Deportes

Se crecen ante los más grandes

Basket Zaragoza olvida sus altibajos y firma una actuación sobresaliente para vencer al Real Madrid por 17 puntos
| 1 diciembre, 2019 21.12
Se crecen ante los más grandes
Foto: @ACBCOM

Ya avanzado el tercer cuarto Walter Tavares, el gigantesco pívot del Madrid, abandonaba la cancha cabizbajo mientras se retiraba eliminado al vestuario -aunque luego volviera al banquillo-; al mismo tiempo Pablo Laso, el laureadísimo entrenador del Madrid, sentado, ponía cara de circunstancias, la misma que su alero Rudy Fernández. Los blancos no sabían dónde mirar. Esta vez no venían con juveniles, como en pretemporada, pero perdieron de 17 contra el Basket Casademont Zaragoza. No pasaron de 67 puntos y eso que, salvo excepciones, suelen arrasar por donde pasan; este domingo, no.

El mérito del Basket Zaragoza crece conforme avanza la temporada, pese a las lesiones y los defectos, que los sigue habiendo. Después de unas jornadas de altibajos en juego y resultados, de recibir algún que otro baño de realidad, el equipo de Porfirio Fisac tenía en casa cita ante uno de los mejores conjuntos del continente, si no el mejor por su palmarés en los últimos años. Y, como contra el Barça, victoria. Parece fácil, pero ante un baloncesto cada vez más desigual y marquetiniano, no lo es en absoluto.

Tras un inicio igualado y pararles en zona, el Madrid, de hecho, no existió en la segunda parte, sobre todo en los últimos minutos. Lograron empatar a 47 y desde entonces encajaron un parcial de 20 fruto, de nuevo, de una intensa defensa local y, además, de un mal día de los blancos, con innumerables pérdidas de balón y desacertados en el perímetro.

Los rojillos se gustaron, se dieron uno de los mayores homenajes imaginables. Hay que destacar nombres como el del joven Hlinasson, que se hizo más grande que nunca en la pintura; la dirección de Alocén ante el que será su equipo el próximo año y, sobre todo, a Nemanja Radovic. Sus duelos en el poste bajo fueron determinantes para decantar el duelo.

La actuación fue global -no hay que olvidar la intensidad y la osadía en ataque de Brussino, Ennis, algo menos que otros días Seeley y Benzing…- pero, como siempre que pasa algo así, todo se basa en el mérito del colectivo, una fe inquebrantable en la victoria y, ya casi es obvio recordarlo, en la dirección de un técnico impecable en casi todas las rotaciones y en insuflar una mentalidad que sobresale ante los más grandes.

«Si perdemos 17 balones y fallamos 9 tiros libres el partido es muy difícil de competir. Fuimos a remolque», dijo Laso en rueda de prensa. «Los jugadores han transmitido empuje, hemos tenido un muy buen ritmo», añadió Fisac, que quiso destacar en rueda de prensa especialmente a Hlinasson, con su juventud, como antídoto frente a la lesión de Fran Vázquez, del que nadie tuvo que acordarse este domingo.

Ocho victorias y tres derrotas. Vivos en Europa. La gente, contenta. Zaragoza en el mapa del baloncesto cada vez con más fuerza. Aún hay margen de mejora -sobre todo en la Champions- y vendrán los días difíciles, seguro, pero entonces habrá que acordarse de noches como esta.

1 diciembre, 2019

Autor/Autora

Periodista y licenciado en Historia. @jocasas78


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR