liberación sexual acaecido durante los años 70 (ver los disturbios de Stonewall) consiguió vincular esta lucha con reivindicaciones políticas más amplias que conectaban con el resto de la sociedad.

El sistema reconoció el peligro del movimiento y consiguió insertarlo dentro del funcionamiento de la sociedad capitalista (mercado rosa, etc.).

¿Qué papel jugaron, y juegan, las lesbianas dentro del movimiento de liberación? Durante los años 70, los gays tomaron un papel relevante: estaban en las cabeceras de las manifestaciones, daban los mítines y tenían un protagonismo mucho mayor que las lesbianas. Esto se explica fácilmente: ser hombre está “mejor valorado” que ser mujer. Renunciar a la heterosexualidad es grave, significa traicionar el rol de género otorgado; pero ¿por qué no es igual que una mujer renuncie a su heterosexualidad?

A primera vista, parece que los gays sufren una mayor opresión a este respecto; han sido los más criminalizados, los más apaleados, los más perseguidos, etc., por eso tomaron más protagonismo. Las mujeres han estado en el espacio privado, los cuidados y el afecto: que una mujer bese o dé la mano a otra se considera algo “normal”.

Esta opresión es silenciosa, invisibilizadora, porque se juzga a la mujer como inmadura, inestable. Si un hombre dice ser gay hay una reacción segura: es una decisión seria, irreversible. Si una mujer dice ser lesbiana o bisexual, la mayoría de las veces se espera que en algún momento “se canse”, que vuelva a la “normalidad”.

La necesidad de reivindicarnos como lesbianas en la esfera pública estriba en visibilizar que existimos, que somos activistas, sindicalistas, luchadoras… y lesbianas; y que nuestra elección sexual también es una cuestión política, como todo lo anterior.

Si el sistema nos invisibiliza, saldremos valientes de nuestros armarios. Como mujeres necesitamos reapropiarnos del espacio público, como lesbianas también.

Luna Rodríguez, activista por los derechos LGTBI y militante de En lucha | Publicado en el Periódico En lucha | Para AraInfo

25 junio, 2014

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR