Según el fiscal Shapiro, el Vaticano encubrió los abusos sexuales de menores en Pensilvania

La investigación realizada por el fiscal general del estado estadounidense revela que al menos seis diócesis de Pensilvania enviaban informes sobre los abusos sexuales a menores cometidos por los clérigos

Foto: Wikipedia

El Vaticano estaba al corriente del encubrimiento de abusos sexuales a menores cometidos por sacerdotes católicos en el estado de Pensilvania. Eso es lo que ha afirmado, Josh Shapiro, el fiscal general estado del país americano en dos apariciones televisivas.

Shapiro ha tenido acceso a distintos archivos secretos que demuestran que obispos locales compartieron información con la sede del Vaticano en Roma y sus líderes.

El fiscal general ha asegurado que durante los más de 70 años los obispos de Pensilvania negaron los casos de abusos sexuales a niños y niñas, sistemáticamente enviaban reportes al Vaticano. En su investigación, Shapiro añade que los curas católicos preparaban y abusaban de los menores. Dicha investigación se fundamente en archivos mantenidos por seis diócesis del estado estadounidense.

Pese a que el fiscal no ha señalado si el papa actual, Jorge Mario Bergoglio, conocía esos documentos, ha explicado durante sus apariciones televisivas que existen “ejemplos específicos en los que el Vaticano sabía de estos abusos y estuvo involucrado en el encumbramiento”.

“Cuando ocurría el abuso, los sacerdotes iban, y le mentían a los feligreses, le mentían a las fuerzas de la ley, le mentían al público, pero luego documentaban todo en archivos secretos que compartían frecuentemente con el Vaticano", ha añadido el magistrado de Pensilvania.

Solo hace medio mes, el 16 de agosto, el Vaticano calificó de “criminales” los abusos cometidos por los sacerdotes de Pensilvania. “La Iglesia debe aprender duras lecciones de su pasado y debería haber asunción de responsabilidad tanto por parte de los abusadores como por parte de los que permitieron”, consideraba el director de la oficina de prensa de la Santa Sede, Greg Burke.

Al parecer las altas jerarquías del mismo Vaticano podrían estar implicadas en el encubrimiento y será interesante ver si hay depuración de responsabilidades y acusaciones penales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies